Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

sábado, 23 de abril de 2016

ADIÓS CAPILLITAS...

La verdad es que no se ni por dónde empezar ni tampoco quiero darle muchas vueltas a esto. Hace unos días diferentes motivos me hicieron recordar el momento en que dejé la banda del Rosario de Linares. Aún recuerdo como muchos no se lo explicaban, como yo, tan apasionado de esto dejaba ese mundo. Y la explicación fue muy sencilla, ya no disfrutaba con lo que hacía, cada día ir a ensayar era un suplicio y me lo tomé como una obligación que en verdad no lo era. Acabó Semana Santa y no quería ver la banda ni en pintura y eso me llevó a decidir que había cerrado una etapa, porque mi única pasión es la Semana Santa, y estando en ella, me da igual la forma en que la viva. Quizás piensan que soy como me dice mi viejo amigo el Cojo Saavedra, “a ver si vas a ser como la pólvora mala, que enseguida se va…”, quizás así lo soy pero bueno ya me da igual lo que piense la gente de mi.
¿Por qué todo esto? Como ven llevo ya más de un mes y de dos, que la intensidad de entradas ha bajado considerablemente. ¿Qué no puedo como antes? Quizás o no, seguramente lo que haya bajado es la pasión por venir a escribir y contarles cosas. Últimamente hay otras cosas de la vida que me alejan de esta pasión de tantos años y la verdad, les aseguro que las últimas entradas, incluso esta, no me satisfacían a la hora de realizarlas o más bien, mi alma no me pedía que estuviese ocupado en eso. Entonces eso trae bajar el nivel y sobre todo la desidia, pocas entradas; pocos visitantes y lo peor, o eso creo, que la gente deje de venir con asiduidad, algunos y no pocos me los he cruzado y me han dicho: “pufff llevo sin leerte meses”. Entonces ¿para qué escribir?
¿Cerrar Simplemente Capillita? Pues sí, no lo voy a borrar y tal vez nunca seré capaz de decir hasta aquí ha llegado, pero hoy mi alma y mi persona no me empujan a ocuparme de este rincón al que le debo, cumplir muchos sueños que ni ansiaba, yo la verdad solo tuve un sueño en esta vida cofradiera, que era conocer la Semana Santa de Sevilla, y gracias a Dios estoy lleno de ello, los demás vinieron sin pedirlo, sin ansiarlo y es algo que me debería hacer ver más positivamente los caminos que recorro por mi vida.

Llega el momento de una pará, y creo que necesaria por la simple razón de que escribo esto y no estoy llorando. Muchas gracias a todos los que me hicisteis sentir especial, incluso a los que despreciasteis mi persona, gracias a Dios os quiero a todos por igual, el capillita se duerme, después de tantos años de haber pasado de moda los blogs, creo que no ha estado mal lo que duró… me dicen que descanse y que vuelva cuando quiera, pudiera ser, pero creo que ya no sería en este formato, de esta forma, no sé… dejemos al tiempo que nos presente los nuevos medios de comunicación y a ver si tengo más ganas de contar cosas, yo me iré a la lectura que tengo atrasada, a ver otras cosas, a vivir la Semana Santa más para mí, para mi gente y a ser simplemente capillita donde nació todo, en la vida. Hace diez años que un símbolo para mi dijo a su gente “hasta siempre”, yo no lo diré, pero simplemente… adiós capillitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...