Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 20 de noviembre de 2015

CLAUSURA DEL CINCUENTENARIO Y CONFERENCIAS.

Actos y Cultos en honor de Ntra. Sra. de Zocueca, con motivo de la Clausura del Año del Cincuentenario de su nombramiento como Alcaldesa Honoraria y Perpetua de la M. N. y L. Ciudad de Bailén.
CICLO DE CONFERENCIAS:
Del 1 al 4 de diciembre a las 20.30h. Centro parroquial de La Encarnación.
- Día 1: “MADRE DE MISERICORDIA. LA MARÍA DEL MAGNÍFICAT”
A cargo del Rvdo. Sr. D. Juan Ignacio Damas López. Párroco in solidum y Director de la cura pastoral de Bailén.

- Día 2: “NUEVAS APORTACIONES AL ESTUDIO DEL ORIGEN DE NUESTRA SEÑORA DE ZOCUECA”
A cargo de D. Francisco Antonio Linares Lucena. Profesor de Secundaria y escritor.

- Día 3: “INVENTARIO, CATALOGACIÓN Y ESTADO DE CONSERVACIÓN DE LOS LIBROS CUSTODIADOS EN EL ARCHIVO DE LA REAL COFRADÍA DE NUESTRA SEÑORA DE ZOCUECA”
A cargo de Dña. María de los Ángeles Sanz García-Muñoz. Licenciada en historia, paleografía y ciencias y técnicas historiográficas.

- Día 4: “REPRESENTACIONES ARTÍSTICAS EN TORNO A LA ICONOGRAFÍA DE LA SANTÍSIMA VIRGEN DE ZOCUECA Y SU ORNATO PROCESIONAL”
A cargo de D. Juan Pedro Lendínez Padilla. Investigador de temática religiosa y cofradiera, autor del blog “Simplemente Capillita”.

CONCIERTO EXTRAORDINARIO:
Día 7 a las 19.00h. En el salón de actos de la Casa de la Cultura. A cargo de la Sociedad Filarmónica “Ciudad de Bailén”.
Donativo 2€.

DÍA 8: SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA:
PIADOSO BESAMANTO
A la Santísima Virgen de Zocueca, en la parroquia de La Encarnación. De 08.30h a 14.00h y de 17.00h a 21.00h.

VÍSPERAS SOLEMNES
A las 19.00h

SOLEMNE EUCARISTÍA DE CLAUSURA
A las 19.30h

viernes, 6 de noviembre de 2015

ENTRE AZUL Y PLATA Y VERDE ROSARIO...

Qué poco me gusta verte nublada, cuando volví a tu encuentro y observaba el infinito asomado a los cielos de San Gil. Esos cielos que son siempre azules hasta que la noche o las esponjosas nubes lo tapan como un enorme tapete. Nubes que no anunciaban agua para aguar la fiesta que desde lo meses venia ansiando, pero que restó belleza a las horas de luz, una luz que se volvió más gris y quizás, muchos siempre han tenido como de gris brillante el color de la plata. El cielo que es azul parecía de plata en una jornada que como dije ansiaba llenarme de esos mismos colores impregnados en un palio que levantó el pellizco de la espera una vez más en la ciudad eterna. Fui a tu encuentro Híspalis que abrías tus rincones para recibir a la Madre dolorosa de aquella otra Madre gótica que desde tierras catalanas te trajeron bautizada como Hiniesta. Bien sabia la chiquilla que tuvo que levantar por dos veces Antonio Castillo Lastrucci –tres con la letífica- que tenía ganas de ese azul y plata, que es lo mismo que Ella misma y todo su ser y toda su esencia. Fiesta en el rincón de la vieja Híspalis que invocamos como San Julián, de la que por cierto no se ha parado de recordar el triste periodo de la destrucción en los tiempos convulsos que siempre acarrea la política, cuando lo que se celebraba era algo más grande, más hermoso, más antiguo como es el nacimiento y también la vida durante los siglos y actual de la penitencia nazarena a través de la cofradía de aquella Virgen de los Dolores que pudo tallar Montañés o ¿porque no Mesa? y que se acabó llamado como aquella retama donde la goticista gloria esperaba la gloria de la vuelta a la recién conquista ciudad, aunque fuese por la fuerza, para la cristiandad.
Un palio atravesaba la multitud, decía las crónicas de red social, y otra vez desde las cinco de la mana, emprender un viaje tras el trabajo en busca de una ración de gloria. Gloria que atisbábamos desde el hotel Macarena con esa torre que rasga como faro los cielos de San Gil, y estando en San Gil había que visitar a la Señora, sin más, vestida dicen emulando a los tiempos de aquel que desde el arco la mira para la eternidad del tiempo, y aunque es difícil apartar la mirada de la suya pudimos ver el atuendo, entre los candelabros de su “hermana” Rosario pidiendo calle y cómo, como siempre, Esperanza parecía respirar incluso mirándole la espalda o en el espejo de la que es su maravillosa alcoba.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...