Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

miércoles, 30 de diciembre de 2015

ADIÓS AL INTENSO, INOLVIDABLE Y FLOJO 2015...

Se marcha el 2015 y en mi alma hay unos contrastes bastantes extraños. Por un lado momentos irrepetibles y por otro sensaciones que ni yo mismo consigo explicarme, ante las reacciones que nuestro propio ser experimentan ante el devenir de los días. Debo de admitir que he estado más cansando a la hora de enfrentarme al teclado y seguir escribiendo ese tomo que en cierta ocasión bauticé, como el libro que va escribiendo la vida durante el año, este último titulado “Simplemente Capillita 2015”. Nunca he escrito un libro o más bien lo he editado, pero aquí ya pueden encontrar más de uno…
Los tiempos y las ganas cambian, la verdad que ha sido el año con menos ilusión por querer contarles historias y mis historias. Ha sido el año donde sin que nadie me haya afectado he sentido más patentemente la necesidad de dejar ya esta aventura. La verdad que mientras he estado trabajando, el mismo me ha consumido casi el mayor tiempo y energía pero cuando he tenido más tiempo las sensaciones han seguido, he estado simplemente en otras cosas... También he de confesar que esta casa me ha empujado a otro tipo de proyectos que requerían el tiempo que esto necesita, es más ahora mismo tendría que estar haciendo una nueva conferencia, pero siento que debía estar aquí echando el aldabonazo a un nuevo año más aquí, porque seguramente si dejase Simplemente Capillita, al tiempo tendría que volver a levantarlo del sepulcro de los blogs cofrades, aquel cementerio donde viven muchos de los que venían a enriquecer y no a vivir de sensacionalismo barato morado, es triste ver que el cofrade prefiere chismoseo que cultura… basta con ver que el libro más vendido en Sevilla este año, en un solo mes ha sido sobre cofradías en las redes sociales, mientras los que si aportan cultura cogen polvo en los estantes, fiel reflejo de la sociedad en la que vivimos y en pleno siglo XXI…

















Un resumen que hablará de lo expuesto en el diario bloguer, porque viví muchas otras cosas que no pude o que no quise contar y cuando me paro a valorar esto último, me doy cuenta de lo triste que puede ser el ser humano para fomentar esta falta de libertad. Ha sido un año donde “el estás conmigo o contra mí” o “esto son colores no igualdad” me ha hecho valorar mucho lo que puedo vivir el año que se acerca dentro de unas horas.
Pero este último comenzó soñando sentado en el sofá con las mieles de la gloria de 2014, recreándome en los Momentos Cofrades de Sevilla visto desde donde el ojo humano no puede alcanzar, desde el arte cinematográfico. Pasaba las navidades, el pistoletazo a un nuevo año y todo seguía como si no pasara nada volviendo a hablarles de historia, de arte, de vivencias, de música (y el swing de Silvio) y de costaleros (con charla de Rafael Palacios en Linares) que un enero más me enfrascaban en dos cuadrillas nuevamente. He hablado poco y este me he detenido poco en la glorias, este año no hubo Carmen jazminera aunque por Sevilla pude conocer nuevas procesiones de gloria.
Esa otra gloria que ansiamos y centra la existencia de este blog que comenzó a fraguarse en febrero asistiendo por primera vez en mi vida al espectáculo cofradiero de los Cantores de Híspalis en una tarde donde sentía nuevamente el palo de lo divino sobre mi cerviz, y es que si Dios vive en la gloria vive en la casita de las trabajaderas. Llegó un nuevo reto y orgullo para mi humilde curriculum como fue la presentación del cartel Ecce Agnus Dei 2015 de Linares donde se reflejaba el paso de misterio del Señor del Prendimiento en el cual tuve a bien regalar a la hermandad una de las novedades en este escueto año de entradas en el blog como fue la coloración digital de antiguas fotografías, las dos más antiguas de esta hermandad y una serie referente a las imágenes de mi pueblo. Y llegó el miércoles de ceniza donde este año lo comencé de vía crucis pero muy diferente, portando al Señor de la Columna de Linares en el vía crucis de la agrupación de cofradías en una jornada de muchos recuerdos de mi infancia. Y con el llegó la cuaresma y me perdí en dos fin de semanas en esa Sevilla donde nuevamente volvieron a salir editadas mis humildes palabras, en esta ocasión en la clásica y soberbia cofradía de la Quinta Angustia. Además participe en el boletín del Gran Poder de Andújar, el digital de la hermandad del Huerto de Córdoba, en los del Prendimiento de Linares y en el programa de Semana Santa de Bailén como ante sala de lo que sin duda marcara en mi vida para siempre este año de 2015, el pregón de Semana Santa de Bailén, el cual queda ya como un fugaz recuerdo en que sentí por una hora y poco más que me elevaba sobre el suelo. Meses y quebraderos de cabeza costó, pero ahí queda y ojalá sea recordado con el cariño y sobre todo la VERDAD que quise transmitir. Fueron muchos los elogios y otros también los peros, se dijo que no parecía un pregón religioso, que no anunciaba algo así, pero me quedo con las palabras de mi viejo amigo y párroco don Manuel de que el mismo estuvo cargado de contenido religioso de principio a fin y a su vez pregonó la Semana Santa. Es curioso, mientras escribo esto estoy perfumando la casa con incienso de los que me brindaron la oportunidad de ser pregonero cofradiero, los Estudiantes de Oviedo.












Y tras el pregón llegó la hora… y Dios quiso este año que volviese a tocarla donde mi alma me pide y se hizo la Semana Santa de todos aquellos que la esperan, en el rincón del mundo que deseen y yo volví donde mis deseos explosionan perdiéndome por los callejones de la memoria de una Sevilla que me brindó una Semana Santa para el recuerdo, donde quitando jueves y viernes, todo fue vivir y masticar la gracia de la Semana Santa hispalense desde que en Fray Bartolomé de las Casas me llegó ese Dios que tan bien lo guió en su labor de Nueva España, con la humildad y la verdad con la que venía despojado hasta alzarse triunfal en la plaza de Santa Marina mostrándonos las llagas de sus manos para comprender que la vida no se acaba en los sepulcros gracias a Él. Otra vida, otra Semana Santa fuera de allí, bajo las trabajaderas en un Jueves Santo que aún me sigue sabiendo a extraño pero siempre con el placer de estar bajo el Señor y con los amigos y en un Viernes Santo bajo el pesado manierismo de la elegancia masticando el fin de la semana esperada.
Volvimos a la realidad aplastante de mayo, comenzaba la gloria y la paz en la tierra y para nosotros empezaba la larga y lejana espera que se pudo sobrellevar en esa chicotá con  la marcha “Como Tú ninguna” de la Amargura granadina recién coronada en la siempre eterna ciudad de la Alhambra. Y llegaba junio recordando los viejos días del corpus (este año sin poder volver a Sevilla) y la grandeza que atesoraban, siempre aportando datos e historia de mi pueblo, en este caso de la custodia y en ese mismo mes conmemorando algo tan grande que sigo sin creer que se quede en mi simple homenaje, porque si hay algo cierto es que desde 1916 la Santa Vera Cruz vive en la antigua capilla del Santo Cristo de Nazaret que fundase don Pedro Padilla Soriano en el siglo XVIII y que desde entonces llegó y se le rindió culto a Nuestro Señor en el pasaje de su último aliento, de su expiración, 100 años de Expiración son los que se avecinan y no deberían caer en saco roto.











Llegó el verano y bajó la afluencia en esta casa, pero quiso el Señor que en el mes de las fiestas en mi pueblo aportara un nuevo descubrimiento sobre las cofradías de mi pueblo con el nombre del autor de la mascarilla del Nazareno de Bailén, el llamado el nuevo, siendo obra del desaparecido artista cordobés Antonio Rubio Moreno. Con julio llegó Zocueca y es que la verdad este año la Virgen ha estado muy presente en estas páginas por los actos conmemorativos del cincuenta aniversario de su nombramiento como Alcaldesa Perpetua, por el cual la misma me hizo estrenarme en una nueva faceta, la de conferenciante, donde en los primeros días de diciembre, disfrutamos de las interesantes aportaciones que dieron los tres conferenciantes y donde yo intenté incrementar un poquito más el conocimiento sobre los aspectos artísticos en torno a la imagen de la virgen y una cronología de sus formas procesionales y sus pasos. También el descubrimiento de una singular y curiosa copia de la misma, la representación de la misma más antigua que se conoce y la más que posible hipótesis de donde se inspira sus más antiguo y extraño grabado.
Ella ha sido la gran protagonista letífica en este año en el blog aunque por agosto pude conocer por primera vez a la popular Asunción de Cantillana en una jornada que sin duda quedará para los anales de mi memoria por todo lo que me encontré en aquel pequeño pueblo sevillano. Y tras el verano volvieron esas sensaciones que parece transportarnos a la antesala de la gloria, será el clima o no sé, entre glorias llegué nuevamente a los cielos de San Gil donde el azul y plata me hizo encontrarme definitivamente con la Virgen de la Hiniesta en una nueva salida extraordinaria, conociendo igualmente a la Virgen del Rosario de la Macarena en la calle en un nuevo fin de semana inolvidable. Sevilla y más Sevilla, que me llevó un nuevo fin de semana cargado de procesiones gloriosas aunque en ellas fuera protagonista un nazareno o un crucificado, volviendo a encontrarme fugazmente con la salida inenarrable del Amparo de la Magdalena y a la Reina de Todos los Santos en busca de la casa del Señor de Sevilla, en una jornada donde cumplí un sueño sin planearlo, ver al Sevilla en el Sánchez Pizjuán.











Y el año se nos marcha enfrascado en otros asuntos cofradieros pero que no son para el blog, pero que espero algún día también puedan ser reflejados en esta casa, porque si esto haciendo eso es gracias a lo que me ha dado esta casa. Puedo decir que el año terminó con el día de la expectación donde me reencontré con la Esperanza en Sevilla y junto a mis padres pudimos volver a recuperar aquellos tan felices años de cuando siendo un niño me llevaron al Salvador, ahora me tocó a mí llevarlos, es curioso, llegamos desde el mismo lugar donde en aquel lluvioso día de hace más de veinte años nos dejó el autobús y Pasión hizo el resto… Se va un año inolvidable, que ha rellenado un poco más las paredes de mis recuerdos, y qué recuerdos. Nos vamos, se va todo, el año que viene si Dios quiere habrá más, no sé cómo serán pero se avecinan cambios, como la vida misma, amarrados a una evolución de los tiempos… pero que no se haga mi voluntad, sino la Tuya.

Feliz Año 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...