Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

martes, 21 de julio de 2015

LA ESPERANZA GUAPA DEL CAPITÁN...

Seguramente no pasó por casualidad cuando hace unos días, tras una mudanza de habitación, al traspasar todo mi arsenal me encuentro entre tanto “chisme” un DVD inmaculado, sin ningún texto que me indicase de que se trataba. Incluso pensé que podría ser virgen, pero no… lo puse y comprobé que virgen lo único que tenía es a la Santísima Virgen del Rosario de Linares, porque se trataba de uno de mis viejos dvd´s de pasados Jueves Santos. Me puse a analizar el paisaje y pronto deduje que se trata del Jueves Santo de 2005, uno de aquellos trabajos que realizaba un viejo amigo y compañero de la banda del Rosario, tal vez el mejor tambor que ha pasado por esa banda llamado Rafael “Rafiki” Robles. En aquellos tiempos la facilidad del Youtube actual estaba aún lejana, aun los videos en las webs era algo un poco cutre y ni siquiera la actual explosión en materia de telefonía móvil había presentado su cara a la sociedad. Hoy grabamos y antes de que se haya ido un paso puede estar colgado en la red, entonces, pues esperábamos grabaciones como esta, de un trabajo desinteresado de Rafa que hoy diez años después, tomada su solera, se planta uno a valorar la valía del documento y de su entrega.

Cómo pasa el tiempo, fue mi último año como músico, un año duro y difícil para mí donde me planteé si mi etapa musical había tocado a su fin. Me fui casi como Casillas del Madrid, sin decir adiós, la verdad ni yo mismo lo sabía, acabó la temporada y el alma con los meses me llevó a dejar mi etapa musical, con el mayor de los motivos que no es otro de que simplemente me cansé de la gran dedicación que requiere ser componente de una banda. Aquel Jueves Santo fue pletórico, siempre venia el Soberano a endulzar lo que tal vez no disfrutaba en otros lugares. Desde 2002 hasta la fecha el Jueves Santo comenzó a grabarse a fuego con la cara de los titulares del Prendimiento de Linares y en estos videos, que Rafa supongo me copiaría, saboreaba las mieles del trabajo de todo un año de esfuerzos, aquel el único que salí tocando el fliscorno. Año de Almería, Cádiz, Jerez o Montilla, la verdad sin Vicente ya en la banda los ensayos se me hicieron cuesta arriba pero ahora valoro que fue un gran año para recordar mi adiós.
La banda no tenía la potencia y planta actual, pero aquel año sonó muy bien, en afinación y en la profundidad que comenzaron a tomar las voces grabes y así lo recuerdo que lo sentía cada vez que veía este DVD. Al volver a visualizarlo otra vez llegó un momento de los que me apretaban el pellizco, de un momento del Jueves Santo que con los años podría haber sido un emblema de la Semana Santa linarense y que tristemente se quedó en la semilla de lo que se quiso hacer. Aquello fue el “Saludo” que la cofradía brindaba a la Virgen de la Esperanza ante la cochera o garaje desde donde sale a procesionar cada Viernes Santo, bien cerquita de la sede de la hermandad, la iglesia de San Francisco, que con su puerta de ideas arquitectónicas poco pensadas para que pasen grandes pasos hace imposible que por ella pueda salir un paso de palio completo.
Corría el año 2003 cuando en la hermandad se dieron cuenta que tras un cambio de recorrido, en nuestra eterna búsqueda de soluciones para evitar los parones antes de entrar en carrera oficial, que al llegar por Espartero a Viriato y dar un rodeo por San Joaquín y entrar por arriba a la plaza de San Francisco –con estación de penitencia incluida a la iglesia aunque obviamente no entraba ni los nazarenos ni los pasos- para luego seguir nuestro recorrido natural en busca de la calle Rosario –con la idea de ganar tiempo andando y no llegar a Sagasta y estar parados pues lo que Dios quisiera-, se dieron cuenta que en Sagunto se encontraba una improvisada capilla con la Madre Santísima de los cofrades Expiracionistas linarenses. Así que se planteó el momento en que la hermandad y los pasos rendirían pleitesía a la Virgen entronizada en su paso de palio, emulando en cualquier caso los encuentros que por ejemplo en Sevilla se recrean ante capillas como las de la Estrella o el Baratillo. Nació así lo que llamamos el “Saludo a la Esperanza”, donde los dos pasos visitaban a la Virgen de la Esperanza, donde obviamente destacaban las chicotás del misterio con su particular idiosincrasia trianera al andar. 2003, 2004 no salimos por lluvia, 2005, 2006. 2007 y 2008 la lluvia volvió a parecer siendo 2009 y 2010 los últimos años que se realizó ya que por circunstancias ajenas a ambas hermandades, la Virgen de la Esperanza ya no sería la que nos recibiría, y como los lazos de hermandad ya se habían hecho fuertes entre ambas corporaciones se consideró que solo se haría ante la que desde entonces comenzamos a llamar la “Esperanza guapa”, algo que se quedó como uno de los lemas de los Jueves Santos, de hecho la Expiración siempre intenta ser ella la que preside en tribuna oficial al Prendimiento y este año si ven el video, el Soberano se levanta ante ellos con un “Esperanza guapa”. Desde entonces muchos del Prendimiento le cogimos cariño a esta dulce Señora, que por momentos la sentíamos como su otra Madre cuando se encontraban mientras Dios le mandaba un beso hecho izquierdo por delante, eso sí, hasta que se encontraban Esperanza y Rosario y la Virgen del Viernes Santo le quedaba claro quién era su Madre. Otro detalle de esto fue el pasado rosario de la aurora estacionando a San Francisco, la hermandad de la Expiración bajó excepcionalmente a su Virgen a los pies de su capilla ante la visita que se avecinaba, se palpaba más emoción y significancia ante la visita por parte de nuestros hermanos del crucificado expirante de Linares.
Por eso hoy edito aquel DVD y les dejo el saludo, mi último, hasta le fecha, como músico de aquel año 2005. Con todo esto el otro día comienzo a verlo y recuerdo que me encantaba como sonó aquel día la marcha “Penas de Triana” con la que llega el paso. Y ahí comienza el análisis de los tiempos, a valorar que éramos aquel día y a lo que hemos llegado. Hoy siendo costalero lo observo bastantemente más desde esta perspectiva. Como se andaba, como era la forma de dominar el paso, la fuerza, la elegancia… hay que decir que el lugar es muy complicado para el costalero, por la caída de la calle y el poco espacio para realizar unas chicotás de este tipo. La verdad, ningún Saludo fue para enmarcar, tal vez el de 2006. Yo realicé el último en mi primer año (2010) y la sensación en el costero izquierdo es incomoda desde el principio y los kilos caen por doquier. No nos dio tiempo a trabajar aquello con el tiempo, algunas cosas necesitan de años, aunque bueno no se sabe si alguna vez podrá volver. Se nota la diferencia entre la calma que hoy gozamos y la de aquellos días, aunque hay que decir que en aquel tiempo no había dos cuadrillas y lo más importante no se ensayaba con el paso lleno y con relevos desde el primer día como ocurre hoy. Llega la revirá y se pierde el compás, se para y se vuelve a coger y el entonces su segundo capataz llama a la calma, porque es verdad, no pasa nada por fallar. El Rosario seguía con la marcha al Zapatero y recuerdo que lo que me gustaba era el final donde las notas altas, agónicas de corneta colapsaban la calle Sagunto, un auténtico desglose de banda sonara de la Pasión de Nuestro Señor. En aquel momento, los de negro mandan paso atrás y el galeón, en pleno proceso de dorado comienza a dejar ver el banderín de la banda, estreno de aquel año si no me falla la memoria, mientras la cámara de Rafa lo busca y la apoteosis final de la música se transforma en solo percusión.
El Señor se iba para atrás,  Él mirando fijamente a María Esperanza y comenzaba el Saludo mientras se deja ver algo que rápidamente se me amarró a la nuez… solo pensé; “que me gustaría haber tenido a esos dos delante”. Así es, se visualiza la zona de los hombres de negro y un inquieto y con algo más de pelo David Parra se va para el costero y manda andar de frente a la cuadrilla, él siempre en su papel de segundo plano pero siendo el otro brazo del que le sigue en la orden y manda con su inolvidable voz a aquellos que hace nueve años por hoy se llevó en su corazón a la gloria. Volver a verlo en el video me ha hecho sentir como si aún estuviera aquí y tantas cosas que la verdad, no tengo el don de saber explicárselas. Hoy que conozco bien a David, que lo aprecio y admiro, sin lealtades falsas ni mal entendidas y me siento orgulloso de lo que aporta y da a esta cuadrilla y su hermandad, es cuando me pude dar cuenta, viendo el video, el privilegio que tuvieron aquellos que tenían a estos dos monstruos de los pasos por capitanes. Hoy me siento a valorar que sería sin aun estuviese Andrés Caparros junto a David con todo lo que hemos crecido, con la suerte que hemos tenido como diría Acuña –aunque él sabe que la suerte se trabaja-, al que le tocó la papeleta como también diría David de ocupar un hueco que solo de la forma que pasó, ocuparían, que no fue otra cosa que Andrés se tuviera que marchar al cielo. Esa es la esencia que todos tienen, la tenía Andrés y todos los que siguieron sus indirectas enseñanzas –porque él enseñaba dando ejemplo-  de la lealtad, del corazón, de la amistad, de pura hermandad siendo ellos un gran ejemplo de verdaderos hermanos en una hermandad. Aquellos años fueron de enorme trabajo para Andrés y para David para conseguir la actualidad que gozamos y la verdad el disfrute de cada Jueves Santo era diferente a lo actual. Veo la mirada de Andrés y siento concentración y un alto nivel de responsabilidad. Qué sería si hoy caminase con la tranquilidad de David, de la gran confianza que tiene en sus peones, de la confianza que les da sus contraguías. Por esas cosas y otras tantas nos seguimos acordando de él, porque no fue alguien más que pasó, el poso de su alma se quedó entre nosotros. El día de mi pregón en mi pueblo quise tener un cierto homenaje con él, porque yo fui uno de esos indirectos que aprendieron de sus obras, yo que pensaba que tal vez después de tanto cariño no iba a estar acompañado como hubiese esperado y mandó a quien mandó, así lo creo y sentí que estaba allí cuando desde mi asiento esperaba que el caballo de la Fuente del Pisar lo colocase en el pedestal Félix y al final fue su segundo comandante, el que me consta como vela, como si de un hijo fuera, por el Arca de la Alianza de su Soberano y de los que son sus pies, encima siendo algo que tal vez pocos hayan valorado, un pedazo de prioste, poniéndolo él, me quedaba aún mucho más tranquilo. Viendo ese momento del video sentí que en nombre de la hermandad a la que tanto me ha dado, sin lealtades falsas y mal entendidas, vino el que más de orgullo me podía llenar, que fue aquel que por esta noche, me dio el peor 20 de julio de mi vida, pero qué duda cabe que el que va prendido con la izquierda por delante, todo su padecimiento lo hizo para que algún día todos podamos volver a abrazarnos y vivir para siempre…
Y se levantó el galeón, pesándole el culo como me dice Félix al verlo entre dos jóvenes y casi idénticos ciriales de dos hermanos bautizados ante el Dios que levantaba la expectación de la Linares cofradiera y del que hoy son sus costaleros. Ya había costaleros para algunos relevos, años de pedir favores, de intercambios en la Carolina… cómo pasa el tiempo y lo mejor el aprendizaje positivo mientras observo aquellos dañinos y pequeños costales, y sonaba “Esperanza Gitana”, para la Virgen que la reparte por Linares. Izquierdos, pasos, costeros y poco espacio para adelante y para atrás, todos esos ingredientes que conformaron un momento cada vez más esperando por todos y que ya pasó a la historia, pero valgan estas imágenes para recordarlo. Conozcan nuestro pasado, de dónde venimos, quien lo hizo posible, más conocidos o los más anónimos, disfruten de ver el que es una leyenda cuando nos hacia la vida más fácil y feliz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...