Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

jueves, 27 de noviembre de 2014

AMARGURAS...

El viejo violinista fue a su encuentro cargando sobre sus hombros el peso de sus días y se apostó como cada año a la espera de ver pasar a su musa. Fue en los compases finales, como los de su inmortal partitura, de un tiempo donde a España por fin había llegado la paz, una alianza que dejaba a todos medio contentos, en que unos salieron del escondite de sus miserias y otros pudieron seguir cargando con las suyas. Había pasado tanto tiempo que ya no podía tenerse en pie y una silla de ruedas era lo que lo movía en los últimos días de su vida. Era el domingo de la luz, porque tuvo que tener luz, en su tierra el que más,  porque para que salga lo que tenía frente a sus cansados ojos que solo veían en el color de un viejo televisor, los días grises amenazantes de lágrimas del cielo no se conocen en el diccionario de aquellos señores que vestidos de blanco conquistaban la ciudad, en la noche, cuando la luz del domingo se vuelve tiniebla, penumbra y misterio y la ciudad comienza a sentir que ya ha comenzado a dibujarse la gracia paradójicamente con la cara de la amargura… antítesis brutal ¿verdad?

martes, 25 de noviembre de 2014

UNA NOCHE CON SABOR A CUARESMA...

El pasado viernes, por quinto año consecutivo, la casa hermandad de la cofradía del Gran Poder de la ciudad de Andújar retumbó nuevamente al eco del martillo de la fe ciega, a resoplo del costalero en la levantá, a sonido seco y profundo cuando caen los kilos, al racheo que me suena a gloria y eso que,  aunque Rafa Mondéjar iba con el terno, no comandó ningún paso. Tres capataces y un costalerucho ahí de relleno se sentaron a la mesa, y no la de la última cena aunque la hora invitaba a ello, pero nunca la última, siempre la antepenúltima. Gran elenco, eliminándome a mi claro para echar una noche más con sabor a cuaresma como apunté en mi presentación, porque por segundo año, esta gran hermandad tuvo el detalle de contar con mi humilde presencia y mis más humildes palabras para presentar y moderar el V foro sobre costalería que esta hermandad tiene a bien organizar para engrandecer un poquito más la labor social de esta cofradía con su tierra.
La noche nos supo a historia y a otros tiempos, el motivo era bien sencillo, llegaban dos veteranos del mundo de los martillos, aunque por edad podrían estar aun en activo, pero su figura recuerda, sobre todo a los andujareños, el génesis del esos benditos hombres revestidos de arpillera alrededor, y sobre todo debajo de los pasos de los cristos y la vírgenes de su pueblo.

martes, 18 de noviembre de 2014

EL DIVINO PERDÓN ME LLENÓ DE COMPASIÓN...

Ya ha pasado tanto tiempo, ya ha girado tanto la bola azul y aún no he podido volver a recrear aquel momento que inesperado me hizo viajar al pasado. Nadie parece que grabó y quizás por ello nadie aun lo colgó, el preciso instante hecho chicotás, al suave compás, despacio, templada en que un joven Cristo Nazareno cargó con el madero, mientras éste aun le costaba adentrarse en las vísperas de la gracia, porque siempre fueron vísperas, aunque parecía que era la hora aún le quedaba una vuelta más a la bola de los océanos y continentes. El cansancio caía sobre mis hombros como la cruz caía sobre el suyo, bueno... seguramente su peso era más grande, de este joven Nazareno, Divino Él, llevando el Perdón hacia las nuevas extensiones de esa mitológica ciudad que corona un Giraldillo, el cual desde allí ni se contempla, pareciese que estuviésemos en otro lugar. Mira si está lejos, que la fe giratoria sobre el alminar de la gloria le cuesta ver sus perfiles de torres de viviendas abriéndose a la palabra del Maestro hecha cofradía.

martes, 11 de noviembre de 2014

QUE SÓLO ESTÁS CACHORRO...

Te veo venir de lejos, que para no pecar de culto no diré como dijo el poeta pero si, el irrepetible pregonero, atravesando el Altozano con sabor de monte Carmelo, conquistando el puente más costalero del universo, en volandas camino desde el mar de Triana en busca de esa orilla como las gaviotas cuando buscan el ocaso de sus días… la muerte, pero siempre sin encontrarla, alzándote majestuoso, sentado sobre tu trono, pero no la joya arquitectónica de pan de oro del eterno tallista del barrio, pero si el de los dos travesaños que por detrás traes Jorobaito y en la noche santa paseaste vencido en el suelo por su peso. Te veo venir reinando y muriendo sobre tu santo trono real de la cruz y el momento, la instantánea solo me sabe a la frase de maestro Herrera…. “Qué solo estás Cachorro con tanta gente… ¡qué sólo en tu cortejo!”

viernes, 7 de noviembre de 2014

LO QUE LE FALTABA A BAEZA...

Durante muchos años, hablar de Semana Santa en esta tierra bañada de olivos, entre todas las que conformaban el orbe cofradiero, la de la monumental ciudad de Baeza era sin duda uno de los más altos reclamos para contemplar a Dios y su Madre bendita caminar por sus callejas dignas de un cuento de hadas. Dicen que es su impresionante callejero levantado sobre los cimientos del mejor renacimiento español, pero también era su patrimonio material y humano, unas veinte cofradías para una ciudadanía inferior por poner un ejemplo, a la de mi pueblo, donde se cuenta con tan solo cinco cofradías de penitencia con más habitantes es un dato para sorprenderse. Y aun con esto, cortejos dignos para acompañar a sus devociones siendo en las últimas décadas incluso portadas por pasos con cuadrillas de hombres y mujeres que lo mismo llenaban unas andas  del modo malagueño como se suele catalogar o un paso portado desde el interior, al modo baezano como dicen allí, que a fin de cuentas es el mismo que llaman “jaenero” o “granadino”, es decir, cargando las trabajaderas sobre los dos hombros.
Muchas cofradías procesionando un mismo día, con itinerarios diferentes, cada una mostrando al mundo el legado artístico de su pasado donde el manierismo o barroco provinciano se daba de la mano con el que llegaría de la ciudad de la Alhambra. Y podría ser mayor aun si no hubiese sido por el estigma que arrastraremos los católicos hasta el fin de los días cuando nuestras devociones fueran atacadas en una triste guerra civil que en este sentido hizo estragos en el Santo Reino de Jaén. Por ello, la Semana Santa baezana se levantó de sus cenizas aportando nuevas imágenes, que en muchos casos se trataron de obras afines a los mejores artistas de la época, en gran parte en aquellos unidos al movimiento artístico de su tiempo, sin caer en demasía en los neobarrocos, aunque algunos crean lo contrario.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

VUELVO A ANDÚJAR... V FORO DE CAPATACES.

Noviembre vuelve a rezumar esencia cuaresmal en la ciudad de Andújar con el sabor de la arpillera aunque por sus calles aun no las recorran las parihuelas repletas de los deseosos de sueños en la semana de la gracia. Cinco años cumple el foro, que más bien es una reconfortante conversación entre amigos sobre el apasionante mundo del costalero en la casa de todos los hermanos de Jesús del Gran Poder. Un año más los señores del martillo se sientan a la mesa para exponer sus visiones y vivencias delante de los pasos y por ende dentro del fenómeno de la costalería.
El próximo viernes día 21, en torno a las 21:15h de la noche, en la acogedora y coqueta casa de hermandad sita en la calle Cervantes nº 3 de la tierra de María Santísima de la Cabeza Coronada, comenzará la quinta edición que por segundo año consecutivo, la hermandad del Gran Poder y Ntra. Sra. del Socorro ha tenido la deferencia de invitarme para presentar o moderar lo que los ponentes expongan, que seguramente y como ha sido estos últimos años harán disfrutar a todos los asistentes. Dos caras nuevas para esta edición y de un peso local importante, donde el origen del costal estará en los labios de cómo no podría ser de otra manera, el capataz de la hermandad D. Rafael Mondéjar Expósito y la visita de su primer capataz, el sevillano D. Miguel Ángel Yruela Rojas, perteneciente a la familia del capataz Carlos Yruela Rojas (en la actualidad capataz del palio del Rocío y Dolores de Santa Cruz). Miguel Ángel hace casi tres décadas que se echase sobre sus espaldas la fundación y dirección de la primera cuadrilla de costaleros de la ciudad de Andújar, la de Ntra. Sra. de Buen Remedio y con ello, el segundo pueblo en tierras del Santo Reino en seguir el estilo de carga de los antiguos gallegos del puerto de Sevilla. Además también intervendrá el iliturgitano y fundador de la primera cuadrilla de costaleros de la hermandad de los Estudiantes, D. Manuel López Montesinos, que viene a ser como lo contrario en su caminar en el mundo cofradiero de Yruela Rojas, ya que uno es de Sevilla y llega a Andújar y Montesinos es un andujeño que estudia, vive y ejerce como médico en Sevilla además de involucrarse por completo en el mundo de las cuadrillas sevillanas en los mágicos años ochenta de la pasada centuria habiendo sacado pasos como el Señor de la Victoria del Porvenir, el Cachorro, Pasión, Exaltación o glorias como el Sagrado Corazón de Nervión o el Amparo de la Magdalena, habiendo sido costalero con Manolo Santiago, de su hijo Antonio con el que comparte una gran amistad desde la facultad –es médico al igual que el capataz sevillano- e Ismael Vargas, el elegido por el Dios de la Cava para que lo guie de Triana hasta Sevilla cada Viernes Santo, o los que Él quiere…

Con todo, quedan ustedes invitados para vivir una velada seguramente muy instructiva y pasar un buen rato charlado por esta bendita locura que es ser los ojos o los pies de Dios y su Madre bendita.

domingo, 2 de noviembre de 2014

LAS TINIEBLAS DE LA GLORIA...

Desde niño, cuando el mes de noviembre se abría, en su festivo primer día, siempre se dibujaba como una jornada con un cierto sabor a triste por aquello de honrar visita a los difuntos, aunque mi juventud no me lo hiciera sentir así, aunque la gente se fuera de “Santos” al campo, aunque los camposantos pareciesen auténticas verbenas, pero el primero de noviembre fuese como fuese me llenaba el alma de lo que es nuestro de verdad, sin artificios. El viernes volvía a casa del trabajo y lo que vi en el centro del pueblo era para que me hubiese ilusionado, niños de “mascara”… parecía que era la hora, que el miércoles enterraríamos una sardina y llegaría la cuenta atrás de la gracia, parecía que era la hora pero evidentemente no era la hora, la cual aún nos queda tan lejos.
Dos formas de ver el día de Todos los Santos, que respeto, aunque en los últimos años, lo estoy viviendo con la magia de mis pasiones a flor de piel, religiosidad popular para los sentidos y es sin duda la mejor de todas las formas. Se repitió el rito, que ya se ha hecho costumbre, el día de Todos los Santos me sabe a la vieja ciudad de los califas, por donde se pasea una Emperatriz durmiendo al Califa de los cielos por antonomasia. Vuelta a la gloria del costal y la música muy rancia, que Amparo tiene un gesto que a veces no sabe uno si está ante una letífica o ante una de esas dolorosas de talla completa que llenan las iglesias, normalmente arrodilladas y son tan poco dadas al discurrir de las calles.
Volví a la calle de la Feria donde los naranjos aun no rezuman a la fragancia de la semana de Dios y su tiempo estipulado, la verdad que qué podemos pedir más, estamos en noviembre y el mismo tiene que saber a su aroma y a mí me gusta la fragancia de cada tiempo en su justa medida. Pero Amparo hace paladear una jornada que aunque aún muy nueva parece que se pierde en la noche los tiempos. Tarde agradable de reencuentros, que esta vez las sensaciones serian diferentes, y las mismas me colmaron, me satisficieron y me emocionaron porque entre la bulla humana que mueve esta otra Madre de la Oración y el Amarrao ya no me sentía como un turista, si no como parte de esas personas que me hacen sentir especial, uno que no es nadie ante la magnitud que ellos, aunque humildemente arrastran sobre sus espaldas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...