Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

sábado, 20 de diciembre de 2014

SEMANA SANTA BAILÉN 1993

La Semana Santa bailenense de 1993 la anunció  un cartel con una fotografía del recientemente recuperado para el procesionismo de Bailen, el paso de misterio del Calvario y como portada del programa de la semana grande la fotografía que siempre he puesto de muestra de que el año de hechura de la actual Virgen de los Siete Cuchillos no podía ser 1993 ya que no se podía haber tomado una instantánea de la salida antes de su primera estación de penitencia, que estos video han venido a sacar de toda duda que fue en el año anterior.
En esta entrada la semana de pasión la vuelve a abrir el saludo entre Ntro. Padre Jesús Nazareno, nuevamente con la imagen del “nuevo” –donde se vislumbra el gran deterioro que ya tenía al observarse los bruscos movimientos de la imagen sobre el trono, motivo por lo que no salía en la Madrugá- y Ntra. Sra. de los Dolores, en dos videos diferentes, uno de la televisión local de aquel año, contando con una reportera que veremos en adelante comentar ciertos aspectos y datos sobre las cofradías y alguna que otra curiosidad y otro grabado en las primeras incursiones aficionadas con la cámara de mi buen amigo Carlos Madueño. Poco más que reseñar a años anteriores, no se destacan ningún significativo estreno aunque se palpa la cada vez más en boga pasión por las cofradías y la Semana Santa en el pueblo, contando ya la hermandad de la cuesta de Jesús con una banda de música tras su titular y la Virgen de los Dolores con la entonces banda de cornetas y tambores de la hermandad de San Juan evangelista, contemplando con la añoranza muchas caras y como el tiempo nos ha cambiado, algunos, siendo jóvenes ya tristemente desaparecidos e incluso se ve por ahí correteando, disfrutando porque ya llegaba su tiempo mejor, un niño con sus amiguetes de 11 años que la próxima cuaresma tendrá la encomienda de pregonar la Semana Santa que algunos de hoy dicen que no puede conocer, porque ya no la vive desde dentro como antaño…

El Domingo de Ramos nos lo abre aquella locutora que no sabría decirles de quien se trata, en las puertas de la Encarnación para mostrarnos la procesión de la Mulica de aquel año 1993, embutida en la tónica de muchos años, sobre su paso dorado, con el “derroche” blanco del monte de flor, seguido de la corporación municipal, de la típica estampa de las palmas al cielo donde curiosamente dos entrelazadas caminaron en el paso tras la imagen de la Sagrada Entrada en Jerusalén.

En Santo Cristo se abría el Lunes Santo con su primera estación penitencial de la Oración en el Huerto y el segundo año de la nueva imagen de la Virgen de los Siete Cuchillos por las calles bailenenses. Los pasos a ruedas, el mismo modelo de los últimos años sin nada más que reseñar de aquel Lunes Santo.


Y el mismo enclave nos trae el Martes Santo, donde podemos contemplar la primera vez en que el Señor de Medinaceli fue sacado por su cuadrilla de anderos con rodilla en tierra, donde podemos contemplar el que fuera su mítico capataz Bernabé Limón comandado a sus hombres. Curioso el video en esta ocasión ya que la “periodista” entrevista a un hombre que aquel año se hizo notar en la procesión, buscando según cuenta en la entrevista el milagro del que es sin parangón es el Señor de Bailén, que como vemos se extendía mucho más allá de las fronteras de su cofradía atrayendo a devotos incluso de tierras manchegas… hoy me pregunto que qué sería de aquel hombre que buscaba con su fe el consuelo del Gitano del Santo Cristo. También podemos observar la terminación total de los respiraderos laterales del paso que ya ha pasado a la historia de las cofradías bailenenses. Y como siempre el paso de palio de la hermandad tras sus pasos, luciendo la Virgen aquel año una saya blanca.


El Miércoles Santo es un video extraño donde nos muestra la segunda salida del Cristo del Buen Morir en esta jornada. El atrio de la ermita de la Soledad nos muestra el trono con el crucificado en una postura poco habitual en este tipo de iconografías con la que se procesionó muchos años al Cristo de Arjona Navarro. El paso incluso con su monte nos mostraba al Cristo tendido sobre el mismo, sujetado por unos soportes que alzaban algo más la parte superior de la cruz mientras que la inferior quedaba algo más baja. La contemplación así del crucificado evidentemente se reducía en consideración y hacía al pueblo no entender muy bien el motivo de que se comenzase a procesionar de este modo. Algunos apuntaban la escasa altura de la puerta pero quedaba en evidencia que los primeros años salió erguido sobre el monte y que se tumbaba con un cajillo manual hacia atrás para salvar el dintel de la baja puerta. Años después, este que les habla en la radio pudo descubrir al pueblo el porqué de aquella presentación que al final desapareció para volver a sacar al crucificado como supongo debe de ir un crucificado. La razón es que la idea originaria de una procesión más penitencial, alcanzando el rigor casi del vía crucis que hasta entonces se desarrollaba y comprobaron que los vía crucis en otras localidades –que no soy el único que toma como ejemplo lo de fuera…- sacaban así a los crucificados, sobre pequeñas parihuelas, tal como hoy en día sale la Expiración o el Descendimiento en su anual vía crucis, así que de esta forma querían insuflarle más ese matiz de vía crucis que luego nunca se llegó a rezar entre el silencio que siempre se intentó introducir a esta procesión de la hermandad de los Dolores. Lo curioso del video es que cuando el trono sale ya a la calle se muestra a Cristo erguido, coronando la pirámide del monte calvario lo que nos hace deducir que 1993 es solo los primeros minutos del video y que el resto pertenece, y no se explicar el por qué, a 1992. Por cierto la periodista, con los datos que le aportaran entonces termina de confírmame algo que he venido sospechando durante mucho tiempo en estas páginas, que el trono es el realizado en Úbeda por Díaz Gil y Trillo Olivares para el Nazareno ubetense y que fuese adquirido 1960, fragmentándose en dos para las cofradías de la Santa Vera Cruz y los Dolores de Bailén.


Jueves Santo de Amarrao, Ecce Homo, San Juan y de la Virgen de los Siete Cuchillos cerrando la comitiva. Tiempos de afianzamiento de la nueva cuadrilla de anderos de San Juan y de la popular de mujeres en el Amarrao a la Columna al cual volvieron los sones de las cornetas y tambores de la banda de La Carolina.


La Madrugá nuevamente la abría el Nazareno “el viejo” con sones de banda de música, saliendo de la Encarnación toda la procesión, nuevamente con San Juan y el estreno en la Semana Santa de la Virgen de los Dolores. El detalle a destacar, el segundo año de la Verónica donde vuelve a ser iluminada en el paso por los angelitos de la casa Arte Cristiano de Olot con esa especie de varas con bombillitas que portaban y la conformación de la que sería desde entonces su iconografía en el paso, sin ningún sentido teológico ni histórico a mi entender conformando como una soledad en el monte calvario con la Santa Vera Cruz tras la imagen, cuando seguía a Jesús con la cruz a cuestas y seguramente la misma, si es que existió – este pasaje pertenece a los evangelios apócrifos- no estuvo presente en la ejecución al Hijo de Dios en el monte Gólgota.


Tarde soleada a la hora nona. Jesús se muere en la cruz conformando el misterio que anunciaba la Semana Santa en los carteles oficiales y tras el mismo, la Virgen de la Piedad con el ya hoy advocado Cristo de las Misericordias en su regazo sobre aquel frondoso monte de flor blanca, “bombardeada” de saetas, siempre con el sudario de la cruz enganchándose en el nimbo de su divinidad y aquellos giros sobre el eje que realizaba la cuadrilla, no sé con qué significancia, sin duda fueron unos adelantados a lo que hace la Trianera y la Macarena hoy día en los últimos compases de su estaciones de penitencia…

Esta entrada acaba con la procesión del Santo Entierro, en sus últimas reminiscencias de “general”, bajando la calle Silera donde solo se nos muestra el paso del Cristo de la Expiración, el Santo Entierro en su último año en el interior de la urna, San Juan evangelista con su multicolor y frondoso exorno floral y la Virgen de los Dolores siempre en su misma linea, aunque supongo que la Piedad y el Calvario de la cruz desnuda también tuvieron que participar. Tristemente no cuento con video del gran estreno de aquel año, la imagen de Jesús Resucitado, pero de Él ya hablaremos en la siguiente e inolvidable para mí, Semana Santa de 1994.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...