Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

lunes, 5 de mayo de 2014

ZOCUECA VUELVE POR MAYO...

Tenía ilusión mis dos buenos compañeros de fatigas capillitas, mi amigos, según algunos previo lavado de cabeza con mis ideas –como si hablar conmigo y leer esta casa fuese una imposición…-, Pedro Guerrero y Antonio Pradas de contemplar alguna fotografía que les mostrase una circunstancia histórica en torno a una imagen muy especial para ellos y para todo Bailén, qué decir de su patrona, Ntra. Sra. de Zocueca. Una circunstancia que aunque no es lejana en el tiempo, según ellos no llegaron a conocer, aunque la misma cesase su práctica al parecer en plena década de los noventa de la pasada centuria. Este documento gráfico que querían ver era el contemplar a la dulce Señora que gubiase José María Alcacer bajo las naves de la parroquia de San José Obrero, a la cual se sienten tan identificados e integrados. Antaño, no sabría decirles periodos, por qués, etc… la Reina del Rumblar era trasladada en el mes de mayo por un periodo de diez días de estancia a las otras dos parroquias de la ciudad, para que sus feligreses pudiesen disfrutar de la presencia de la “Capitana y Generala” en este mes de María y dedicarle en sus barrios, aunque solo fuese diez días, la celebración tan bailenense de las flores a María, consistente en el rezo diario del rosario a las imágenes marianas de la localidad.



Tenían ganas de conocer como seria esa estampa que al parecer nunca vieron ni conocieron, y yo gustosamente ya les enseñé esta fotografía que abre la entrada, donde por lastima no se muestra mucho, pero se intuye que la Virgen está en San José Obrero. La contemplamos con el manto blanco bordado que sacó el pasado 5 de agosto, sobre sus legendarias andas decimonónicas de plata, las que eran más antiguas que las de los talleres Meneses, las que aparecían en los viejos grabados, de líneas rectas y sencillas escoltada por cuatro ángeles, andas que según mis amigos tampoco conocieron y que al perecer sufrieron la menos deseada pérdida, la fundición… y es que por pena aquí aun nadie se ha erigido en altiva voz para enseñarnos que es el patrimonio artístico e histórico, y las razones de su conservación… y yo cuando lo hago, me gano encima malas caras…
Querían conocer ese trozo de historia de la religiosidad popular de su tierra, de la tantas veces centenaria historia devocional a la Virgencita de la aldea del rio Rumblar porque este año la parroquia de San José Obrero está de año grande, de un gran aniversario, cincuenta años que seguramente se van a terminar de coronar con la presencia de la Virgen de Bailén en la iglesia en honor al que fue su marido. Y quizás este deseo no surgía por casualidad…
Yo si conocí aquellos traslados y sin duda puedo afirmar que en 1994 hubo… no sé si venia de San José o del Salvador. Hoy mismo le comentaba a mi madre en referencia al calor que estamos viviendo que algunos años, mayo es más frio y lluvioso. Un 17 de mayo de 1994 volvía de la calle, no sé de donde, y comenzó a lloviznar. Subía la calle de la iglesia, ante nuestra magna iglesia con tintes catedralicios de la Encarnación, y por la esquina de García Lorca la multitud alborotada traían a la Virgen bajo un plástico de vuelta a la que es su casa, aunque ahora a la Señora se le ha antojado asentarse en otra casa donde sabe que se hace mucho bien.
Como olvidar aquella estampa, por lo que vendría después… ahí ven en primer plano un hombre con su hijo en brazos, en San José visitando a la Virgen de Zocueca. Es curioso, la última vez que el cuerpo de ese niño de año y medio –lo que fecha la fotografía en 1979- estuvo cerca de la Virgen, Ella estaba en las andas, tal como la vemos en la fotografía… la Virgen de Zocueca también quiso despedirse de aquel niño en aquel mayo de 1994. Aquel hombre es mi padre y el niño es mi hermano Cristóbal, el que cumple, tal como dije bajo las plantas del Soberano Hijo de Dios, veinte años en las cuadrillas de la gloria sirviendo al que todo lo puede, porque si algo tengo claro, es que yo creo y mi hermano creía en Él, y Él es la resurrección y la vida, y que el que cree en Él, aunque muera… vivirá.
Cada día creo menos en las casualidades, no sé porque me ronda tanto esta fecha redonda en un nuevo triste aniversario de su adiós, que aunque siga llorando con su recuerdo, cada vez se me hace más fuerte de que él ya es un angelito como el que mi amigo Pedro Guerrero, sin saber por qué, utilizado como instrumento a colocado a los pies de la Señora… ¿pensabas que el calzo ha sido una necesidad estética?
Una vez más solo tengo que quitarme el sombrero con la labor de esta parroquia, encabezada en don José Antonio Balboa y todos los que habéis hecho posible contemplar la maravillosa e histórica estampa que durante el mes en curso dibujará Nuestra Reina en la casa de los cristianos del “barrio nuevo”. Nuevamente los doseles y generosidad han viajado desde Linares desde la casa donde vive el Dios de la Resurrección para el engrandecimiento de la parroquia que tan humildemente cogió don Antonio y la que va a dejar a tan altas cotas. Cuanto le echaremos de menos “pater” Balboa, los amantes de la estética, los creyentes que sabemos que la materia hace que las iglesias se llenen más y con ello surjan  las buenas obras, porque habría que aclarar una cosa, que esta parroquia podrá parecer la más “derrochista” en estos tiempos de crisis, pero a su vez es de las que más aporta a través de Caritas en la provincia al pueblo necesitado, y gracias a una buena labor pero sin dudar un segundo que allí se han puesto unos imanes de madera que han tocado muchísimos corazones.






Sin duda que Ella no se ha visto en otra igual, este es el cariño y la grandeza que solo en San José se le podría dar a tan cortes visita entre lo que don Antonio aprendió en la diosa Híspalis y lo que le aportan algunos de esos a los que les “lavo” la cabeza. Hoy la he visto más sonriente que nunca, Ella sin duda que tenía ganas de sentirse como cuando se hace dolorosa del Amor Hermoso o Limpia y Pura Inmaculada, al igual que cuando su Hijo llena de Humildad y Misericordia a todo el que se postra en forma de besos a sus pies. Nos ha pegado a todos el pellizco, más cuando dos angelitos la custodian para recordarme que Ella los tiene allí arriba bien cuidados, porque en realidad son dos hermanos los que viven allí arriba, como diría la canción de su grupo favorito, para siempre… y encima bajo esa peana inmortal con la leyenda “Los Hijos de Bailén” un Cachorro de Triana… no puedo pedir más… con la bella estampa de Zocueca presidiendo San José Obrero da comienza el periodo de Glorias en Simplemente Capillita.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...