Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

jueves, 29 de mayo de 2014

SÚPER 8 COFRADIERO. VIERNES SANTO

El objetivo del Súper 8 no nos mostrará todas las cofradías de la jornada del Viernes Santo, del triste y rancio día en que conmemoramos la muerte de Dios, como buen humano que se hizo también sufrió el tormento más temido de entregar su vida mundana, aunque solo le durase tres días… así, seguiremos en aquel 1980 y nos perderemos por el barrio del Arenal y la Plaza Nueva, cuando en las primeras horas de la tarde la imponente hermandad romántica de la Carretería traspasa la ciudad. De fondo, la marcha ópera “Ione” pone el más medido y acertado telón de la tristeza y la melancolía para un paso de misterio que gracias a Dios lleva muchos años sin tener que cambiar nada, quizás en el andar observamos que entonces el compás de los costaleros era más acelerado, y quizás la zancada más corta –con lo que tiene que dar ese paso- porque así era el ritmo de las bandas de cornetas o agrupaciones, porque en realidad, quizás es el costalero el que se adapta a la música, no la música al costalero como algunos defienden.




Lo mismo podemos observar en el paso de cristo de la siguiente hermandad, en el mismo año y no uno cualquiera, el Santísimo Cristo de la Expiración, Gitano de la Cava, Cachorro de Triana que nos llega por Reyes Católicos, desde el puente que parece más que nunca Gólgota a la hora nona cómo sigue ese ritmo que pareciese el que trae por detrás su madre, jovencísima Señorita del arrabal del Patrocinio, casi aun rezumante a estreno salida de las gubias de Duarte, todo al compás magistral de “Cachorro, Saeta Sevillana” una de las grandes genialidades de Gámez Laserna. Por cierto, un detalle en el Señor, cuando levantan el paso, primero marcan el “sobre los pies” y seguidamente echan a andar, al contrario que a los modos actuales en que se sale poderosamente de frente y ya se camina marcando en el izquierdo, otra circunstancia que los más jóvenes desconocen, y que veo bien destacar con los mejores ejemplos… una imagen valen más que mil palabras.


 Seguimos en Triana, en el puente y en las puertas de Sevilla para los trianeros, la calle Reyes Católicos porque llega el Jorobaito de la calle Castilla, Jesús Nazareno y detrás su Madre bendita que nombra a la cofradía, la Virgen de la O. El mismo son ya tantas veces destacado en esta serie en el mundo de abajo, así los Ariza, más de cien años mandando esta cofradía, pueden afirmar hoy día que los pasos no andan como antaño, en estas imágenes le introducen los evocadores ecos de gaitas de la legendaria banda de la Guardia Civil de Eritaña con la marcha “El Alba”. Los sones del clasiquísimo “Pasan los Campanilleros” de Farfán nos trae la estampa del palio de la O por el lugar, que quien se lo diría, la coronarían canónicamente décadas después, el Altozano.



Saltaremos al año 1984 para visualizar unas imágenes históricas, la hermandad de San Isidoro saliendo pero no de la iglesia que le da nombre, sino desde la vieja capilla universitaria, la iglesia que huele a ojos verdes y ecos de Zarzuela o incluso de la Vega. Pero suena “Domus Aurea” de Jorge Gómez González en las puertas de la Anunciación para contemplar la salida de la cofradía, de Jesús caído en su magnífico paso, que como veo entonces también ocurría algo que a mí me ha pasado y es que cuando paso ante ti la imagen del Cristo de la Tres Caídas, la impresionante imagen del Cirineo te sobrecoge, así vemos el objetivo del Súper 8 acercarse más a la figura del genial Ruiz Gijón. Tras Él, la “Dama dorada”, la Virgen de Loreto en su inconfundible paso aunque es reseñable el exorno floral del mismo, con recargadas esquinas “trianeras” de derroche y abundancia floral, algo que hoy día no se concebiría en una hermandad de tan rancio abolengo.



Para terminar, aunque el montaje videográfico nos indique la calle Dueñas, a mí me parece más bien la calle de Santa Ángela de la Cruz, con el Convento del Espíritu Santo al fondo enmarcando el impresionante paso, obra completa del barroco de la Sagrada Mortaja, a los sones de “Sagrada Mortaja” del maestro Albero, y a destacar parece que entonces, Viernes Santo de 1980 la hermandad o no llevaba al muñidor vestido de servidor de librea o es que directamente no aparecía abriendo la cofradía esta figura hoy tan unida a la idiosincrasia de esta Virgen de marcados tintes macarenos en su perfil que abraza y amortaja al mejor de los nacidos, en el día trascendental de su muerte, el Viernes Santo, el que nos ha mostrado la cinta de Súper 8.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...