Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 21 de marzo de 2014

BAILÉN 1992. LUNES SANTO

Volviendo a la serie videográfica de la Semana Santa bailenense de los noventa de la pasada centuria, nos encontramos con el Lunes Santo de 1992, el cual como primer día procesionista de la hoy y aprobada en sus estatutos o reglas por el obispado, la “Muy Antigua, Primitiva y Venerable Cofradía de la Santa Vera Cruz”, era normalmente el día donde se presentaban las novedades en unos años muy fecundos en estrenos en las cofradías bailenenses, aunque desde siempre, según mi percepción esta era como la procesión que aunque se pillaba con ganas por ser la primera, era como la que menos atractivo, por llamarlo de alguna manera, solía tener, era como el anticipo de los días grandes que tenían que venir, sin duda que martes, jueves y viernes tarde eran las procesiones más cruciales para muchos de sus hermanos. Vasta contemplar que las ruedas seguían marcando la estampa del día de la Oración en el Huerto, donde sin duda destacaría el exorno floral, de centros tupidos de clavel e iris morado que quizás querían acercarse a esos montes de clavel de las sevillanas maneras que ya entonces Canal Sur nos traía a través de la pequeña pantalla.

Como verán, poco más que añadir a lo de los últimos Lunes Santo de toda la serie, pero obviamente la atención se centraría en el paso de palio. El pasado Lunes Santo, curiosamente los resúmenes de Canal Sur apuntaban el año 1993 como fecha del estreno o más bien 2013 cuando cumplía veinte años la actual Virgen de los Siete Cuchillos, como muchos me han insistido y como tantos ha preferido darle la razón al reportaje televisivo. Pero como dice el dicho que me viene como anillo al dedo, una imagen vale más que mil palabras, ahí tienen el estreno de la dolorosa en el Lunes Santo de 1992 y luego comparen con esta fotografía que fue la portada del programa de Semana Santa del año 1993, como verán Dios mediante en la serie de este próximo año, que lógicamente no podía figurar esta fotografía del paso saliendo del Santo Cristo en el mismo año de su estreno. Aún recuerdo su perfil entre el portón de la ermita casi recién llegada a la ciudad, la sorpresa que nos llevamos los niños de la hermandad ante esa imagen que no sabíamos de qué se trataba, y la verdad en casa no escuché nunca a mi padre hablar sobre una nueva imagen.

Era una donación, que se exigía no se diera a conocer el nombre de este generoso donante que vino a insuflar a la hermandad de una imagen propia y genuina de la Madre de Dios relegando la anterior imagen a su papel primigenio de Verónica después de décadas como dolorosa de los hermanos cruceros bailenenses. Fue una apuesta y palabra del presidente de entonces, Antonio Saavedra con el susodicho donante para que la imagen se alzase como la titular mariana de la cofradía, el cual aún hoy conserva su vehículo Ford Sierra entre otros motivos porque en el mismo trajo la imagen desde San Pedro de Alcántara (Málaga). La misma comenzó a utilizar el ajuar de la anterior dolorosa, su corona de reminiscencias macarenas y poco a poco se convirtió en la abanderada de los niños y no tan niños de la hermandad en esto de las disputas de belleza tan comunes entre los cofrades de todo pueblo hasta que al final la Madre de Dios se asentó en todas las hermandades de penitencia, y la “batalla Dolores-Siete Cuchillos” agudizó gracias a Dios en estas absurdas disputas, que en cierto modo son comunes en todos los rincones donde emerge la religiosidad popular. No tardaría mucho este que les habla en comenzar a preguntar quién era su autor, aunque siempre me encontré un “no se puede decir” por respuesta, aunque su presidente, Antonio Saavedra, me comente hoy en día que la única realidad es que nadie sabía quién fue su autor, porque ni el donante lo dijo y ni se le preguntó, cosas de este pueblo. Pero bueno, diecinueve años después este simple capillita tuvo la dicha de descubrir e intuir unos rasgos en Ella afines a una gran escuela y a uno de sus discípulos, preguntar, confirmar y mostrar al mundo su autor, el trebujeno Juan Herrera Cala.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...