Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

sábado, 8 de febrero de 2014

EL SAGRADO DECRETO DE CASTILLO LASTRUCCI...

Uno de los nuevos descubrimientos sobre la Semana Santa sevillana, podría ser lo que intenta recrear este sencillo fotomontaje que abre esta entrada. Con todos mis respetos a la hermandad de la Trinidad y a la Redención de Sevilla, he intentado recrear como podría ser hoy una idea que se intentó gestar en el pasado y que por razones desconocidas no llegó a buen puerto.
Nos documenta Francisco Amores Martínez en el último número de la revista “El Boletín de las Cofradías de Sevilla” el intento fallido de la hermandad de la Trinidad de sustituir su primitivo misterio alegórico por uno nuevo realizado por el prolífico artista sevillano Antonio Castillo Lastrucci. Corrían los años veinte del siglo pasado cuando la hermandad dio un giro radical a su cofradía con la reforma de muchos aspectos de la misma, como por ejemplo la primera salida bajo palio de la Esperanza de la Trinidad que hasta entonces procesionaba en el calvario de las Cinco Llagas. Fueron los tiempos en que llegó la imagen de la Virgen de la Concepción, que por cierto como se deduce en este estudio, Magaña no la realizó posiblemente previo encargo de la corporación del Sábado Santo, sino que ya tenía la imagen realizada y es la que ofreció a los hermanos trinitarios como alternativa al hueco que dejaba en el misterio la Virgen de la Esperanza. Curiosa historia vivieron con la vuelta del misterio alegórico del Sagrado Decreto a las calles, cuando el capellán y párroco les aconsejó que solo procesionase el trio divino de la Santísima Trinidad y el Arcángel San Miguel abatiendo al pecado, sobre el entonces paso de María Auxiliadora.
Fue en las proximidades de la Semana Santa de 1926 cuando la hermandad encarga al imaginero Castillo Lastrucci el reconocimiento de las imágenes para que valore el estado de las mismas y su conveniencia con vistas a poder procesionar o no. Así obró el imaginero de la calle San Vicente, el cual entonces había levantado el asombro de la ciudad con el misterio la Bofetá, alegando que el conjunto presentaba tal deterioro que era más conveniente realizar un nuevo conjunto del cual se dispuso a realizar un boceto, el cual se podría haber estrenado en la Semana Santa de 1927, donde procesionó el conjunto con el que se contaba hasta que los medios hicieran posible la reforma deseada. Obviamente aquel proyecto no se materializó y ni siquiera se sabe si Lastrucci llegó a idear aquel boceto, e incluso en que pudo consistir el proyecto, ya que el misterio dejó nuevamente de procesionar hasta 1940.


Aquella idea por las razones que fueran no se llevó a la realidad con lo que hubiese sido el segundo misterio de la producción de Lastrucci para la Semana Santa de Sevilla, honor que ostenta el de la Presentación al Pueblo de San Benito que se estrenó en 1928. Así con los años se siguió conservando las antiguas imágenes que en muchos casos si se han sustituido hasta llegar a conformar el misterio actual que conocemos todos. Por ello, como no podemos saber que pudo tener en mente el genio de Castillo Lastrucci he recogido como base el actual conjunto de la Santísima Trinidad y he sustituido en el montaje los bustos, con mi muy mejorable técnica en Photoshop, y he colocado dos imágenes salidas de la inconfundible impronta del maestro Castillo, como es el Señor de la Redención para la imagen de Dios Hijo, y la cabeza de San Pedro del mismo misterio para la imagen de Dios Padre, intentado buscar una imagen de Lastrucci de un hombre anciano, con largas barbas y cabello plateado como la historia del arte ha venido más comúnmente mostrándonos la idealización humana del Dios Todopoderoso, para que nos pudiésemos hacer una idea de cómo podría haber sido hoy en día el misterio del Sagrado Decreto si lo hubiese realizado el genio de Antonio Castillo Lastrucci.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...