Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

miércoles, 5 de febrero de 2014

EL ROSARIO EN EL CORAZÓN...

Es curioso que para estos días donde las dolorosas se visten de rojo para la candelaria, apareciera la Esperanza Macarena luciendo dicho atavío pero presentando una estampa que en cierto modo ha despertado la polémica, porque todo lo que tenga que ver hoy con estética cofradiera de por si mueve a la crítica, constructiva o destructiva según se mire y según se exprese. No está dejando indiferentes a nadie el nuevo encargado de la presencia de la Madre de Dios en Sevilla. Destaca en su tocado poderosamente, no se una razón de peso para ello, la incrustación en el pecherín de un rosario, cuando lo más normal es portarlo en la mano, porque tal como dicen algunos críticos, el rosario no es un collar, se porta en la mano para poder realizar el rezo que la misma virgen María nos promueve a rezar para alcanzar las gracias divinas. Lo cierto es que soy de esta opinión, siendo mundano y acérrimo capillita, creo que con la Esperanza no se puede dar mucho juego a experimentos, pero…

Acabo de recibir una triste noticia, mi amiga Toñi, aunque siempre la llame como la novia de mi amigo Félix ha despedido en el día de hoy a su abuela, con la que estaba muy unida. La última vez que volvió con nosotros a Sevilla quería visitar a la Esperanza seguramente para pedirle por ella. Pero así es la vida, y así está marcada, tenemos que tener claro que nadie va a durar para siempre como nos lo recuerda un esqueleto sentado sobre la bola terráquea cada Sábado Santo desde San Gregorio. Hoy como tantas veces le queremos hacer ver su novio y yo, su abuela ya se ha ido al cielo, gracias a esa cruz triunfante donde la muerte superó a la muerte. Un rosario que compró en la basílica en uno de nuestros tantos viajes y que se lo regaló, del cual no se separó ya jamás de su lado, seguramente porque veía que su nieta se acercaba más a las cosas de Dios y el mismo ya viaja con ella hacia el paraíso prometido. Es curioso entre tanta polémica, la Macarena nos muestra un Rosario en su pecho… ¿una señal? Posiblemente su prioste o vestidor ha sido, tal como diría su capataz, un nuevo instrumento para decirte que te escuchó, que le concedería un premio mejor que es estar con Ella para siempre, y con su Hijo que para ti tiene la cara de nuestro Soberano, que el Rosario es el símbolo, es la manera de decirte sin palabras que tu abuela, ya está sintiendo el verdadero aliento de la Madre de Dios, que para mí, para nosotros tiene la cara entre la pena y la sonrisa de la Esperanza Macarena…

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...