Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

jueves, 9 de enero de 2014

TAN CERCA Y AUN NO PODEMOS TOCARLA...

Cuanto tiempo contándoles un sueño hecho margarita deshojándose de la impaciente espera de ese gran amor que para todos los que nos dejamos caer por esta casa, es la mayor semana del año, la que se pasa más rápido y la que se vive como ningún otra… yo creo que hasta los ateos perciben esa sensación… pero esa margarita ha llegado a sus últimos pétalos, porque el horizonte cada vez se ve más cerca porque ya alcanzamos a distinguir en el camino los signos que nos llevarán directamente  hacia la semana donde la ciudades se hacen templo bajo las bóvedas de que forman las nubes, bueno mejor la capa pura y azul de su reino…
Como cada año me gusta hacerme eco de los primeros carteles donde aparece el nuevo número, 2014 en este caso, aun teniendo en nuestro ser el sabor de los mantecados, que digo, aun comiéndonos los sobrantes, ve una estas cosas y quiere absorber la fragancia  del incienso como solo en Semana Santa huele. Málaga suele ser de las primeras en anunciar al mundo que ya están esperando y preparado su inminente Semana Santa y nos presenta una estampa típica de la esencias malacitanas, de su simpar callejero, con su iglesia de San Juan recibiendo a un “trono de palio” elevando los sueños de aquellos que se sumergen en la burbuja de la gracia.

Pero me ha resultado curioso, y no he podido evitar no contarlo, el primer plano de dos nazarenos en la lejanía observando la salida del trono, en concreto el de Lágrimas y Favores. La estampa dentro de una idea cartelista pues es bastante común, no muy arriesgada pero bella, magistralmente pintada en una técnica realista en acuarela, por el pintor José González Bueno , y sin pararme mucho en la simbología del mismo, me ha llamado la atención que se plasmen dos nazarenos con el caperuz quitado… me ha recordado mis crónicas veraniegas , en mi vista cofradiera a Málaga tras las cuales algunos no digirieron muy bien las pegas, dichas siempre para aportar, que pude encontrar sobre el estereotipo procesionista y cofradiero malagueño, sobre todo cuando siempre utilizo mi modelo para valorar estas cosas. Lo primero que he pensado,  al verlo de pasada por el móvil, es que allá donde se asienta las formas por excelencia de mi modelo, seguramente este cartel tendrían que  volver  a repintarlo, porque un nazareno con el caperuz quitado sería considerado casi de sacrilegio, sobre todo en el cartel principal de anunciar al mundo la llegada de la Semana Santa aunque los motivos del autor sea tan sanos como para destacar el sexo de los dos nazarenos, en un especial homenaje a la mujer nazarena, pero bueno, me consta que incluso allí se ha levantado la polémica, porque en cierto modo están luchando en que esto cada vez se observe menos en el mundo cofradiero de la ciudad, pero también me parece sorprendente que las criticas fueran menos al pensar que reflejase la recogía… al acabar la estación de penitencia, el nazareno vuelve a casa igualmente cubierto… es bueno recordar de donde también se nutren para enriquecer las formas de sus cortejos penitenciales… aunque allí también se sigan viendo, eso sí, con cuentas gotas, escenas poco propicias para un nazareno.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...