Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

miércoles, 29 de enero de 2014

LOS VÍDEOS DEL CORREO (XXVII)

Hoy seguiré fiel a mis promesas, las que surgieron en los inicios del blog, qué tras cuatro años de incesante actividad, dejaré plasmada una nueva entrada, la primera en este año de 2014 de unos recuerdos que me retrotraen profundos sentimientos que comenzaron a forjarse hace ahora veinte años. Seguramente sería por estas fechas cuando mi padre me puso en sobre aviso de los videos y láminas a color que iba a comercializar con motivo de la preparación para una nueva Semana Santa, el diario sevillano “El Correo de Andalucía”. Por ello, como quiero seguir fiel a recodar mis inicios cuando me enamoré de la Semana Santa hispalense, hoy iniciaré una nueva entrada donde aparecerán los últimos videos de la colección de las cintas azules que yo mismo capturé y colgué en la red para el disfrute de todo cofrade o capillita.
Fueron los videos donde normalmente se mostraban la salida de las hermandades, algunas la recogía, lo cierto es que de esta colección no llegué a visualizarlas todas. Como con el tiempo me di cuenta de lo complicado y el tiempo que me llevaba catalogar el año de cada video pues solo me detendré a lo que las imágenes nos muestren  de lo posiblemente novedoso para aquellos que no recuerden o no conocieran los modos y formas de aquellos primeros años de los noventa.
Dos de ellos, en parte ya han aparecido en esta serie, pero hoy nuevamente los volveré a mostrar porque se muestran en toda su magnitud, mostrando todos los pasos de las cofradías que se reflejan. Cronológicamente empezaremos en el Martes Santo, con la hermandad de la Candelaria donde obviamente se nos muestra la salida del Señor de la Salud, soberbia imagen aunque de menor tamaño al más común, que el destino quiso devolver para el programa plástico de la pasión hispalense, el cual rápidamente me sobre llamó la atención por llevar sus vestiduras talladas y en definitiva por su peculiar forma. Es curioso que mientras hoy se le quita un extremo dela cruz para poder salvar el dintel de la puerta de San Nicolás, entonces se prefería realizar la salida con rodilla a tierra, he aquí una muestra de madurez por salvaguardar la integridad física de los que al fin y al cabo, son personas realizando un trabajo físico, más con la dificultad que presenta la puerta de San Nicolás en la que hay que bajar una rampa en el interior, lo que acrecienta la complicación de hacerlo de rodillas. El pasito, gran joya de la talla sevillana, con los candelabros primitivos revira en busca de Sevilla para realizar un año más su estación de penitencia mientras los ecos de “Réquiem”, como en muchos de aquellos videos marcaban el compás de los pasos de cristo. Tras Él, esta vez si aparece su bendita Madre de la Candelaria la cual celebrará su onomástica en próximos días. Sin duda es de destacar el trabajo de la cuadrilla, en definitiva de las dos como con los años la evolución ha sido muy positiva. La verdad es que contemplando el video en muchos casos llega a despertar el miedo por el posible roce de todo el paso en los canceles de la puerta, lo cierto es que no llego a diferenciar si también se echaba los costeros a tierra como en la actualidad o si también se hacía con rodilla a tierra, la verdad es que el ingenio para sacar este palio alcanza grandes cotas de maestría. En aquel año no suprimía la parte más elevada de las cornisas de las bambalinas delantera y trasera como si se hace hoy en día, lo que conlleva como contemplamos en el video la continua chicotá que lleva a la Candelaria en busca de la Santa Iglesia Catedral al compás de una marcha muy de moda entonces; “Encarnación de la Calzada”. Igualmente quisiera destacar que en la visualización de este video, de hace veinte años me llamaba poderosamente los dos elementos que custodiaban la puerta de San Nicolás, como son los populares retablos cerámicos cofrades de Sevilla, desde entonces comencé a pensar el bien que le hacen a toda cofradía, para los que se piensan que yo esto lo aprendí hace dos días a través de internet…


El siguiente video también apareció en esta serie en parte, donde nos muestra el inicio de la estación de penitencia de la popular hermandad de san Bernardo. Una banda de cornetas y tambores me mostraba que abriendo el cortejo en Sevilla también se ponían bandas, la cual interpretaba la marcha clásica “La Dolorosa”. Para que vean lo que cambian las visiones, cuando contemplé la salida de su inconfundible paso Cristo y sonaron los ya inmortales ecos de una banda que sin duda dejó huella en San Bernardo, la Magdalena de Arahal y sus dos geniales partituras dedicadas a la hermandad de los toreros, pensé que las agrupaciones musicales si hacían buena música y que lo otro eran músicas más planas, la madurez hace ver las cosas más profundamente…
Estampa clásica donde las haya, donde una hermandad que debería tener un cierto carácter más serio se contagiaba del fenómeno cofradiero de entonces y llenaba de alegría su cofradía como de barrio populoso que era, quizás esa sería una razón para quitar las asentadas agrupaciones por las cornetas, solo basta con observar los últimos segundos de la parte del Cristo de la Salud. Es curioso que hoy mismo un comentario en este video me ha hecho meditar sobre aquello tan mundano que suele sentenciar cualquier discusión; “para gustos colores”… salía la Virgen del Refugio en su majestuoso y dorado paso de palio mientras el Himno de España levantaba la algarabía de aquellos vecinos que siguen buscando su refugio. Se hace la música, clásico total; “Rocío” y lo que se vislumbra a continuación desgarraría las vestiduras de unos hoy en día y para otros, como ese usuario que ha dejado el comentario en el video, levantaba el pellizco más grande en el pecho al ver los movimientos de la cuadrilla, realizando una especie de levantá a la música, por buscar alguna definición más parecida a esto en la actualidad, la verdad que esto tiene todas las pintas de que se hubiese hecho más en Triana que en cualquier otro lugar de la ciudad. Lo cierto es que entonces me desbordaba las emociones en el sofá mientras los veía, creo incluso que fue la primera vez que escuché “Rocío”, cuando comencé a sentir en mi alma que la marcha desde el solo en adelante desparrama la pura Semana Santa, a la experiencia inexplicable más grande del mundo…



Y para acabar les dejo la salida de una cofradía que me extasío solo con pesar en ella. El próximo Viernes Santo tampoco podré verla, así está ya programado y la verdad que en cierto modo es una penitencia. Estrecha callejuela que le da inmortal denominación, la Carretería, donde la estrechez era lo primero que hacía llamar la atención cuando de una capilla salía una mole de paso, muy oscuro y con la peculiaridad de llevar los tres crucificados; el Cristo de la Salud en sus tres Necesidades, sin quererlo advocación protagonista en esta nueva entrada y los dos ladrones. Tras el misterio el paso de la palio con la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad –por cierto, Barbeito al dar los autores de la imaginería se confunde completamente de hermandad, diría que está hablando de la Esperanza de Triana-, una dolorosa implorante al cielo que pronto me llamó la atención por sus singulares grafismos, era sin duda un tipo de imagen que antes nunca había visto y que sin duda era parte esencial de las formas sevillanas. En aquel entonces ya comenzaba a intuir algo diferente en esta hermandad y algunas como ella, que bien no sabía definir ni catalogar, hoy con los años saboreo la esencia romántica en sus formas, como las hermandades más luctuosas según unos cánones estéticos e históricos concretos en Sevilla. Aunque el paso palio sin duda se impregnaba de la algarabía heredada de los ochenta y las bambalinas de las hermanas Antúnez se balanceaban sin desmedida tal como gustaba al populacho al compás de una marcha tan rítmica como “Esperanza Macarena” de Pedro Morales, fueron años de una nueva reconstrucción cofradiera donde el papel del costalero y la música comenzaban a tomar un protagonismo importantísimo –para bien y también para mal- y en las que muchas hermandades tuvieron que buscar cual debería ser su sello, y se podría decir que las tres cofradías protagonistas en esta nueva entrada a mi parecer lo encontraron a la perfección.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...