Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

sábado, 16 de noviembre de 2013

BAILÉN 1987. JUEVES SANTO

Siguiendo en la línea de la Semana Santa de 1987, evidentemente como no teníamos jornada procesional en el Miércoles Santo, nos adentraremos en unas secuencias que también nos aportaran muchas estampas novedosas y a la vez para el recuerdo de cómo era aquellos Jueves Santos. La salida acelerada por las ruedas, del entonces pequeño trono iluminado por los primitivos candelabros de madera, salidos de las manos del autor de todo el conjunto; Juan Rusillo, donde ya comenzaba el periplo procesional de la entonces particular cofradía penitencial con su San Juan evangelista como máximo titular. La curiosidad de aquel año radica en que la cofradía de la Santa Vera Cruz  procesionó a su titular mariana –algo que se repetiría en algunas ocasiones en la década de los noventa- tras la imagen que desde 1985 venia y viene procesionando en la jornada del Jueves que reluce más que el sol, o uno de ellos, el Ecce Homo. En la siguiente imagen contemplamos los inicios de la renovación que trajo los años ochenta de la pasada centuria. La Virgen de los Dolores portada por hermanos anderos dándole otra vitalidad a la Semana Santa bailenense, que tal como podemos ver en estas imágenes ya comenzaba a batallar con el antiguo modelo. Es destacable algunos ingredientes que yo por ejemplo ni recuerdo, como el trono de la Virgen, el que siempre hemos llamado “el de madera de la Virgen”. Seguramente desde que llegaron los nuevos respiraderos de orfebrería lucentina y las anteriores bambalinas sin la inclusión de los “ave marías” de alpaca que luego completaron aquel sencillo palio. Destacar la posición tan adelantada de la Virgen en el paso que la cola del antiguo manto no llegaba ni a sobresalir por la parte posterior, la cual incluso no descansaba en la actual pena de orfebrería sino sobre las antiguas andas en las que procesionaba, sobre todo en su procesión del sábado más próximo al 15 de septiembre, día de su festividad. Es de destacar el exorno floral, imperante sobre todo un friso de clavel blanco a comparación de la abundancia floral que después vendría hasta nuestra actualidad lo que me hace entender que entonces se intentó buscar las verdaderas esencias que acabaron por otros derroteros…
Nos llega la Santa Vera Cruz pero esta vez con el paso del Ecce Homo, el cual jamás hasta que conseguí este video lo había visto en el paso de ruedas, tal como dije siguiendo la vorágine de procesiones, bajando una imagen y subiendo otra, lo que hace que contemplemos casi la misma estética siempre. Tras Él el paso palio de la Virgen de los Siete Cuchillos, la tercera salida de la imagen aquel año y aun le quedaría dos más. Y evidentemente la imagen que desde quizás el siglo XVII -evidentemente ésta no- viene ocupando la jornada del Jueves Santo, la del “Amarrado a la Columna” también caminando sobre los hombros de sus primeros hermanos anderos, con la estética de aquellos primeros años, donde figuran los antiguos faroles o lámparas que dieron luz a este ya desaparecido trono del procesionismo bailenense.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...