Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

martes, 15 de octubre de 2013

BAILÉN 1987. DOMINGO DE RAMOS

Continuamos con esta larga serie, donde mostrar y recordar la Semana Santa de mi infancia y por ende la Semana Santa de mi pueblo; Bailén. Acabamos 1990 y la idea era continuar hacia delante con 1991, pero la publicación de estos videos deparó que aparecieran nuevas cintas para poder mostrarlas en este mi blog, como el que me cedió gustosamente el amigo Antonio Pradas. Y gracias a él viajaremos más en el tiempo hasta la Semana Santa de la década de los años ochenta de la pasada centuria, en concreto a 1987. Una Semana Santa que lógicamente me cuesta recordar, la verdad, es que no recuerdo nada, aunque algunas de las escenas que iremos viendo si viven aún como flashes en mi me memoria.
Me hubiese gustado comenzar por el tradicional Saludo, porque seguro que a muchos les hubiese sorprendido ver como se celebraba y sobretodo como se presentaba en aquellos años donde comenzó a forjarse su esplendor y su fama. Pero la calidad en la captura era tan nefasta que decidí que no estaba presentable su visualización y no lo colgué. Será la tan vieja grabación porque ya verán a partir de ahora que la calidad de video no será tan excelente, pero bueno, menos es nada…
Así les dejo con el Domingo de Ramos de 1987, presidio lógicamente por la única procesión entonces, la de Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, el paso de la “Mulica” como lo llamamos desde siempre. Destacar del mismo el paso sobre el que procesiona la imagen de los talleres del “Arte Cristiano” de Olot, su sencillo paso, de molduras doradas y propulsado por ruedas hasta que apenas unos años después abriese la Semana Santa desde la Encarnación sobre el trono de Palma Burgos y posteriormente a costaleros sobre el trono de Nicolás Prados López. Esta es una de las imágenes que aun guardo en mi memoria de aquellos tiempos, la Mulica sobre aquel pequeño trono, seguramente el de la fundación y que no me extrañaría que fuese realizado por el taller de los “tomateros”, la familia García por su parecido con el antiguo paso de la Virgen de Zocueca. Gracias a mi labor desinteresada en esta casa de mostrar al mundo cofradiero, gracias a Dios bastante exigente y selecto, la religiosidad popular que me inyectó el veneno pasional, la de mi pueblo, pude conocer que fue de aquel paso, al cual aún recuerdo subido en un camión en el atrio de la iglesia parroquial pasando sus últimas horas en Bailén. Después conformé la idea de que se destruiría, pero gracias a la información facilitada por el buen amigo y capataz Rafael Mondéjar, puedo decir que ese paso acabó en Arjonilla para portar la custodia en el día del Corpus Christi.
Para acabar mencionar otra estampa que se visualiza en el video que también pervive entre sombras en mi cabeza que no es otra cosa  que el discurrir de la cofradía por el Paseo de las Palmeras –más bien por un tramito de calle Sevilla-, ante la ermita de la Limpia y Pura y su bajada por la calle Pérez Galdós, conocida popularísimamente como la “calle el Santo”, llenando esta céntrica vía del colorido blanco y rojo de sus túnicas. Y hablando de rojo, curioso el recurso utilizado en el exorno floral, que aunque la sencillas jarras lleven simples ramos de claveles abiertos, el friso del escueto canasto de aquel pequeñísimo paso ya llevaba un más sevillanizado friso de clavel. Poco años después, visualizando videos de Sevilla, mi padre se exaltaba cuando escuchaba las marchas más comunes en la capital hispalense, como “La Estrella Sublime” de López Farfán y se lamentaba de que ya no las escuchaba en Bailén, yo por edad es que ni me sonaban escucharlas, yo comencé a “vivir” en la etapa de Abel Moreno prácticamente… pues en el video tenemos la muestra de que antaño se tocaban esas marchas, hoy por desgracia bastante menos…

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...