Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 14 de junio de 2013

EL NUEVO "CONSUELO" DE DIOS PARA BAILÉN.

No me ha sido posible hasta el día de hoy en que le hable al universo capillita –vamos, a los que quieran dejarse su tiempo aquí- y para gozo de mis paisanos de uno de los últimos hitos, y sin duda gran estreno y novedad de las cofradías bailenenses para con su Semana Santa y nuestra más propia religiosidad popular. Tenía intención sin duda de departir del estreno de la nueva imagen o misterio del titulado ya “Ntro. Padre Jesús del Consuelo Orando en el Huerto” que ha venido a sustituir al antiguo y primitivo icono de esta representación plástica de la Semana Santa bailenense, pero como creo que se merecía una significativa valoración, lo que conlleva un mayor detenimiento en la elaboración del articulo-entrada (recodar que esto es un blog de opinión personal, no una web políticamente correcta o explicativa de un tema en concreto) ya que por dos motivos no había podido quizás haberle mostrado algo más de interés como he hecho con cualquier otra noticia, que siempre yo, considere digna de mención en este mi blog personal. Antes del estreno y puesta al culto público de las nuevas imágenes, ante la casi nula publicidad que yo he considerado que se ha dado a tan significativo estreno para una cofradía, donde pareciese -tal como le gusta obrar a los dirigentes bailenenses desde que éste tiene uso de razón- que no se le quería dar mucho juego a las siempre diversas pistas que según yo entiendo tiene que acarrear un estreno –desde mostrar el mismísimo modelo hasta algún detalle que alimente la expectación-, y ante posibles molestias que pudieran surgir, llegó la Semana Santa y apenas apareció en estas páginas nada sobre el asunto, muy a la inversa al poder que me da por ejemplo la parroquia de San José Obrero –en datos y libertad de publicación-, por eso mismo, porque todo parecía que se quería guardar en un máximo secreto… basta con observar que la imagen se bendijo el mismo día y pocas horas antes de la anual salida procesional, el Lunes Santo, sobre su paso procesional u trono. Aunque se tuvo que suspender por la dichosa lluvia, para estrenarse al día siguiente incorporándose al cortejo establecido de Jesús de Medinaceli y Ntra. Sra. de los Siete Cuchillos.
La segunda y tras el estreno pasada la Semana Santa ha sido; falta de tiempo, donde poco a poco se me fue demorando al anteponer este que les habla diversas entradas, como son los resúmenes de mi particular Semana Santa -aquel día como ya sabrán estaba en Sevilla- de los cuales aún me faltan por contar miércoles, viernes y Sábado Santo. Pero ya conocen mi modelo, línea y mi temática, y así seguirá mientras tantos visitantes sigan contabilizando el contador, lo que quiere decir, que tan mal no tiene que estar lo que cuento… y lo que pienso. Ahora con dos meses de vacaciones forzosas –donde ciertamente ya tiene uno ganas hasta de dárselas al blog- pues intentaré apórtales todo lo que pueda dar de sí mi alma, en el corto espacio de tiempo que tiene que ocupar una entrada de blog, que no es lo mismo que un artículo, que se puede gestar con mucho más tiempo y cantidad de datos.
Así la hermandad de la Santa Vera Cruz, o la “Muy Antigua, Primitiva y Venerable Cofradía de la Santa Vera Cruz” fiel a su modelo de cofradía ha obrado según mi parecer en esta ocasión acertadamente en la intención de una búsqueda de crecimiento y mejora patrimonial de la hermandad, algo que puede conllevar, seguramente, el crecimiento institucional de la corporación penitencial más antigua de la localidad. Me consta que según las ideas que llevan a la práctica su junta de gobierno se quiere mejorar y quizás revitalizar el espíritu de la hermandad basándose en el viejo modelo, apostando por la herencia de aquellos hermanos que sobretodo, tras la Guerra Civil comenzaron a forjar este patrón, donde sin duda destacó la inclusión de muchas imágenes titulares, quizás demasiadas si comparamos el fenómeno social y cofradiero que se respira hoy en día. Obviamente poner en la calle –amén de los cultos internos- hoy día entre cinco y ocho pasos procesionales, con el nivel de decoro que exigen los tiempos de flor, cera o música más el humano; nazarenos, anderos u portadores… no es lo mismo que en los tiempos de postguerra, donde las cosas “importaban menos”, daba menos  importancia la presentación o el decoro y la participación de los hermanos a comparación de hoy día, y quizás el éxito de la cofradía radicaba en que era la que más pasos sacaba a la calle.

La Santa Vera Cruz pasó de apenas contar con tres pasos procesionales en 1936, quizás menos, a contar en los años sesenta con siete si no me fallan las cuentas, más la inclusión del Ecce Homo en los ochenta y el Descendimiento en los noventa de la pasada centuria, donde obviamente no incluyo a la actual imagen de la Virgen de los Siete Cuchillos. Junto a Ella, una nueva Magdalena y ahora la Oración en el Huerto, la primera incorporación del siglo XXI, ha venido a sustituir a los iconos originales. Tras la Guerra Civil, y ante la sorpresa que me supone, que se apuntara a que se recurrió a los tallares de imaginería en serie como los de Olot, Zaragoza o Madrid por la precariedad económica en aquellos desoladores años, ante los más evidentes bajos precios de esta tipología de arte religioso, se optara, y ante las duras adversidades, por incrementar los titulares de la hermandad, con el misterio de la Oración en el Huerto y el Cristo de Medinaceli entre los años 1948-1950. Aunque es de destacar que tanto la Santa Vera Cruz (Juan Francisco García) como el Cristo de la Expiración, más la Magdalena (Juan Francisco García) serían donaciones a la cofradía, es decir no les costó ni una peseta a las escuetas arcas de la cofradía. Seguramente la más fácil accesibilidad a estos presupuestos y no tener que hacer gasto en las imágenes referidas harían que aquellos cofrades – tan solo con la Verónica, sino se demuestra lo contrario-, donde se encontraba mi abuelo paterno, decidiesen adquirir más imágenes a lo que normalmente acostumbra una cofradía para así, según sus ideas por entonces, engrandecer la cofradía que estaban levantando de las cenizas y con ello la Semana Santa bailenense, y de hecho lo consiguieron, porque años de esplendor gozó la cofradía con este su particular modelo donde no importaba por ejemplo la calidad artística del patrimonio aunque seguramente sea la hermandad donde se engloben la mayor cantidad de las piezas más interesantes del arte cofradiero de Bailén –aunque la gran mayoría llegadas en las ultimas décadas-, pero obviamente sin llegar ninguna alcanzar las más elevadas cotas de maestría de las grandes muestras artísticas que atesora Andalucía, ya que es el estilo andaluz el que impera en la impronta de la cofradía.





















Pero el modelo generalizado de la Semana Santa andaluza cambió, y tanto otras hermandades del pueblo como lo que se puede observar en otras localidades -principalmente por televisión, en algo si nos parecemos a Sevilla, en Semana Santa a los cofrades poco nos gusta salir de nuestro pueblo, a conocer nuevas culturas, obviamente yo soy la excepción que confirma la regla, o de los pocos…- hace que las mentalidades vayan cambiando, a veces con rapidez y otras con demasiada lentitud. Esto hace que lo que “valía” en los años cincuenta, hoy no, aunque por desgracia haya aun muchos que piensan que las cosas funcionan y deben de funcionar igual que hace más de cinco décadas… Por ello, aunque la imagen de la Oración en el Huerto, realizada según los datos oficiales de la hermandad en diversos medios como su blog oficial, en “los Talleres de Vayreda, Bassol, Cassabo y Cía., s.l. de Olot (Gerona)” en 1948 siempre gozó del aplauso popular – la verdad, de la imaginería seriada, nos llegó de los trabajos más dignos, salido de aquellos desafortunados talleres para lo que es la historia del arte-, basada en una iconografía muy particular de la que espero hablar en otra entrada por falta obvia de espacio, que convirtió a esta procesión en una de las esenciales en el imaginario cofradiero de la ciudad, insustituible para la gran mayoría. Así lo ha entendido la cofradía y así lo contempla cuando decide embarcase en un ambicioso proyecto como es la rotunda actualidad, del estreno de la imagen del Señor y el ángel confortador Egudiel, a la que se le agrega una nueva advocación, la verdad no sé en qué sentido o estudio histórico, iconográfico o litúrgico se han podido basar para que la misma encaje a la perfección, la verdad no conozco similar simulacro devocional advocado del “Consuelo”, aunque pudiese radicar en el consuelo o confortación a la que acudió el ángel – llamado en muchas ocasiones “confortador”- ante la agónica oración de Jesús antes de sus horas cruciales. Evidentemente si no hay datos, soy yo el que tiene que “adivinarlos”, y a mí para esto me gustan más lo que se publican oficialmente que los que me puedan contar en persona, por mejores que sean, que luego uno no sabe a acertar en lo que se debe o no debe decir y a veces es mejor apuntar lo que las cofradías quieren que se sepa, este blog me ha dado muchas muestras de ello… algunas, por desgracia y gran tristeza para mi labor.
La sustitución de la imagen viene dada, sobre todo ante el resultado de una poco afortunada restauración acometida sobre la imagen en 2007, en un proyecto donde también se acometieron intervenciones sobre las imágenes del Cristo de Medinaceli o la Virgen de los Siete Cuchillos, la cual esta última ya ha sido intervenida ante el descontento de aquel resultado por el mismo autor del nuevo conjunto de Getsemaní, el que casi veinte años después, sigue siendo el artista de la hermandad, José Miguel Tirao Carpio. Volviendo a la restauración, la misma fue mucho más allá que intentar subsanar los deterioros del tiempo, que por otro lado, son prácticas desaconsejadas por cualquier especialista, de la poca conveniencia de restaurar estas imágenes que fueron creadas mayormente con vistas a estar estantes en los templos que a aguantar los ajetreos de las salidas procesionales.



El conjunto se desmembró de su único bloque para separar la imagen del Señor de la del ángel, eliminado el poco suelo del huerto que unían ambas imágenes, quizás con una intención similar a la que se obró por aquellos años en la localidad vecina de Linares, para que así la imagen del Señor se pudiese contemplar desde más ángulos de visión y que no fuera la espalda del ángel, o más bien la rama de olivo, lo que ocupase el principal plano del paso. En esta intervención, se crea un candelero y unas nuevas manos, dignas más de las artes populares profanas que en nada tienen que ver con la imaginería religiosa, para así poder revestir la imagen que hasta entonces, como suele ser la imaginería seriada, era de “talla completa”, es decir, con sus ropajes elaborados igualmente en pasta-madera. A ello hay que añadir la imprimación de una nueva policromía, infinitamente de menor calidad a la anterior que levantó todas las alarmas, con lo que cuesta en este pueblo admitir un error, pero que felizmente se ha subsanado con el éxito que desea cualquier junta de gobierno que se desvela por su cofradía.













Por ello llega este nuevo e importante hito en la más de cuatro veces centenaria historia de la hermandad “crucera” de Bailén, con una nueva bendición en post de mejorar, porque sin duda mejora lo que había, desde la concepción original de 1948 y sobre todo tras las restauración, porque me sigo reafirmando y siempre lo he dicho, hay que comenzar a entender, la necesidad de cambiar esa imaginería de tan escaso valor artístico, que paradójicamente, no se encuentra  exenta de devoción en algunos casos puntuales. Y siempre he dicho que el golpe no sería tan duro cuando las nuevas imágenes siempre presentaran ciertas connotaciones con las que vendrían a sustituir… parecidos en los rostros e incluso en las iconografías. Pero me satisface comprobar que en esta ocasión no se ha contemplado nada de esto, y que por ende los cambios no serían tan dramáticos –según cuales, eso si- como muchos se imaginan ya que en esta ocasión la voz popular ha valorado favorablemente las nuevas imágenes, donde Tirao Carpio se ha basado en el inmortal modelo iconográfico de Salzillo para Murcia donde dispone al ángel tras la imagen de Jesús, en un primer plano centrando todo el protagonismo, sin cruzar sus miradas, un modelo por otro lado tan aceptado que ha sido archirepetido para representar este pasaje pasionista en multitud de lugares de toda España, en lugar de colocar al ángel frente al Señor o escorado en un lado como lo habíamos conocido durante sesenta y cinco años, iconografía ésta, que quizás creó la hermandad de Montesión de Sevilla en el siglo XVII y que se amoldaba a la estética ideada en el primitivo conjunto bailenense. Ciertamente su presidente ha puesto toda su alma para que esta empresa llegase a buen puerto, apostando por un artista muy señalado por algunos de sus trabajos en el ámbito cofradiero local, ante la evidente mejoría que en estos más de diez años ha conseguido atesorar trabajo tras trabajo y que la hermandad ha tenido en cuenta para adjudicarle el encargo. Lo cierto es que desde que el toxiriano apuntara hacia la llamada “nueva escuela cordobesa” con Romero Zafra y Antonio Bernal a la cabeza como baluartes de esta nueva corriente artística, Tirao ha hecho cambiar bastante las opiniones desfavorables de sus antiguos trabajos. La terminación de sus últimas obras nos habla de ello, buscando bellos y realistas rostros, el modelado de los cabellos y el formato de manos y las policromías hacen que hasta los menos doctos en el pueblo, piensen en la obra de los cordobeses al contemplar la nueva imagen… basta con contemplar el mismo misterio de Antonio Bernal para los Realejos (Tenerife) para encontrar una impronta poderosa con el nuevo misterio, aun con diferencias iconográficas, que a mi parecer, lo que es la imagen del Señor de Tirao Carpio puede que se encuentre como su mejor obra en el corriculum de su carrera, junto al Señor de la Sentencia de Oviedo o el crucificado de la Misericordia de Carboneras (Almería). En la imagen de Egudiel ha seguido prácticamente el mismo modelo del ángel que realizó el mismo para la hermandad del Resucitado de Torredelcampo (Jaén), donde el personaje celestial, el bailenense, se encuentra en gravitación sin apoyar su peso en las más comunes nubes como si lo hacia el anterior de pasta madera, éste de menor tamaño del natural y el nuevo de proporciones reales.




La imagen del Señor aunque es de vestir, es de talla completa con toda la anatomía definida y encarnado al completo, incluso, sino me equivoco sin articulaciones en los brazos y hombros por expreso deseo de la junta de gobierno, aunque ello acerré mayor complicación para las labores de vestido y la ejecución de las túnicas. También ha lucido un juego de potencias sobredoradas, que por fin eliminan las más simples y antiestéticas que traía la antigua imagen desde los talleres de “Arte Cristiano” de Olot. El autor, supongo que habrá sido o Gonzalo Angulo de Lucena (Córdoba) o los tallares de Orovio de la Torre de Torralba de Calatrava (Ciudad Real).
A tener en cuenta el exorno que presentó sobre las andas, ya que los centros de flor multicolor en tonos claros y alegres más propios de imágenes letificas hundían quizás demasiado a la imagen, más cuando es un Cristo arrodillado… sin duda comienza a pedir agritos los ansiados montes, que no tiene por qué ser tupidos en clavel o lirio. Gran acierto el tamaño y el tronco del olivo milenario de Getsemaní ,  de este nuevo Cristo para la piedad popular de Bailén que a grandes rasgos ha llenado de satisfacción a la población y a su cofradía, llenando a la vieja Baécula del mensaje místico, de que Dios también fue hombre, e incluso tuvo que recibir el Consuelo a su agonía de entregar su vida para nuestra redención, siempre enviando su mensaje de amor…

2 comentarios:

fajaycostal dijo...

Estimados/as Hemanos/as en Cristo:

Desde Oviedo queremos felicitar a la Muy Antigua, Primitiva y Venerable Cofradía de la Santa Vera-Cruz de Bailén, por la imagen de Nuestro Padre Jesús del Consuelo, obra de D. José Miguel Tirao Carpio, escultor al que tanto le debemos en nuestra ciudad. Enhorabuena.

Un saludo desde la capital del Principado de Asturias

Juan Evaristo Callejas Jerónimo dijo...

Magnifico conjunto que ha realizado Tirao Carpio para Bailén.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...