Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 24 de mayo de 2013

EL BUEN GUSTO DE LA "SENTAITA" DE TRIANA...


Es curioso, que al ser hoy el gran día de una advocación mariana tan especial en nuestra Andalucía, como es María Auxiliadora, me he acordado de que a estas horas, si viviera en Sevilla, podría estar perdiéndome en una jornada letífica de altos quilates, pero donde sin duda buscaría a una que me da especial pellizco, aunque aún no la he contemplado en vivo y en directo, curioso, tanto me he pateado las casas sagradas de la Cava, que nunca me he acordado de rendirle una visita a otra de las grandes devociones del inmortal barrio del arte, y el arte trae cofradías que quitan el “sentio”, y eso es lo que le da Triana a sus cofradías. Pero esta no es cofradía, sino una asociación de fieles que comenzó a echar a andar casi al unísono de la construcción del colegio Salesiano de Triana, pero que concita una de las más grandes asistencias de público a una procesión letífica de Sevilla, sin duda estamos ante una de las grandes de las glorias. Y es que toda la procesión huele a enseñanza salesiana, desde la imagen de la que es “Sentaita” bendita – que le gusta a Triana rezarle a Dios o María descansando sus posaderas, otra “Zapatera” dirían por la calle San Jacinto- , salida de las gubias de Enrique Orce, más conocido por su habilidad sobre los azulejos, que trabajó en los talleres salesianos, el cual hizo algo que a mí me encanta, reinterpretar las iconografías establecidas, impregnando a esta imagen de la sevillania que el resto suele carecer al seguir el modelo levantino tan común en la interpretación de este icono plástico y atreviéndose incluso a presentarla sentada, quizás si el Bosco estuviese vivo, le encantaría tan magnífica plasmación de la que solía decir que “todo lo ha hecho Ella”… coqueto y gran paso, según el profesor Alcalde tallado por Juan Duran, en otros lares leo que es de los talleres salesianos, lo que está claro es que ese canasto tan evocador del de la Oración en el Huerto de Montesión, e incluso del barco del Señor de la Victoria del Porvenir, dibuja por Triana otra de las grandes citas del barrio con su religiosidad popular, aunque siempre sean las que son, las que la magnificencia se escapa de las manos… las penitencias, y en uno de sus “santuarios” se para la “Sentaita”, allá por la antigua calle Larga, ante el altar de Pureza donde la trianera más amada del mundo abre sus puertas para deleitarse con su Auxiliadora e invitarla a seguir desparramando su Esperanza.
Y por ello les abro esta entrada, en este tiempo también muy maravilloso, el de las glorias porque al encontrar este video me ha llenado de satisfacción el buen gusto que también atesoran el mundo de las glorias, a veces del que carecen las penitenciales. Ya lo dije en su momento, que la Trianera anda muy encorsetada en unas mismas marchas, cuando luego posee en su haber auténticas joyas que apenas se dejan oír al compás del palio de cerámica… pero ahí la tienen, a la “Sentaita”, plantándose ante los Marineros, ante la Morena y el Señor del compás con “Triana, tu Esperanza” de José de la Vega y se despide, con la joya de la corona, que menos si salió de la genialidad del eterno López Farfán, su obra para la Reina de Triana, sonando para otra de sus Reinas… “La Esperanza de Triana” más su “apellido”; de Farfán…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...