Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

lunes, 15 de abril de 2013

JUEVES SANTO LINARES... EL RETORNO DE LA GLORIA. (II)


Desglosaba tranquilamente en la tarde de ayer las siempre acertadísimas historias u opiniones cofradieras del sevillano Félix Machuca, donde versaba casi antropológicamente sobre esa “burbuja” que supone para los cofrades, que a mí me gusta más llamarlos capillitas, los días grandes de la Semana de Dios, en la que se sumergen y desconectan por completo de la vida diaria, del mundo y sus cosas y que cuando la misma se marcha por el horizonte de los tiempos cálidos, en ocasiones llega a producir auténticos “shock” para los mismos la vuelta a lo cotidiano, a ver y escuchar lo de todos los días. Así me siento todos los años, así que este no iba a ser menos y ya por hoy, a un año de que sea Martes Santo –ojala sea un día como hoy- comienzo a tomarle el pulso a las cosas del día a día, a aceptarlas y curiosamente es cuando he encontrado un hueco, de quitárselo a otras cosas para volver a disfrutar en mi memoria lo que fue el pasado Jueves Santo bajo las benditas plantas del Soberano de Cielos y Tierra, ese Dios que se han hecho tan indispensable y esperando en Linares en los últimos años…
Y creo que culpa de ello han tenido sus costaleros, así lo veo yo, la estética de nuestro arte efímero  ha conseguido que el Señor del Prendimiento vaya en la cartera y en los corazones de muchos, incluso me consta que gente de fuera espera con pasión su salida en el jueves más grande del año. Hoy he visto prácticamente todos videos colgados que me quedaban, los cuales les dejo por primera vez y he sentido satisfacción de lo visto, por el trabajo emprendido por muchos como para conseguir darle un hueco importante en la Semana Santa de Linares, que quizás antes estaba cubierto solo por la Virgen del Rosario y toda su romántica historia y quizás el barco de los sueños era como el “patito feo” de la hermandad. El buen hacer ha conseguido que todo Él sea visto, a Dios gracias, con otros ojos y otra admiración.


Continuando con la crónica, pues el Señor de planta poderosa y serena se abrió paso por la calle Julio Burell, como siempre desde que llegó a San Agustín. Una estampa ya tradicional de ver la cofradía entera en la amplia vía linarense que si nos trasladáramos a otra ciudad nos retrotraería a la estampa de una hermandad de barriada moderna abriéndose paso buscando el casco antiguo. Casi casi, pero ese no es nuestro caso, las dimensiones de Linares hace que sigamos siendo una hermandad de centro, pero con esencia de barrio. Y nuestro aire comenzó a dibujar ese “trianear” que hace que Linares siga al Getsemaní de las pasiones desbordadas. La rigidez del bordado en su purpura túnica se enfrentaba al aire de la tarde, mientras la música le daba “Aire para sus Penas, comenzaba así ese nuestro largo caminar salpicado de las esencias que enfervorecen a los capillitas “de barrio”. Esto lo viví desde fuera, mi primer relevo me llevó hasta el pub Burladero que regenta nuestra amiga y hermana Encarni junto a su pareja Jorge. Así vi venir al Soberano, con una pequeña decepción, el no caminar –y ya van dos años- con Él sobre mi cerviz al compás de una marcha que me traspasa, genialidad pura de esas Cigarreras que aún le sigue sentando de maravilla a esta cuadrilla que se supera en cada paso, caminando por esta difícil calle como si fuera la mejor del recorrido. ¡Banda del Rosario! nunca más la eliminéis del repertorio, que Caparros se fue mosqueado a la gloria por ello, contemplar al Dios del Prendimiento al compás de “Macarena” de Bienvenido Puelles ya es patrimonio inalterable de la esencia de nuestra hermandad.
Por cierto, a estas alturas, por los partes meteorológicos la hermandad había decido que este año no se pasaría una vez más por la calle Ventanas, así me lo comentó la susodicha propietaria de este singular local de ocio, entre lo taurino y lo cofradiero en Linares, lo que no entiendo es porque no se comunicó con la tranquilidad que da el tiempo a la cuadrilla para evitar el nuevo clima de incertidumbre que pasó después, pero bueno, no seamos “perfeccionistas” que todos nos podemos equivocar, aunque no conozca cual fue el verdadero procedimiento, pero yo solo puedo transmitir lo que vi y sentí, quizás no fuese para tanto, por eso intento tener la misma vara de medir… pero sigamos por Julio Burell…y la llamá va para Miguelillo, para que sepa que su otra “Estrella” ya estaba pisando Linares…




Esos relevos que se suelen poner de bar en bar, que quizás le dan una fama poco apropiada al costalero, pero que mejor sitio para aprovechar una evacuación de vejiga y el reponer fuerzas –motivo importante para un costalero- con algún refresco, incluso con alcohol pero midiendo las cosas por supuesto… a mí personalmente, en estos tres años que he podido salir, dos de ellos me encaramaba a la trabajadera después de haberme bebido un combinado de “caldo escocés” con terrones de hielo y como dicen por Andalucía la baja; “un coca cola”. Sin ninguna duda, lo hago por el momento y la costumbre de las cuadrillas antes del trabajo, algo en lo que no quepa duda, es lo único en que pienso cuando llega el momento de la gloria… habrá año para beberse una copa… pero ya lo dijo el autor de “Macarena”, allí en Oviedo, mi sucesor, don Bienvenido Puelles les decía a los asturianos que en su “carrera” solo conoció a un costalero abstemio… algo tendrá todo esto con la idiosincrasia de los hombres de abajo… para que cambiarlo mientras los pasos se paseen como deben…

Pero lo cierto es que este año, no me lo bebí… sin salir de Julio Burell, tuve un nuevo relevo y tendría que ir al próximo allá en la calle Espartero, en el reconocido pub Taifa o “Primera de Palio”, ese quizás primer rincón dedicado al ocio cofradiero en Linares y quizás en la provincia… mientras tanto el guiño al pasado y al trabajo costalero se le rendía honores, cuando los antiguos, los que de verdad sufrieron lo que era llevar este paso volvieron a sentir el dulce y tierno roce de amor del pie del Soberano, que quizás ellos más bien llamaron “Gitano”. Grandioso gesto que vio como el Señor anduvo soportado unas cuantas chicotás por algunos de sus viejos guerreros comandados por el que fuera el primer capitán que tuvo el barco de áureo metal del Jueves Santo en el viejo Cástulo. David Parra, a través de Antonio Acuña cedía el testigo, el jinete a caballo de la Fuente del Pisar a José Luis Maestre, mientras todos los capataces del Soberano estaban a su alrededor, como el maestro Andrés Gámez y que a nadie le quepa la duda de que Andrés Caparros también estaba ahí… pero esto no lo viví, lo he visto por videos, como digo estaba en el Taifa obrando como se nos ruega en la hermandad, quitarnos del alrededor del paso y buscar el siguiente punto de relevo. Allí en el Taifa, quizás obré como muchos ven mal y me tomé una cervecita… fuera, el Soberano llegaba poderoso portado por sus veteranos, creo que al compás de “Amor de Madre” con la mala suerte de dar un candelabro en un arbolito de la calle lo que produjo una rotura en un guardabrisa… anécdotas para la historia… y cuando me volví  a encaramar en mi fijador izquierdo de la séptima sentí más fuerza, más seguridad y esa sensación extraña desapareció… Víctor Gómez se reía cuando dije: “me he metio una gorda y viene el tío hecho un toro” y es que el alcohol en su justa medida también es necesario, les guste o no a los puristas, así que el año que viene, si Él lo quiere comenzaremos con el néctar isotónico del costalero…


Este año, se ha modificado el recorrido, después de 10 años la calle San Joaquín, y el paso por la misma plaza de San Francisco se han eliminado, aquello se hizo con la intención –o una de ellas- para que tanto el Soberano y su Madre Bendita del Rosario rindieran pleitesía ante la Virgen de la Esperanza que nos estuvo esperando cada año en el lugar desde donde sale a procesionar a las calles de Linares, la cochera de los juzgados. Tristemente se ha perdido aquella maravillosa estampa a lo que le seguía la estación de penitencia en el templo de San Francisco. Este año al salir a la calle Viriato se continuó hasta la plaza de San Francisco, donde a las puertas del kiosko del amigo y hermano en Cristo Eugenio,tuve un nuevo relevo. Me pregunto, ¿con esta modificación se dejó de hacer estación de penitencia en San francisco? Dentro del recinto sagrado en honor al santo italiano que le ha dado nombre al nuevo Papa,  el Señor de Linares esperaba una nueva Madrugá, y el Soberano no se quiso olvidar de Él, cuando con una candencia maravillosa la música se hizo oración, esa plegaria musical de Manuel  Ripoll a la memoria de su padre que veía en la mirada del Señor de San Francisco a… Dios Padre, Señor Nazareno… por cierto con una nueva remodelación que desconocía… gesto torero, de Antonio que levantó al Señor, como brindando “la mano” para aquella que le dio la vida y que asomada al balcón veía pasar al Hijo de Dios Prendido, revestido de grana y oro, mientras su hijo lo comanda con tanta casta y arte, cuanta esencia torera, ya lo decía el capitán, “torero dentro y fuera de la plaza…”, costalero y capataz dentro y fuera de los pasos… y dicen que no llevamos capitanes…


Ahí llegó como apunté el nuevo relevo, el más largo, como ven ustedes, sobre todo los que sean o conozcan Linares, ¿se pueden imaginar que fuera cansado? No me había enterado aun… Esto es el trabajo hecho con cabeza y sin estúpidos orgullos aunque me doliera perderme debajo lo que quizás sea lo más grande en esta hermandad cuando se hace cofradía. Este año por las fechas volvería a “Sentir” la calle del Rosario bajo el manto oscuro de la noche, y curiosamente tristemente lo vería desde fuera, para que vean lo que es el sentimiento del costalero, no ver nada pero disfrutar debajo del Hijo de Dios la que es la calle cofradiera en Linares por antonomasia…
Aquí me salté las “normas”, quería disfrutar de mi Cristo y del trabajo de mis compañeros por estas callejuelas tan llenas de pasión y sabor a Semana Santa y me separé poco del paso. Las distancias cortas, ya lo he dicho en más de una ocasión, en estas calles es donde la Pasión del Galileo te traspasa los sentidos, no en esas amplias avenidas que por estas tierras parecen gustar más al pueblo… la verdad no lo entiendo. Pero sin generalizar, que la calle San Francisco y Rosario estaban a reventar… vamos como siempre, aunque todos los años lo comenten los hermanos como si fuera el que más. Antes, ya que iba a tener tiempo me volví pasos atrás para buscar a la que sigue los tormentos de su Hijo, la que obró el milagro de aquellos apasionados cofrades tan marianos. Con que regusto venia la Virgen del Rosario, con el que es sin duda en Linares “el palio” aunque aún tengamos que trabajar mucho –así lo veo yo- para ser lo que diría el amigo Rafa Ríos; “La Macarena de Linares”. Pero que planta, que me alegro que abajo este año se haya dado un pasito más, seguro que una de sus lágrimas es de ver a sus valientes costaleros sufriendo y trabajando para darle el paseo que se merece. Gracias Juan por esa sonrisa cada vez que nos cruzamos… y detrás iba una señora banda, que dirige un tío como la copa de un pino… Paco “el facha”, este veterano componente de las Cigarreras de Sevilla, mientras sus músicos interpretaban otra de esas partituras que se me agarran a la garganta, me remueven el alma, más cuando llega al trío, así me encontré al Rosario, solemne entre el trío de “Esperanza Macarena” de Pedro Morales, ello me trasportó al escalofrío, al recogimiento y a la oración, le di gracias por darnos algo de pasión. Un fuerte abrazo, también a otro de sus músicos de la banda de Maria Inmaculada, otro al que quizás poco a poco he envenenado con mi forma de ver las cofradías, bailenero él, devoto de Dolores y Zocueca hasta el tuétano, el amigo Antoñin Garrido, que un año más volvió a sentir la magia de estas cofradías que caminan a las sevillanas maneras… que será, que será cuando algún día puedas ver a tus Madres benditas a este compás…


El Soberano acariciaba con las yemas de los dedos el orbe cofradiero de su tierra, y de la nada emergía el cantar del pueblo andaluz; la Saeta… que cuesta en estas tierras educar al pueblo, que no entiende que no se puede parar a una cofradía todo el tiempo que se quiera para cantar una saeta tras otra y que el paso no lo muevan, y mucho menos pararlo donde el susodicho cantaor quiera, estas cosas son las que hacen que en Linares ver pasar una hermandad se haga una eternidad innecesaria… “el Señor dice donde se para” espetó David Parra al saetero mientras por Rosario se mascaba una nueva proeza, una nueva explosión de sensaciones y sentimientos, un año más Linares lo esperaba impaciente con el alma a flor de piel mientras la llama de la cera emergía en sus candelabros, en un día donde el viento le jugó malas pasadas a la esencia de la estética… que sensación más extraña, no Sentir” esa especie de conjura costalera cuando se llega al “pretorio” de la gloria en Linares, por eso quizás no disfruté el paso por Rosario con la pasión con que según las crónicas se paseó el Dios Soberano por la calle de, cómo les gusta nombrar a Germán: “Mamá”…
CONTINUARÁ…

4 comentarios:

sentir1907 dijo...

Hola Juán Pedro , veo que la semana santa de linares es muy parecida a la de sevilla tanto en imágenes como en pasos , la verdad que me ha asombrado bastante , eso para que muchos digan que la semana santa de sevilla es única , para que se enteren que más allá de sevilla tbn hay buenas semana santas .
Saludos crack ¡¡

JUAN PEDRO dijo...

hay que ser justos, esta mi hermandad sigue la esencia de sevilla pero claro que es bueno saber ver que en muchos lugares se hacen semanas santas de categoria. nosotros tabajamos por superarnos.
ademas me ha encantado tu mensaje, cuando hablo de mi hermandad pocos son los que comentan que no tengan algo que ver con la misma, algo en cierta manera logico. pero que gracias a mi, por ejemplo tu la hayas conocido, me sirve de bálsamo para saber que le estoy haciendo un bien, que no es otra que darla a conocer entre cofrades, en este caso de sevilla, donde su semana santa para mi y para muchos esta en otra dimension.aqui hablo sbre todo de sevilla, si eres nuevo por aqui si buscas en entrada anteriors y lo que vengan, hablo de todo un poco, unas veces te encantara y otras no.
un saludo.

TERTULIA LA CHATA PELONA dijo...

Difiero contigo un poco en cuanto a la toma de decision de continuar o recortar. Por experiencia personal decirte que no se decidio el cambio de recorrido hasta la plaza de San Francisco.

Agustin Lopez

JUAN PEDRO dijo...

no te falta razón y discutirlo es para cogérsela con papel de fumar. pero mi "rincon" lo supo por mi y no se altero como si percibí en el resto e la cuadrilla. no se si ibas de bajo, pero un compañero con bastantes años en las cuadrillas monto su discurso propio de otra epoca, que yo creo hoy en dia, en esta cuadrilla esta superado, lo que motivo que los capataces llamasen al orden , algo que mejor que no ocurriese, sobre todo, por que ya no llevamos hierros y madera, ya iba Él arriba.
me alegro que de mis observaciones solo una haya sido la que as visto conveniente especificar.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...