Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

domingo, 17 de marzo de 2013

¡GRACIAS DON BIENVENIDO!


Desde esta humilde casa quiero darle las gracias a uno de los más ilustres visitantes que ha tenido esta blog, como ha sido don Bienvenido Puelles. Es un orgullo que se interesara por quien era ese muchacho que a través de una carta lo había alabado en lo que podríamos llamar su presentación como segundo pregonero de la hermandad de los Estudiantes de Oviedo y su mundo del costal. Gracias a ello le mostraron mi blog y siento la satisfacción que una persona como él, con lo que supone para la Semana Santa no solo sevillana, sino mundial me haya dado las gracias personalmente, aunque fuese a través de un email y que incluso haya podido leer el pregón que el mismo me envió.
Tras su lectura solo puedo decir el gran repaso que le ha dado al pregonado por mi hasta la fecha, sin duda que lo amigos de Oviedo han sabido darle mayor calidad para crecer año a año, seguramente esos asturianos ya saben lo que es un pregón de los buenos según Andalucía y según Sevilla. Un pregón bastante currado por Puelles donde ha demostrado saber adaptarse a las circunstancias que acarrea cada pueblo y cada idiosincrasia, pareciese que llevase toda la vida viendo subir a la hermandad la Cuesta de la Vega. Si puedo y no pasa nada, incluso puede que les ponga algunas partes que me embriagaron al leerlas, pero mientras tanto, solo me permito el placer de dejarles con la carta presentación que Ígor Freijo leyó en mi nombre y el agradecimiento de Don Bienvenido Puelles Oliver.









"Queridos hermanos en Cristo de la hermandad de los Estudiantes, queridísimo pueblo de Oviedo, que me gustaría poder estar, casi en el primer aniversario de vuestro ansiado Pregón del Costalero, de esa mágica mañana que aunque lluviosa sentí la esencia de las vísperas, del aroma que envuelve la pasión, nuestra pasión… allá por vuestra maravillosa tierra. Seguramente cuando estéis escuchando estas palabras, quizás rememoréis aquel día en que me concedisteis el privilegio de poder exaltar las grandezas de Dios y su Madre Bendita a través de las cofradías. Me hubiese encantado estar allí, hablándoos de nuevo pero aunque lo intenté, esta vez no ha podido ser, aunque me cabe el consuelo que la razón ha sido buena, que no es otra que volver a la vorágine del trabajo justamente en los albores de cómo decimos aquí en Andalucía… los días grandes, y que vosotros poco a poco, como las chicotás más sufridas estáis consiguiendo insuflar a las calles de vuestra eterna ciudad.
Casi un año después ya voy tomándole el cuerpo a la experiencia, voy asimilando la circunstancia, que tal como dice el buen amigo Ígor Freijo, me supone el orgullo, este simple y siempre humilde capillita que no es nadie en este mundo cofradiero, de haber intentado exaltar los caminos de Dios y la gloria bendita que supone ser los pies de Jesús o María por esa semana que nos vuelca el corazón a todos. Y así es, sin duda, que hoy sigo mirando al cabecero de la cama y el recuerdo colgado de aquel día sigue despertándome la sonrisa,  el orgullo y la satisfacción… ser el primer pregonero de los costaleros en las tierras del Principado de Asturias y seguramente de todo el norte español.
Y todo ello es debido a vuestro trabajo, siempre bien encaminado, que cada día que pasa va dando sus frutos. Y ese trabajo lo guía la mano de Dios, sin duda, somos meros instrumentos a su antojo, por eso es bueno y como Él veía que era válido, no solo me concedió a mí el primer honor, si no que sin darnos cuenta ya fue sembrando el camino para el segundo. Dice un buen amigo mío, que los sombreros están para quitárselos ante lo que está bien hecho de principio a fin, y con ustedes ya me lo he quitado bastantes veces y las que me queden…
Curiosamente, aunque creo que fue la providencia, en mi exaltación intenté mostraros eso de religioso que tiene las galeras benditas donde trabajan los costaleros, utilizando una de las tantas historias que surgen en la Semana Santa andaluza, y ésta en concreto fue en esa ciudad donde vosotros mismos os seguís intentando reflejar… Sevilla. Quiso el Señor del Soberano Poder que me fijase en una de sus vivencias cada Lunes Santo por su ciudad para poder haceros sentir el milagro de levantar pasos. Es para mí y me consta para vosotros un modelo a seguir, la hermandad de San Gonzalo. En aquel momento pensé que me pudo encajar en la línea del pregón como podría haber sido otra, pero ahora compruebo que me equivoqué… el Soberano del Barrio León, quiso que les diera un ligero anticipo para que se fuesen haciendo una idea, porque el Soberano ya tenía decidido quién sería el flamante segundo Pregonero del Costalero de la ciudad de Oviedo.
Ustedes que un día se maravillaron con las grandezas de la Semana Santa sevillana, primeramente con su música, después con sus costaleros, su forma de ver el patrimonio y sin duda la forma de venerar y hacer hermandad y cofradía por las calles, para llevarlo a vuestro Oviedo, como nunca antes jamás se había visto. Pues sepan ustedes, quizás el pregonero lo pueda corroborar, que van a tener el privilegio de escuchar a una leyenda viva de la Semana Santa sevillana, el que con sus aportaciones en lo referente a la música y la costalería contribuyó importantemente para hacer de su humilde hermandad una de las más significativas de Sevilla y extender la pasión sevillana a través del costal y los nuevos sonidos de la música procesional para “Paso de Cristo” por toda Andalucía, y tal como les expuse hace casi un año, por muchos rincones de España, como sois vosotros mismos, hermanos bajo la atenta mirada del Señor de la Sentencia y la Virgen de la Esperanza. Quizás mientras escucháis estas palabras yo esté de vuelta del trabajo, y me acordaré de vosotros y de ese “caramelazo” que me he perdido de poder presentar como mandan los cánones a vuestro segundo pregonero del costalero de Oviedo: D. Bienvenido Puelles Oliver.
Mucha suerte maestro, le aseguro que lo arroparán con todo el cariño del mundo aunque permítame que le diga, que usted no podrá recibir el abrazo emocionado que Eva me brindó el año pasado. Es un día grande para ellos, pero tristemente bañado por el recuerdo de una amiga tan especial que se les fue hace unos días, así lo quiso su Cristo, ya se llame Misericordia o Sentencia… y como no, el suyo, el Señor del Soberano Poder ante Caifás, el Mesías que tantos años paseó con tanta categoría con “el izquierdo por delante”, pero seguramente ya se habrá abierto un huequecito en el cielo donde en el mejor palco posible le aplaudirá orgullosísima, incluso quien sabe, le acompañe Juan Vizcaya mientras los ecos de “Réquiem” retumben por la eternidad…
Un fuerte y fraternal abrazo para todos, y recordar hermanos… para tocar el cielo con las manos solo quedan dos semanas, os quiere Juan Pedro Lendínez Padilla."








Mensaje de Bienvenido Puelles Oliver.

"Querido Juan Pedro.
Hoy de vuelta de Oviedo, he leído tú blog y la verdad, uno ya no se pone colorao que es muy viejo, pero agradezco tus palabras, que la falsa modestia me haría decir que son inmerecidas, pero que si a alguien como tú, le ha gustado, pues con esa intención se han hecho las cosas.
No siento el no haber coincidido contigo, pues el motivo es para felicitación, que la cosa está muy malita.
Espero que coincidamos y si vienes por Sevilla, me gustaría poder tomar unas copas.
Muchas gracias."

Bienvenido Puelles Oliver.

1 comentario:

fajaycostal dijo...

Estimado Juan Pedro:

Nos hubiera encantado que hubieras podido disfrutar del Pregón, y nosotros de tu siempre sabia compañía, y aunque ahora no ha podido ser, sabemos que habrá más ocasiones. Recuerda que en Asturias siempre tendrás casa y hermanos.

Un fuerte abrazo desde Oviedo.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...