Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 8 de marzo de 2013

BIENVENIDO PUELLES... EL "COSTALERO DEL SOBERANO" EN OVIEDO.


Ciertamente me hubiese gustado colgar esta entrada hace unos días, el motivo: que hoy estaría en Oviedo pasando unos días y la hubiese tenido que escribir antes de marchar… quien me lo iba a decir justamente casi un año después de mí subida al pulpito de los humildes pregoneros de la vida. La verdad no pensaba que mi vuelta al norte se produjera tan pronto -y no me equivoqué- pero comenzar a trabajar el mismo día que debía partir hasta la capital del Principado de Asturias, han hecho tal como están las cosas dejar y no poder encontrarme nuevamente con Ígor, Iván, Tino, etc… de mis queridos cofrades de los Estudiantes, conocer más afondo esa encantadora ciudad, perderme en su aroma a sidra en las tabernas y asistir al segundo Pregón del Costalero de la hermandad el sabado, y ciertamente me da pena porque el caramelo es a mi modo de ver, quizás igual de suculento que cuando me enfrenté por primera vez en mi vida a pregonar, aunque fuera de forma más privada y familiar, a fin de cuentas; la Semana Santa, según la veo, según la ven estos “sevillanos” asturianos.
Y cuentan los viejos papeles d la historia, no lo sé muy bien, habrá que documentarse más, que el origen de los costaleros en Sevilla está en lo míticos gallegos, pero también al parecer en unos hipotéticos asturianos que realizaron aquellas funciones de portar a Dios o a María… qué sentido tendría si rebosante la fe no pensaran que son Ellos… bueno, recuerden las palabras de Barbeito.
Curioso, resulta sorprendente  tanto allí como por aquí abajo, la formación de una cuadrilla de costaleros en un lugar, no sé, quizás poco “adaptado” para estas cuestiones y puede que fuesen un locos asturianos, como mis amigos los que contribuyeron para que Sevilla sea hoy un centro cultural del arte del costal, y mucha culpa de ello tiene el que será su  segundo pregonero…
Sin duda puedo decir, Dios mediante, que me cabe el honor de haber sido el primer pregonero dentro de un acto donde por lo menos también intervendrá una figura tan destacable del mundo cofradiero como es el sevillano Bienvenido Puelles Oliver… ya fui dejando destellos en los últimos tiempos, que un día les hablaría algo, quizás importante de esta figura de la Semana Santa sevillana –y con ello unas ligeras introducciones de su aportación-, aunque ciertamente no se le da la rimbombancia que en otros casos si se hace. Pero lo cierto es que hablar de Bienvenido Puelles, es hablar de costaleros y de su Cristo, el Soberano Poder de San Gonzalo y donde seguramente su aportación en la configuración de la cuadrilla e idiosincrasia de la cuadrilla de costaleros del Soberano de Triana, hizo cambiar para siempre la concepción del mundo de abajo en Sevilla y después al resto de Andalucía y más allá de las fronteras de Despeñaperros, incluso de la península Ibérica. Dicen que en los tiempos en que en las igualás no se juntaban quinientos tíos pidiendo sitio, y en los ensayos y estación de penitencia iba los justos y menos, se le ocurrió a este hombre junto a Juan Vizcaya eso que hoy levanta pasiones entre muchos, “los cambios”, la trianeras maneras de andar, o el “trianear” como bautizó el mismo hijo del Vizcaya. Cambios de ritmo y de movimientos que llevarían a esta hermandad de ser poco popular a arrastrar las masas en el Lunes Santo... ya lo dije en cierta ocasión “mi devoción por un izquierdo por delante”.
No les puedo asegurar quienes fueron todos o verdaderos artífices, pero siempre he leído y se me ha dicho que a Bienvenido Puelles le cabe el honor de haber creado el estilo de su hermandad, y por ende una nueva y arrolladora idiosincrasia dentro del estilo de Sevilla. Pero no solo quedó ahí la cosa, sino que se atrevió a componer marchas para la banda de las Cigarreras, donde nunca fue integrante de la misma, pero si hermanos suyos, donde poco a poco, siguiendo la tendencia clásica llegó a crear un sonido nuevo que como pasó con el andar de su cuadrilla lo cambió todo para siempre. Eran los tiempos donde en Sevilla no había nada mejor que una agrupación musical para acompañar a un Paso de Cristo, donde el estilo “Policía Armada” decaía considerablemente, hasta que con la marcha dedicada a la memoria de su joven capataz comenzó a cambiarle el guion a la película. Seguramente “Réquiem” (… por Juan Vizcaya Vargas) sería la marcha que indicó el camino, el quizás eslabón más importante dentro de la evolución de la bandas del tipo de cornetas y tambores. Con “Réquiem” llegaría marchas que son santo y seña hoy día en Sevilla y más allá, “Y tu Estrella”, “Macarena”, “Un Cielo para mi Virgen”, “Noches de Lunes santo”… incluso puede presumir de contar con un trabajo discográfico dedicado a su genial obra. Seguramente si no hubiese sido por su aportación, el panorama actual no sería el mismo. Pedro Pacheco incluso lo homenajeó con una de sus más geniales marchas, y con una dedicatoria de lo más emocionante, que mejor que llamarlo “Costalero del Soberano”.




Oviedo homenajeando al Arahal en Molviedro.
Y es que no me cabe una vez más que sorprenderme con estos ovetenses, como consiguen lo que muchos veríamos imposible, subir hasta su tierra a este emblema para continuar la humilde labor de este insignificante capillita… quizás esto le da algo de valor a mi pobre espíritu. Rabia y pena de no poder estar allí gozando el momento, aunque ellos estén tristes por el varapalo por la muerte de Eva Cabal, pero seguro que disfrutaran – y ella desde allí arriba también-, les llega uno de los responsables de que el Soberano quisiera curar a aquella niña del pañuelo, la de la historia que les conté en el pregón. Seguro que les hablará mucho de ese Dios Soberano que proclamaba su verdad por un barrio de casitas encaladas y naranjos casi quebrados de azahar, y les hablará de costaleros, del sentimiento de Sevilla, esta vez en primera persona, no lo que este “turista” de Sevilla -como a veces me han calificado- les pudo aportar. Espero que mi trozo de “tostón” sirviera de perfecto manual para que ahora don Bienvenido Puelles pueda abrir su corazón y emocionarlos más de lo que mi humilde pluma alcanzó y ojala que su Dios Soberano por lo menos me conceda el lujo que supone perderme en su eterno YO SOY un Lunes Santo más…
Y para que se hagan una idea he aquí unas muestras de lo que B. Puelles creó, el Soberano Poder de Ortega Bru, sobre un imperial barcazo levantando el asombro de Sevilla y Triana al compás de la música que el mismo le creó…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...