Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 4 de enero de 2013

RESCATE...HIJO DE DIOS EN GRANADA.


Quizás para los cofrades o capillitas, desde que comienza el año, ya empieza esa pre-cuaresma que se acrecienta cuando le vemos la espalda “al negro”. Cultos ya se celebran preparatorios a la gran Semana de Dios, antes de que la ceniza se quede grabada a fuego en nuestras frentes. En cuaresma, sobre todo en el mes de marzo, los viernes suelen ser grandes, como día en que murió el Señor, pero sobre todo para unas iconografías muy concretas, la de Jesús Cautivo, preso y maniatado, sobre todo desde que el icono primigenio fuese “rescatado” por los trinitarios en África en pleno siglo XVII y lo erigiesen como uno de los iconos más devocionales de España y por ende del mundo, en la capital de España, el llamado “Jesús Nazareno Rescatado” que desde el siglo XIX es conocido como el Cristo de “Medinaceli”.
En muchas ocasiones les he hablado de esta fecunda devoción y extendida iconografía por toda España, donde en muchas ocasiones son las imágenes que despierta el mayor repeluco devocional de un pueblo, muchas veces superada por la otra gran iconografía -como es la de “Jesús cargando con la cruz a cuestas”, la llamada de “Jesús Nazareno”-  o también compartida. “El Señor de…” se les suele catalogar a estas imágenes en cada ciudad y pueblo de España, y deteniéndonos en la ciudad que ocupará esta nueva entrada, quizás sea eso mismo, El “Señor de Granada”, Ntro. Padre Jesús del Rescate.





Cierto día, creo que en Facebook me encontré la bella fotografía que abre esta entrada de una vista aérea, casi de noche de la inmortal ciudad de Granada, con ese primer plano que la identifica al instante de su irrepetible Alhambra. Ayer la encontré por casualidad y decidí hacer este humilde montaje para hablarles de la imagen que cada Lunes Santo mueve la fe de los granadinos y por ende durante todo el año en la iglesia de la Magdalena… creo que puede ser muy identificativa con el sentimiento de su pueblo, Él, como Dios que mueve los corazones  de los habitantes de la ciudad que baña el Darro y que sin duda rescata el alma de todos sus devotos velando por la paz de su tierra. Cierto día, ya no recuerdo muy bien por qué –porque a veces se me atrasan los “encargos” demasiado- salió nuevamente a la palestra cofradiera Granada y su Semana Santa, como no podría ser de otra forma, con el buen amigo Juan José Galey del Reino, el cual además me transmitió que disfrutaba sobre manera cuando hablaba en el blog de Granada, al ser una Semana Santa que por circunstancias de la vida poco a poco va conociendo y sin duda disfrutando, porque con ello, me decía, que captaba con más facilidad lo que en cada entrada intento transmitirles a cada persona que se deja el tiempo en esta casa… sin duda me refiero a esa riqueza que transmite la Semana Santa sevillana y su reflejo como ocurre en otra ciudades como Granada.
Creo que el tema surgió, sobre la idoneidad o búsqueda de una estética cuando nos referimos a las imágenes que utilizan pelucas de cabello real en lugar de las para mi mas idóneas dentro de un conjunto artístico, cabelleras talladas. Herencias “dieciochescas” que surgieron como todo en la vida a partir de unas formas de pensar y de interpretar la vida, en este caso artístico-religiosas, que quizás buscaban más la humanidad o realismo del icono devocional. A mi personalmente me transmite más la imaginería con su cabellera tallada, creo que con ellas la imagen se encuentra “completa y finalizada”, tanto si hablamos artísticamente como si lo hacemos como instrumento catequizador. El Señor del Rescate de Granada pertenece a esa época, sus grafismos nos apunta sin ninguna duda a inconfundible escuela de los Mora, aunque no haya nada documental que acredite esta atribución e incluso que artista de esa saga sacó de la madera al Dios de Granada, siendo un “primo hermano” más de otras tantas tallas de la ciudad, provincia y como zona más extendida Jaén, que comparten todas las características inconfundibles de la escuela de los Mora. Pero no sería hasta los años veinte de la pasada centuria cuando se formó una hermandad y cofradía para su culto, cuando aquella imagen del “Medinaceli” que siempre siguió llamándose como del “Rescate” –aunque en la fundación se llamase hermandad del Prendimiento- abandonó su original aspecto, es decir con peluca y corona de espinas y potencias en materiales nobles.  En 1929, en un material que jamás en otro lugar he encontrado, cobre cincelado, José Navas Parejo “modeló” y policromó la actual cabellera del Señor, un acto que hoy sería considerado de “sacrílego” ante una imagen de estas características, por aquellos que ponen unas normas y por ende hay que respetarlas, tener ética como una vez me dijeron, aunque a veces sean para preservar el mal o el bien… porque comparen, porque yo creo que la estética actual marca un abismo. Sin duda para mí, afirmándolo en el siglo XXI las pelucas me parecen lo más antiestético en una obra de arte, aunque la misma ni lo sea… con ello no digo que se han de cambiar todas…

Herencias del pasado decía, hoy día la Semana Santa de Granada se inspira en grandes porcentajes en la Semana Santa de la ciudad que los une la A-92 dirección oeste, aunque esta intervención se realizó en una época en la que la esencia sevillana asomaban bien poco por el oriente de Andalucía. Sin duda esta hermandad es otro gran ejemplo, según mi visión de lo que a tantos les digo en la defensa de mis ideas, y Juan Pepe es uno de los que valora siempre mis exposiciones, de que de Sevilla hay que coger la esencia y buscar ese puntito propio sin tener que copiar hasta como se bebe la cervecita un cofrade después de los cultos de su hermandad en el bar de enfrente de la iglesia.
Unos nazarenos con unos colores bastante llamativos para lo más común en una túnica de nazareno surcan el centro de la ciudad acompañando al Señor del Rescate, que como otras tantas hermandades se reconvirtió en esa “sevillania” que surge en otras ciudades. Y la portentosa talla, seguramente de Mora -José o Diego apuntan los expertos-, camina sobre un paso peculiar, con un diseño diferente aunque creo que en muchas cosas se basaron en las portentosas andas de Cayetano González para el Señor de Pasión de Sevilla. Pero un paso que mezclaba la madera tallada y barnizada en su color con la orfebrería plateada. Un conjunto armonioso y diferente que en nada se parece por ser unos cabezones y pensar que se copia a Sevilla, al paso del Cautivo de Santa Genoveva aunque la esencia sea muy similar, eso es reinterpretase a mi entender… no coger he inventarse cosas nuevas y casi estridentes y sobre todo mezclando estilos que no calzan una cosa con la otra… y con esto aparto la imaginería, porque la escuela granadina como nos muestra la ciudad se conjuga perfectamente con los nuevos pasos, que precisamente por la A-92 han llegado en las últimas décadas a la tierra de García Lorca, salidos de los grandes tallistas sevillanos la gran mayoría, como pueden ser Julián Sánchez en la talla de este paso y otros tantos más para la ciudad, más la aportación orfebre de Manuel de los Ríos.
Perdónenme los expertos en cofradías granadinas si en algo erro, como le digo a Juan Pepe, su interés hace que intente redescubrir algo más de la Granada que casi técnicamente solo conocía, y sin duda que estoy yo también aprendiendo con ello aunque parezca que soy yo el que viene a enseñar… por eso, creo que la sevillania a Granada llegó de la mano de una cofradía, un capataz y unas personas que hicieron que hasta el mismísimo Manolo Santiago fuese a esta ciudad para estar con estos cofrades granadinos y sus ansias de reconvertir las cofradías. Por él, cierto día también llegó la entonces más idolatrada agrupación musical, por las fechas seria Jesús Despojado, hoy Virgen de los Reyes, para cambiarlo todo para siempre… Aquello a mi entender marcaria la esencia musical de Granada y fue el estilo que emergió en el seno de Eritaña el que enamoró a los granadinos para ver sus pasos caminar como en Sevilla se hacía y que maravillaría desde entonces a toda Andalucía… de aquella época surgieron auténticos “marchones” del repertorio de los Reyes como “Consuelo Gitano” o “Tercera Caída” para imágenes de Granada, sin olvidar “Cristo de los Favores” dedicada a esa imagen y esa hermandad que obró el prodigio… por ello seguramente hoy Manolo Santiago esté orgulloso, soltando allí arriba gloria bendita por su boca al ver a su nieto mandando al Corpus Christi, al paso de la Custodia de la Catedral de Granada.








Los tiempos cambiaron y en lo musical se cambiaron los papeles, las cornetas y tambores “arrasaban” en Sevilla y su influencia en Granada fue patente, si antes eran los Reyes ahora sería Triana, unas mejoraron y otras perdieron el rumbo. El Señor del Rescate fue una de esas hermandades que se identificaron con las agrupaciones, pero aun así, el estilo “Bomberos” o “Policía Armada” ocupó su lugar tras el Señor de la Magdalena… de “Padre Nuestro” a “María Stma. del Rocío”. Hoy me encuentro que han vuelto a aquella época agrupacionera, donde a mi modo de ver también se extiende a la evolución de la Semana Santa de Granada en general, como en esa búsqueda de la madurez, donde ya parece que más que guiarse por la moda, intentan buscar una esencia personal e identificadora, y sin duda aunque algunos no me crean, ver al Señor del Rescate con “Alma de Dios” es una estampa esencial de la que llamarían allí “La Passio Granatensis”.
Incluso el Señor últimamente sale más con túnicas de cola, aunque yo siempre prefiera las cortas donde sin duda consiguen crear ese movimiento espeluznante en que parece que el Señor viene caminado sobre un mar de cabezas y claveles rojos manchados por su sangre… quizás esto tenga algo que ver con esa búsqueda de una esencia personal, mezclar lo que fue su pasado o esencia con lo que les trae la A-92, pero siempre respetando ese perfeccionismo y esos cánones que quieran o no quieran nos ha enseñado Sevilla.

1 comentario:

Alberto Ortega dijo...

Mi devoción granadina, hermandad que no pude disfrutar el pasado Lunes Santo, pero raro es el fin de semana que si me encuentro en Granada me paso por su iglesia a rezarle a sus piés.

Te animo a que si no lo conoce te acerques por su templo.

Un saludo.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...