Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

miércoles, 31 de octubre de 2012

ROSARIO DE SAN JULIAN Y REINA EN SAN MARCOS


Desde julio tenia pensado que este mes de octubre me pararía a comentar y a mostrar en esta mi casa una de las grandes Glorias de Sevilla en una advocación tan extendida en la ciudad como es el Rosario. Y he intentado no despedir el mes de la Virgen del Rosario sin pararme en una de las hermandades que le rinden culto en la ciudad. Y digo desde julio, porque estando en la igualá de la Virgen del Carmen de Andújar, se presento allí un viejo conocido en el mundo de los fatigas capillitas de la provincia de Jaén, que conozco desde nuestro pasado “bandero”, yo en el Rosario de Linares, el en la Alegría de La Carolina –su pueblo- y la Presentación al Pueblo de Dos Hermanas tras la desaparición de aquella. Como yo, dejó ese mundo y ahora lo vive de lleno bajo las trabajaderas, aunque va más allá que este servidor, si hacia la locura de ir a ensayar y tocar a Sevilla, ahora es costalero en su tierra, en Córdoba y también en Sevilla, pero en glorias. Él no fue a igualar al Carmen, fue a acompañar a un paisano que tenia intención de entrar y me contó que este año sacaría la “gloria de la Hiniesta”…
Yo que soy un humilde “colegial estudiantil” de las Glorias de Sevilla, con la inestimable ayuda de la gran guía, “Los Anales de Martínez Alcalde”, en aquel momento me costó situar esa gloria que me indicaba este conocido mio. Al decir “Gloria en San Julián” y por octubre le pregunté por ¿el Rosario de San Julián? A lo que me contestó sorprendido afirmativamente… y “que nadie la conoce cuando la llamo así”. En esto se puede resumir lo que son las cofradías letíficas sevillanas frente a las penitenciales, total desconocimiento por los capillitas “asevillanizados” y lo que es peor por muchos sevillanos de pura cepa. Con ello, la Virgen salió un año más esplendorosa el pasado sábado, no cerrando los “rosarios” pero si el mes, donde si no me equivoco la acompañó por ultima vez como presidente del Consejo de Cofradías de Sevilla;  Adolfo Arenas, que en las ultimas horas a presentado su dimisión –según puedo percibir, entre otros asuntos por la poca “solidaridad” de las penitenciales para con las glorias, como ha venido buscando este presidente durante su mandato-, y tuvo que hacerlo precisamente con una hermandad de su iglesia del alma, San Julián, sede de su hermandad de la Hiniesta, para la cual su abuelo, Castillo Lastrucci –que duerme el sueño eterno bajo su suelo- realizó a lo más preciado de sus hermanos, sus titulares. Y es que la Hiniesta es la abanderada de la antigua iglesia de San Julián, aunque allí está también su Hiniesta gloriosa y el Rosario de San Julián.

Al igual que ocurrió en San Julián años antes, otras iglesias de la zona fueron pasto de las llamas “del treinta y seis”, supongo que hasta allí llegaría la zona que en Sevilla se llamó el “Moscú sevillano”, siendo la iglesia de San Marcos una de las iglesias que perdió todo o casi todo en aquellos tristes días. Y es que hasta entonces, esta hermandad era el Rosario de San Marcos, fuertemente unida a su parroquia y feligresía hasta que lo perdió todo en los albores de la Guerra Civil. Cuando la hermandad comenzó a renacer de sus cenizas tuvo que dejar su barrio, del que su Virgen era y sigue siendo patrona y refugiarse en San Julián, de donde no saldría más y asentándose definitivamente en su nueva casa, que aria que le cambiara su apellido “de San Marcos” por el “de San Julián”.
Al compás de la reconocidísima banda de la Oliva de Salteras procesionó –desconozco si finalmente mi conocido la llevó como costalero-  su singular y suntuoso paso, donde reina una imagen especial, diferente a lo acostumbrado con imágenes letificas, siendo esta virgen del Rosario un magnifico ejemplo del movimiento neobarroco, aunque curiosamente sus grafismos puedan apuntar a modelos clásicos, posiblemente el escorzo del rostro de la Virgen esté basado en algún busto o modelo clásico, como la Venus de Médicis, aunque con la natural diferencia que supone el toque barroco andaluz. La inserción del plano nasal con respecto a la frente obedece a un clasicismo clarísimo, e incluso el recogido del pelo y la forma del peinado son totalmente helénicos. También se ha dicho que el artista se inspiró en las facciones de una sobrina suya llamada precisamente Rosario (Rodríguez Bermúdez). Su autor fue el imaginero José Antonio Rodríguez Fernández-Andes el cual la realizó en 1937 y el cual la donó a la hermandad, habiendo cobrado al parecer tan solo los materiales. El autor de los titulares del Baratillo –dolorosas- o los Gitanos dejaría esta gran aportación al mundo de las glorias sevillanas la cual se pasea en uno de los mejores pasos de este campo devocional de la ciudad, llevado a cabo gracias a la labor del tallista que fuese su hermano mayor Antonio Díaz Fernández que partiendo de la antigua peana y respiraderos de autor desconocido realizó en los ochenta del pasado siglo los candelabros y la singular crestería que le da ese sabor y seña de identidad propios.

Encuentra más fotos como esta en Cofrades
Como curiosidad apuntar que esta es una de las hermandades que llevan décadas ligada inconfundiblemente a la banda de Nuestra Señora del Sol, la cual pasean sus plumas por Sevilla –abriendo el cortejo-  en este mes de octubre que se nos va, a puertas del día de Todos lo Santos, y no al “jalowin” –escribiendo estas líneas han tocado a mi casa dos pequeñas brujas pidiéndome “truco o trato”, yo que no soy mago, ni sé sobre que querían tratar por su edad, las he invitado a que vuelvan para el “aguinaldo” que algunos mantecados, espero,  tendré para darles- que dará paso a los fríos y tristes días de noviembre, donde las glorias se tornan serias y casi fúnebres y plantarnos en la Navidad, para que así cedan su paso a la ansiada cuenta atrás…
Nota: Las fotografías pertenecen a la salida del pasado año.

martes, 30 de octubre de 2012

EL ZUMBACÓN EN SEVILLA...


Ahora que estamos últimamente haciendo hincapié en el mundo musical, sobre los estilos, la idiosincrasia sevillana para sus cosas y las contrataciones, yo que dije que Sevilla difícilmente mirará según nos ofrece la actualidad, fuera de sus fronteras para buscar una banda de paso Cristo, música perfeccionada y extendida a muchos rincones de España desde Sevilla, me tengo que contradecir porque en esta ultima década, la que se podría considerar la de mayor nivel de la historia en la ciudad hispalense, si tocó una banda de fuera, de Córdoba capital en concreto y no en una plaza fácil, tras el Señor del Soberano Poder de la hermandad de San Gonzalo.
Aunque es cierto que fue por varios motivos especiales, hoy día parece que es casi imposible separar la conjunción perfecta entre la cuadrilla de Manolo Garduño y ver caminar al Dios de Ortega Bru al compás de la banda de las Cigarreras. El motivo fue el primer Santo Entierro Grande donde participó el misterio del barrio León, el de 2004, el primer evento de estas características del siglo XXI celebrado para conmemorar el 400 aniversario de las estaciones de penitencia a la Santa Iglesia Catedral de las cofradías de Sevilla. Celebrado en Sábado Santo, hacia que la banda del barrio de los Remedios no pudiese acompañar a su Cristo Soberano ya que en esa misma jornada acompaña al paso alegórico del Sagrado Decreto de la hermandad de la Trinidad, un acompañamiento musical que se hacia preciso para todo el recorrido menos en carrera oficial que iría en silencio intrigado en el magno cortejo, haciendo revivir un nuevo Lunes Santo a toda la Sevilla y los que llegaron de fuera, yo me conformé con las llamadas en directo que me hacia mi buen amigo Carlos Madueño.


Fueron algunas hermandades las que aprovecharon la ocasión para experimentar otros conceptos, como las Siete Palabras que recuperó su antaño acompañamiento musical de banda de música, un estilo por otra parte dada según las circunstancias, ya que eran de este estilo la mayoría de las bandas existentes en aquellos tiempos que con la llegada del fenómeno de las bandas de paso Cristo, la hermandad de San Vicente optó por que su misterio llevase cornetas y tambores… aun recuerdo opiniones de aquellos días, donde un costalero por la radio decía que era un momento extraordinario, que el Miércoles Santo no habría experimentos. Algunos pasos participantes como el del Silencio en el Desprecio de Herodes de la hermandad de la Amargura optaron por la banda chica de Triana, total con cinco o seis marchas tienen suficiente, pero San Gonzalo siguió siendo fiel a su más que asentada idiosincrasia de llevar a su paso de misterio al compás de la por muchos considerada mejor banda de Paso Cristo del planeta, en lo que se refiere a su magnifica y compleja interpretación de sus marchas. Este motivo hace que no haya muchas bandas fieles seguidoras de su estilo, complicado de llevar a la realidad por muchas razones, como la categoría musical y la gran variedad de voces que requiere tener una banda para llevar a la realidad la interpretación de sus marchas a un nivel optimo como por el contrario pasa con el estilo de las Tres Caídas o Presentación al Pueblo de Dos Hermanas.

Por entonces había y aun sigue marcando esa línea una banda perteneciente a la hermandad de la Merced de Córdoba, del barrio del Zumbacón la cual acompaña cada Lunes Santo a su Cristo, un espectacular Ecce Homo sedente de Francisco Buiza del que algún día puede que les hable. Por entonces, hoy día lo desconozco, la banda de cornetas y tambores de la Coronación de Espinas de Córdoba era dirigida y asesorada por el músico y compositor de la banda de las Cigarreras, Pedro Manuel Pacheco Palomo, que intentó insuflar la idea musical de Cigarreras a aquella banda cordobesa. Banda valiente a la hora de intentar seguir el magistral y a la vez complicado estilo cigarrero que fue dada a conocer en la corporación del Tardón por este músico sevillano. Su palabra pesaría para que la hermandad del Lunes Santo contara con esta formación cordobesa, que a mi parecer entonces tenia un nivel medio a comparación a lo que en Sevilla se estaba acostumbrado. Incluso las crónicas más formales –todas con alguna “pullita”- se hacían eco de que la banda recordaba los tiempos en que las bandas sevillanas también tenían los cincuenta músicos “raspaos”.

Aquello trajo obviamente ríos de tinta virtual en los foros, casi todos pocos favorables que ciertamente no se lo pusieron fácil a la banda de la Coronación de Córdoba, incluso recuerdo que se les llegó a sonsacar que la hermandad solo les pagó el autobús. Hoy con la actualidad “bandera” que estamos viviendo en el Arenal y en la calle Feria, donde muchos músicos y bandas se están dando golpes de pecho de sobrada “dignidad” me hubiese gustado verlos en esa tesitura, y me gustaría ver incluso sus contratos con el resto de hermandades, pero eso es otro tema… Lo que está claro es que aquellos músicos, amantes de su Semana Santa, devotos de sus imágenes locales, no dudaron en mostrar el sueño que supuso para ellos, no solamente ya tocar en Sevilla, si no tras uno de sus pasos más codiciados y admirados. Mas quisiera yo haber estado ahí, en aquellos días era músico como sabrán muchos en mi banda del Rosario de Linares. Pero bueno, al final aquello quedo casi en una anécdota, no se si este hecho le daría más fama a la banda del Zumbacón, hoy día sigue creciendo, apostando por ese estilo y con una mejora lógica dentro de su evolución. Se les exigió solo marchas clásicas y del repertorio propio de las Cigarreras, tan solo tocando una marcha propia cuando el Soberano Poder ya se encontraba posando en el interior de su iglesia. Les dejo unos videos de aquel día:

lunes, 29 de octubre de 2012

"SENTIR" ROSARIO...UNA FORMA DE VIDA.


Ciertamente no me imaginaba que el día de ayer iba a llegar a ser tan especial para mí y como pudieron “sentir” los hermanos del Prendimiento que acudieron a la llamada de Nuestra Madre Bendita del Rosario. Por diversos motivos nunca había podido asistir al ya tradicional Rosario de la Aurora que se celebra con nuestra sagrada titular cada ultimo domingo de octubre… el año pasado tuve que trabajar con el desagradable incentivo de ser mi ultimo día de trabajo del pasado año, este por desgracia ha sido peor, porque ya me echaron en julio, se ve que ni nuestros ruegos pueden con esta maldita crisis, pero por lo menos al fin pude este año estar con la Virgen y volver a reencontrarme con muchos hermanos para revivir la gloria.
La verdad es que no me imaginaba que el sencillo traslado en rosario hasta el santuario llegase a tocarnos tanto la fibra sensible, llegando a Linares a la hora exacta bajo el frío que ayer recibió a María aunque bajo un sol esplendoroso. La misma iba sobre unas andas cedidas por la hermandad patronal, ya que las nuestras no servían para que todo el conjunto entrase por la reducida puerta del santuario de Linarejos. La tranquila mañana se despertó con el santo rezo promulgado por los dominicos para la que es “Rosa Mística”, mientras un nutrido grupo de costaleros, tanto de Ella como de ÉL portaba las andas para el largo camino hasta la casa de la Virgen de Linarejos, dibujándose una bella estampa de la blanca y áurea en este día Virgen del Rosario atravesando todo el paseo de Linarejos, bajo la arbolada de los jardines de la patrona. Cruz Parroquial, Guion Concepcionista y Dominico, varias representaciones de la agrupación y de las hermandades linarenses, el cuerpo de acólitos con dalmática negra dominica precedían al pasito de la Virgen entre el nutrido grupo de hermanos y devotos que acudieron a su llamada mientras el rezo de las estaciones marcaba el compás de los hombres de abajo, hoy hombres de elegancia, como deben de ser en esta hermandad.







Fue un traslado lleno de emociones, de sonrisas con los compañeros, la cara del pobre Sergio que en el día de hoy no llegaba al varal, que por lo menos se conformó con llevar la horquilla de las andas, haciendo este que es habla la función de “patero” escuchó que suena maravillosamente aquello que Juan Raya me mandó... “llámate Lendi”. Momentos de mirar hacia arriba y contemplar su carita muy de cerca y sus manos que parecía que Ella también iba rezando el rosario, momento de pedirle por lo de siempre que no es poco… muestras de respeto en la amplitud del paseo y devoción, el “zapatones”, el mítico músico Andrés Segovia en su figura de bronce bajaba la cabeza ante visita tan ilustre, a su vez un corredor recibía la fría mañana haciendo deporte y se encontraba por sorpresa con tan divina viandante a la que saludó en su marcha con el signo de la cruz… con lo fácil que es el mundo así, con respeto y cada vez el mundo se va más al garete. Entró la Señora, quizás por primera vez en el santuario mientras los frescos del maestro Paco Baños parecían convertir el recinto en un improvisado paraíso mientras Ella entraba triunfalmente al encuentro con la Reina Coronada de Linares… quien sabe si algún día pudiese para volver a tan reseñable casa para ser coronada… un lugar místico seria para ello.


Llegó la santa misa y después la vuelta… una vuelta que tampoco me imaginé que se convirtiera en algo especial, en algo emocionante. La mañana seguía su curso y con ello hacia que el público congregado a los pies de la Virgen del Rosario creciera conforme avanzaba por el emblemático rincón linarense. A partir de ahí recibiría nuevos rezos, los musicales de la banda que pasea su nombre por toda Andalucía y parte de España… en el prestigioso Palau de la Música de Valencia, un día los valencianos escucharon extasiados aquello de “Ntra. Señora del Rosario de Linares...”. Pero lo hacia abriendo el cortejo sin que muchos supiéramos el por qué y porque no lo hacia detrás como es más común o eso creo yo. Rápidamente sus hombres cogían el compás sin quererlo, es que el andar costalero es algo que se graba en la genética, fuesen del misterio como del palio y la Virgen del Rosario comenzó a “comer calle” tal como lo haría su Soberano Hijo,  aunque un entierro a la hora confirmada de la llegada a San Agustín al parecer hizo que la “zancada” se fuese acortando. Llegó el momento de que las mujeres tuviese su trocito de gloria de todos los años y cogieron a su Santa Madre, muchas hermanas devotas de la Virgen, como la amiga Encarni, que nació bajo el seno de su Virgen Bendita, hoy su hija se llama como la “rosa mística”… Rosario, por Ella como no. Y así nos fuimos intercambiando y portando el bendito peso de la Virgen, hasta mi buen amigo Cris, el cual temeroso por sus problemas de espalda pudo cumplir un sueño que es llevar a la Virgen como ya hizo hace años con el Soberano en el ultimo vía crucis de la agrupación que el Soberano presidió. Hasta él se llevo prendido el pellizco de la magia que rodeo al día, que hasta me preguntaba si recibiría consultas privadas el medico que más sabrá de costaleros del mundo, el doctor y maestro de los martillos, Antonio Santiago, haber si él le podría dar alguna esperanza de ser costalero alguna vez.
La luz de la mañana hacia relucir a la Señora como nunca, un hombre de aspecto sudamericano fotografiaba a la Virgen, seguramente sorprendido ante la cultura que visualizaba desde su puesto ambulante en lo alto del paseo, y es que esto no deja indiferente a nadie mientras la banda entonaba, rectificado su puesto acertadamente tras el pasito, una emocionante y desgarrada “Macarena” de Bienvenido Puelles que nos hacia sentir la magia del Jueves Santo. Ahí me salí y quizás la Virgen decidió que no la cogiera más, cedí mi puesto a un gran gladiador de la Señora, a David de los Ríos que junto a un repleto paso o andas dibujaron el quizás momento más emocionante de la jornada, mientras nuestra mítica calle Carolina se encontraba casi a rebosar, a los pies de la casa hermandad -por poco tiempo- y con el recuerdo de la legendaria casa de hermandad en esos inolvidables medios días de paella, por este mismo día de hace años, donde todo era diferente… quizás desde una hipotética casa hermandad celestial, porque aquella casa tenia alma, se asomaron a recibir a la Reina del Santo Rosario aquellos que fueron un día llamados a la presencia por el Soberano eterno.







En esa calle se pudo paladear, casi tocar y sobre todo “Sentir” el sentimiento de los hermanos y público en esta inolvidable jornada. Y la banda nos lo dio con música, curiosamente cuando en esta hermandad no es muy propensa al estilo de Presentación de Dos Hermanas, pero la interpretación de la banda con una de sus nuevas incorporaciones al repertorio hizo enmudecer a la calle mientras la marcha de ese músico que se parece al amigo Cristóbal –al cual le he “robado” algunas fotos de este día del Facebook- lo inundaba todo y levantaba el asombro de los que no la conocían, muchos apretones de mano y palmaditas en la espalda se llevó la banda por este momento. Momento mágico, viviéndolo desde fuera cuando muy despacito la Virgen siguió un solemne compás que hizo vivir un momento que traspasaba más allá de la sencillez de un simple traslado y que Pisaba mucho más las fronteras de lo extraordinario, porque fue extraordinario, siguiendo con un nuevo estreno propio del repertorio, como la marcha del amigo –ya viste que no te lo tomé en cuenta- Ripoll para el nuevo gran crucificado de Linares, el Cristo de la Buena Muerte de la hermandad de los Estudiantes bajo el titulo “Los Clavos de Cristo”, marcha por otro lado muy “flamenca” para el estilo que ha comenzado a buscar esta hermandad para su Cristo, al cual acompaña la banda desde el pasado año. Y aunque hacia bastante frío  la Virgen pidió aire… “aire para sus penas” para continuar tan larga chicotá mientras el amigo Cris me retrotraía al pasado Domingo de Ramos tras el Dios de las Penas con la marcha “Aire para mis Penas” que la hizo llegar por fin a su casa de San Agustín, regalándonos un nuevo trocito de gloria, de vida, de esperanza… para que todo cambie o más bien para que vaya a mejor, posándose ante su capilla, rodeada de su gente mientras Él desde arriba lo contemplaba todo esperando el día de su marcha para que los médicos de Dios traten sus dolencias.
Todo pasó rápido, floreciendo en nuestro interior más ganas de que llegue su gran día, por lo pronto Ella ya está preparada para recibir un nuevo tiempo y las visitas en su capilla, como mandan los cánones de noviembre revestida completamente de luto por nuestros difuntos, luciendo otra nueva saya de curioso diseño de estrellas con ciertas reminiscencias decimonónicas salidas una vez más de la mano del iliturgitano Pedro Palenciano.
Fotos: Jaime Galán, Cristóbal García Marín, Nieves Ripoll y Alejandro Corrales… si no se me olvida alguno.

sábado, 27 de octubre de 2012

25 AÑOS LLENANDO LA AURORA CON TÚ ROSARIO...


Gracias al blog cofrade-taurino del amigo Martín (¡¡si es que es torero dentro y fuera de la plaza!!) puedo mostrarles a través de la red de redes como se encuentra un año más para sus cultos anuales de octubre Ntra. Bendita Madre del Rosario en sus Misterios Dolorosos. Me satisface verla así cuando el año pasado ya la evocaba a recordar el origen de esa segunda o tercera parte de la historia de la hermandad del Prendimiento (yo la divido por Sentencia, época castellana y época sevillana) cuando tuvo la dicha de presidir el altar mayor de nuestra “desangelada” parroquia, y es que el concilio modernizó la iglesia pero se podían haber esta quietos con los nuevos templos…

Ya en cuaresma, ese si era por vez primera, presidio la iglesia el Señor del Prendimiento, llenándolo todo con su soberana planta y presencia y ahora en el mes de la Virgen, le ha tocado a la dulce Señora de mirada clavada en el cielo de Linares. Me ha gustado como está la Señora, radiante, con unos colores que le dan una luminosidad quizá pocas veces antes vista. Mezclando el blanco inmaculado con el refulgente áureo metal hecho hilos surcado su vestiduras una vez puestas con total precisión y destreza por su vestidor, luciendo la corona de salida y una saya que no conozco, puede que sea algún nuevo estreno… si es así ya tiene una saya blanca. Pero la hermandad y la Señora están de aniversario, cuando mañana si Ella lo ve conveniente salga en su XXV Rosario de la Aurora, veinticinco años llenando de gloria con su presencia la amanecida del último domingo de octubre de la ciudad que custodian las viejas cabrias mineras. Rosario de la Aurora ya existían o más bien existieron en Linares, la calle Rosario “nuestra calle”, la calle cofradiera por antonomasia de la cuidad, toma esta denominación –su nombre oficial es Yanguas Jiménez- por un antiguo Rosario de la Aurora que hacía la Virgen de la Aurora sita en la, creo que desparecida, ermita cercana en la Calle Pontón, y la Calle La Virgen y que transcurría por esta calle en la noche de los tiempos, aunque hoy muchos piensen que es por Nuestra Madre –yo no vería descabellado algún día pedir a la autoridades competentes que la calle acabase llamándose de “Ntra. Sra. del Rosario”- aunque allí esté Ella todo el año en su famoso azulejo, otro de los ejemplos de las tantas aportaciones que el Prendimiento dio a Linares, los mosaicos callejeros con imágenes de las cofradías de penitencia, un hecho por otro lado que cumple su primer centenario en la ciudad que una vez más lo creó y lo extendió al mundo; Sevilla al cumplirse cien años del azulejo del Gran Poder de la plaza de San Lorenzo, el primero que mostraba una copia muy fiel del icono real sobre azulejería trianera.

Y es que de Sevilla, esta hermandad de pueblo, anclada en el estilo castellano delos cincuenta y el declive religioso-social de la transición, de manos de un entusiasta y valiente cofrade, Francisco Pérez lo revolucionó todo cuando se empeñó en traer a Garduño a Linares… ahí lo vemos en la fotos mandando a la cuadrilla madre e un ensayo junto al que cariñosamente llaman sus hermanos de San Gonzalo “el gordo”, Antonio Garduño Navas. La junta gestora de la hermandad ha querido celebrar esta efeméride humildemente pero con un cierto halo de extraordinario. Ha editado un cartel para este especial Rosario de la Aurora –con su encanto, con su gracia, con su sabor pero siempre desangelado como casi todos  en Andalucía, si no fuera por el barrio tan especial en que vivimos, lleno de zonas de pubs y bares de la noche linarense, no estaría nada mal hacerlo vespertino, pero…- con una foto de viejos rosarios, supongo que puede tratarse del primero allá por 1986, cuando la Virgen ya había sido restaurada y ligeramente transformada bajo la supervisión de Garduño. Ella de blanco impoluto volverá a vestir como “novia” del Jueves Santo para el día de mañana donde se extenderá un poquito más en su tradicional recorrido y buscara la sede donde duerme “la Reina del Linarejo”, la patrona de Linares, la Virgen de Linarejos. Así que si Dios quiere allí estaremos para estar con la Virgen, con la hermandad para llevarla al santuario y tras la misa volverá esta vez al compás que le marque su banda, a la que da nombre, que después de más una década por fin podrán tocarle a su Virgen, la que les da nombre, seguramente a la salida suene “Virgen de Linarejos” del maestro Escámez… Ya que el capataz se ha puesto en contacto con su gente de Bailén para que asistamos, pues supongo que se requiere la presencia de la cuadrilla, aunque supongo que no debería ni de comunicarse al ser un acto de hermandad, por ello, aunque no me pertenezca, aprovecho para comunicarles esto a todo costalero que lea esto por si quiere asistir y tomar sobre sus hombros a la Madre de los costaleros de Linares y todo Jaén.


jueves, 25 de octubre de 2012

REINA DE MI AMARGURA...


Ahora que está de actualidad los cambios de banda, con lo mediático que para esto es Sevilla y más en concreto con la sorpresa o novedad de que sea una agrupación musical la que tome el relevo a las cornetas y tambores, volveré con aquello de los estilos y las leyes no escritas sobre lo que le encaja a un paso y lo que no. Ya sabrán que como capillita ante todo, me gusta todo, disfruto escuchando los estilos que de una u otra manera se han convertido en los estilos de la Semana Santa y evidentemente gracias al poder que levanta Sevilla en todo lo que tenga que ver con Semana Santa. En más de una ocasión que he discutido el carácter de la tipología musical de las agrupaciones a comparación con las cornetas, siempre he destacado por qué yo lo veo así, y como es mi opinión, pues lógicamente es como veo el mundo más perfecto, con el respeto a todos lo pareceres, que su verdad tendrán, que es la generalización de la música para cornetas y tambores, desde los Bomberos de Málaga a nuestros días como la música que en mayor porcentaje se adapta mejor a la gran mayoría de escenificaciones de la pasión.
Siendo la música de agrupación esencial en la historia de la Semana Santa y muy culpable en la explosión social que supone hoy esta música en la sociedad cofradiera, siempre bajo mi óptica no he encajado que las marchas gloriosas, sacadas de cantos litúrgicos y festivas, sobre todo de la gran influencia de la banda del Arahal y las bandas ochenteras que la siguieron sirvieran como perfecto telón musical de la representación plástica de las cofradías en la calle, en esa película que se hace real, cual banda sonora caminante a su compás, tras Cristo y tras María. Son leyes que nadie escribió en ningún manual, pero que esencialmente en la mayoría de los casos han moldeado la actual Semana Santa y aquellas que la siguen bajo estos dictámenes… quizás si esto no se hubiese echo así, hoy no veríamos algunos videos de pueblecitos de Andalucía y España que hacen que muchos nos desgarremos la vestiduras, porque ya reírse lo consideramos obsceno.



Cuando alguna vez, si cualquiera ha comentado que no ve a un crucificado o una piedad, más un santo entierro con agrupación, no han sido pocas las veces que a saltado a la palestra una hermandad perteneciente a una de esas, como dije hace unos días, grandes Semana Santas de la provincia de Sevilla. Dos Hermanas por cercanía y poderío, bien podría considerarse una segunda Semana Santa más pequeña de Sevilla. Es una ciudad que ha conseguido plantar a dos de sus bandas en el olimpo de la música cofradiera y hacerlas sonar por las calles de Sevilla. Presentación es hoy una institución –aunque aun se sigue mirando mucho con la óptica ombliguista- y en el pasado fue la Estrella de Dos Hermanas, que irrumpió en el panorama andaluz justamente cuando empezó a declinar su participación en Sevilla, aunque hoy acompañe a una hermandad en Sevilla, una de vísperas, el Divino Perdón del lejano barrio de Parque Alcosa, que por otro lado, por esa lejanía geográfica es como casi seguir tocando en su pueblo.
Recuerdo cuando allá por el año 2000 subía en la frías noches del invierno hasta al pabellón polideportivo de mi pueblo para escuchar ensayar a la banda de mi entonces cofradía de la Santa Vera Cruz, que comenzaba a tomar un rumbo que entonces me parecía imposible en Bailén, la misma adoptaba el estilo más genuino de Sevilla, aquel que nació en Eritaña, creció en el Arahal y se hizo adulto en bandas como por ejemplo los Reyes. Por fin eso que veía por la tele, escuchaba por la radio se introducía leventemente en mi pueblo. En aquellas noches descubrí una marcha que desde entonces me tiene enamorado. Eran noches que al solo contar con una desgastada cinta de cassette, buscaba el “calor” de marchas como “He ahí Jesús”, “Oh, Bendita Estrella” o “Reina de mi Amargura”. Eran noches de “sentir” a la gran agrupación musical de la Estrella de Dos Hermanas a través de los humildes sones de aquellos jóvenes músicos, que si no fuera por la idiosincrasia de esta tierra y que a veces aquí ser capillita es cosa de niños, podríamos estar hoy viendo a grandes músicos y a grandes bandas, como ve uno en Sevilla, con bandas repletas de hombres, peinando canas y con hijos grandecitos haciendo grande la música de su Semana Santa desde que comenzaron siendo niños, pero la verdad que muchos de ellos, los músicos bailenenses hoy están en muchos sitios, pero pocos en la bandas y por ende en las cofradías. Lo que decía, música de Dos Hermanas rasgaba la fría y oscura noche, con el inconfundible toque de “canuto” en el eco de la calle vacía y el ritmo de la vida paralizado. Las dos primeras marchas ya las había oído antes pero “Reina de mi Amargura” no. Ese toque tan “agrupacionero” pero a la vez distinto, se encontraba un matiz sobrio, de mucha más tristeza y melancolía, sin duda aquel inexperto –y no es que lo haya dejado der ser hoy- capillita sentía la esencia de la Semana Santa, aunque “Alma de Dios” también la diera, pero de otra forma, de otro modo.




La marcha no necesitaba flamenqueo, ni solos estrambóticos de corneta o trompeta, ni interpretación irrealizable, era sencilla pero a la vez perfecta… creo que así se podría definir la obra y aportación de su autor, José Manuel Mena Hervás. Con los años descubro que tan melancólica y evocadora obra musical iba destinada a una Madre rota de dolor, de Amargura que cada Viernes Santo salía a las calles de Dos Hermanas abrazando a su hijo muerto por toda la humanidad. Como dije, Dos Hermanas y su Semana Santa son dignas de elogio, vean las fotos y vean el video, de su salida, como la Virgen de la Amargura comienza a caminar al sonar de los músicos nazarenos con su marcha que atravesaba mis sentidos en aquellas noches de ilusiones… cada vez más perdidas. Un portentoso paso de la más pura esencia de la capital, estofado en pan de oro, obra Manuel Cerquera, Rogelio Pérez y Antonio Martín Fernández que cobija esta piedad que recuerda al pasaje de la Mortaja de Sevilla –anteriormente procesionaron en el misterio San Juan y Santa Marta- o la anterior Piedad del Baratillo. El autor de la Virgen es un imaginero sevillano que curiosamente no se le conoce trabajo destacable en la capital, pero que en la provincia fue una institución; Manuel Pineda Calderón que realizó todo el conjunto, aunque con la Virgen parece que renovó una imagen antigua ya que al parecer a este artista le gustaba este tipo de trabajos. El impactante Cristo actual, Nuestro Padre Jesús Descendido de la Cruz, que sustituyó al primitivo de Pineda Calderón es obra de otro no muy conocido imaginero, extremeño él pero formado y con taller en Sevilla; Manuel Carmona Martínez, artista que pasará a la historia como el autor de la imaginería del mayor retablo del siglo XX, el de la Virgen del Rocío en la aldea de Almonte teniendo otros trabajos como el misterio de la hermandad de Salesianos de Málaga. El Cristo fiel a su estilo personal, con esa mezcla, según mi visión, entre Ortega Bru, Buiza y algo de las escuelas barrocas del norte de España –incluso florentinas-, es el que cada Viernes Santo escuchan los ecos de esta agrupación musical, que como dirían los más fieles “agrupacioneros” es el mejor ejemplo de que su música también vale para ello… pero digo yo, ¿cuales de ellas? ¿Porque Mena no le dedicó una marcha más rítmica y de matices alegres si toda música es igual? – sin olvidarme que hoy en día también se hace música para cornetas y tambores que se aleja del sentir de estos pasos- al menos el paso creo que no camina con cambios y cuando suena la música más sobria de la Estrella, pues claro que le queda magníficamente bien, el problema es cuando el repertorio no está compensado al estilo de la hermandad y el mensaje plástico del paso, pero sin duda es la “Reina de mi Amargura” la que en el día de hoy me han hecho florecer los sentimientos que se quedaron guardados en el baúl de la nostalgia.

miércoles, 24 de octubre de 2012

EL RETORNO DE LOS REYES...

Parafraseando el titulo de la tercera parte de la saga cinematográfica “El Señor de los Anillos” –El retorno del rey-, al final ha saltado la sorpresa, aunque decían que estaba más que cantada, pero me daba a mí que para nada se elegiría agrupación musical y menos a la mítica Virgen de los Reyes… totalmente desencaminado. No sé que decisión habrá sopesado en el seno de la junta de la hermandad de la calle Feria, unos dicen que si arrastrándose, yendo gratis, etc… la misma historia de siempre entre los “banderos”, porque tal como dice una de las tantas opiniones en los foros, luego al capillita, al cofrade de a pie, el que se aísla de los problemas de hermandad, costaleros y bandas, simplemente mira el programa y opina que esa banda le gusta o no. Los “agrupacioneros” están de alegría, porque dicen que se sigue igualando la desproporción que hay según ellos, aunque ciertamente lo que quizás les gustaría es que solo fuese agrupaciones, por que cada vez que hay un cambio de bandas siguen apostando por el estilo que adoran, algún día podrían cambiar de opción ¿no? Para los que esperan mi opinión “talibán” cornetera, decirles que hubiese preferido a Rosario de Cádiz, pero me gusta la opción elegida de agrupación musical, sobra hablar de quien son los Reyes, pero también hubiese apostado por Pasión de Linares –espero que este opinión no moleste-.
Quizás la hermandad quiere darle un matiz diferente al Miércoles Santo, con ser la única con agrupación de la jornada o quizás sopesaban que ante todo fuera de Sevilla y de calidad, porque se les olvida a muchos que los Reyes tienen mucha, vamos le sobra –sin el Domingo de Pasión en Ciudad Real lo bordaron, como lo harán en su ciudad…- y seguramente buscando quilates musicales sevillanos, de lo que quedaba libre en Sevilla para el miércoles, era cambiar de estilo, y ha sido Reyes… veo que aun queda más tiempo hasta que Sevilla mire para afuera, seguramente si algún día mandan en las cofradías los que quieran a Pasión de Linares o Rosario de Cádiz, si aun siguen vivas, serán cuando estas bandas toquen en Sevilla… y es que Sevilla tiene algo especial como diría la canción, y ese algo es para lo bueno y quizás para lo malo, y es que la ciudadanía están tan integrada en el mundo de las cofradías, la vive de tal manera que hace que prácticamente involuntariamente no se paren a ver que existe Semana Santa más allá de Sevilla, seguramente ese ombliguismo la hace grande en la sociedad y cosas del destino, porque no lo aran tan mal, que sea la gran Semana Santa para muuuchiiiisimos de fuera, pero quizás se pierden la oportunidad, que al igual que ellos son espejo donde mirarse, fuera también hay cosas que se hacen con mucho gusto y de la que poder aprender,  inspirarse y beneficiarse. Por cierto para esas bandas de fuera que dicen que no “pierden el culo” por tocar en Sevilla, ¿porque en el día que suelen  tener libre en la semana grande se van allí a hincharse de pasos?
Decían que una banda no le suma atractivo a una estación de penitencia, que pregunte por Molviedro si ahora no es más destacado su paso en la ciudad y fuera de ella, pues será la misma banda, la Agrupación Musical de Ntra. Sra. de los Reyes la que acompañe por primera vez, como estilo al barco del "Gallo" de la calle Feria. Si el Señor de la Paz lo ve conveniente intentaremos un año más estar ahí contemplando como camina por Sevilla, dicho con todo el cariño al compás de “tachin, tachin”, me alegro por los que esto para ellos es una alegría, y si… a este paso también le pegan los sones evolucionados nacidos en la entrañas de Eritaña. Llega un nuevo “San Benito” al Miércoles Santo, ganas tengo de ver como lo hará esa cuadrilla que comandan los Gallego, cuadrilla de calidad que caminarán haciendo las delicias al compás de “La Saeta”, “Consuelo Gitano”, “a la Gloria”, etc… y como encajara ese aire aflamencado de las ultimas marchas la cuadrilla “trianaera” de Ómnium Sanctorum.

martes, 23 de octubre de 2012

DOS PASOS Y UN DESTINO... SEVILLA.


Quien nos lo iba a decir el Lunes Santo de 2011, contemplando esta escena, el misterio del Señor de las Aguas de Sevilla alejándose por la calle Arfe con la bella estampa que siempre dibuja a la trasera de un paso el llorón de plumas de los cascos prusianos que llevan algunas bandas, desde que la que aparece en la fotografía los utilizara por primera vez. Y Quien nos lo iba a decir, mientras Óscar nos anunciaba que Las Aguas salían y ya había pasado el Señor que seria la ultima vez que veríamos a este grandioso misterio alejándose con la música del Sol, bueno con la decepción de que en aquel momento solo tocaron la batería, mientras hoy me doy cuenta que ya no podré buscar un lugar destacable del itinerario de la hermandad del Arenal para disfrutar del barco de la calle Dos de Mayo con los Sones de Sol. También tengo que acordarme del año anterior, un poco más adelante, mientras la banda tocaba “Bendición” –de actualidad por su “adaptación” al pop británico- para marcar el compás del portentoso crucificado de Illanes con el “extraño” ángel arrodillado como si de una “Maria” se tratara a sus pies. Un ángel de Abascal Fuentes que también está de actualidad, ya que va a ser restaurado pero que no podrá “escuchar” la marcha que en su honor, o más bien por la alegoría que lleva en su mano derecha, titulada “El Cáliz” que fue estrenada en la pasada cuaresma.


Recuerdo en ese momento, con el amigo “Miguelillo” que me decía que le gustaba esa hermandad porque llevaba al Sol, a lo que yo respondí, que a mi me resultaba menos atractiva por precisamente llevar el Sol. ¿Podría ser este sentimiento generalizado en el mundo capillita sevillano el motivo de que la actual junta de la hermandad haya decidido romper este binomio? No lo se, ni tampoco es mi problema. “Al César lo que es del César”, la banda del Sol a hecho muy grande la Semana Santa sevillana, le ha dado mucho pero tampoco negaré que a día de hoy se me queda en el cuarto lugar, a las otras tres –Cigarreras, Tres Caídas y Presentación de Dos Hermanas- no les pongo escalafón. Es su música más antigua la que me levanta los repelucos por eso seria un sacrilegio quitarla por ejemplo de su Borriquita o su Nazareno de la O, donde si la veo parte esencial de esos pasos y sus cofradías. Pero en la antigua hermandad trianera, residente en el “trianero” Arenal de la otra orilla pues como que ni fú ni fá, aunque lógicamente calidad interpretativa llevaba. Sin duda me atraía más otras cosas (está claro que la devoción por descontado, si veo Semana Santa es porque ante todo soy creyente aunque no obvie el atractivo de lo “secundario”), como ese híper-barroco barcazo que le ha realizado su hermandad… y es que aunque lo quieran negar algunos, hay hermandades que se las tienen que ingeniar para “llamar la atención”, dicho sin ninguna mala idea… mientras una hermandad consigue llegar al pueblo, el pueblo se hace hermano…o si no que pregunten en el Tardón o en la calle Santiago.
Es la primera de lo que podríamos considerar como “gran noticia del año”, donde dos pasos de misterio de la capital hispalense cambiaran sus bandas, algo que ha día de hoy levanta en esa ciudad más revuelo que si se estrellara un ovni en la Setas de la Encarnación. Ciertamente, por este motivo, después de mucho tiempo, quizás años, he vuelto a ver, a “churretear” que se fraguaba en los más frecuentados foros cofradieros de la capital hispalense. Ciertamente me ha hecho gracia volver a comprobar que todo sigue igual, o quizás más sobredimensionado. Ya están todos con sus apuestas, los “agrupacioneros” siguen reclamando más banda del estilo, si puede ser la suya mejor y parece que los pobres Reyes, siendo lo que son en toda la historia musical, se la sigue “odiando”. También están los que siguen soñando con que la Pasión de Linares coja un paso en Sevilla, aunque fuese La Canina, donde la verdad no se si con los años ya se ha conseguido implantar entre los capillitas sevillanos la idea de que “para Sevilla lo bueno, sea de donde sea” ante el “Sevilla para los sevillanos”. Luego están los corneteros, con el resto de bandas que están libres –la verdad pocos miran fuera, donde por cierto también hay mundo-, los nostálgicos de los sonidos de antaño con la emergente Esencia o hasta la Centuria Macarena, la banda que acompañaba al crucificado antes de que llegara el Sol –creo recordar, en aquellos periódicos del Correo que se la echó de “similares maneras”- como podrán ver en este curioso video, donde Alberto Gallardo comanda el antiguo y pobre, artísticamente hablando, paso desde la entonces sede provisional de los Terceros, por obras en su actual capilla.


También resuena la gran apuesta del sevillano que no se mira el ombligo en este estilo con la banda del Rosario de Cádiz, la otra junto a Pasión de Linares que parece más deseada por los capillitas sevillanos para disfrutarlas tras los pasos de sus cofradías. Pero lo cierto es que la rumorología  apunta que la que irá tras el paso del Hijo de Mayor Dolor o la jovencita Guadalupe será la gran banda del que fuera antaño su casa, Triana, es decir Tres Caídas de Triana que de ser así, parece ser que obraría algo novedoso en la historia de la Semana Santa sevillana, si algún estadista no me lo corrige, que una misma banda pase por carrera oficial con dos hermandades diferentes en una misma jornada (si consideramos Madrugá y Viernes Santo como “jornadas diferentes”), para quien no esté muy puesto, pues con la hermandad de San Pablo –si es que la lluvia la deja-, la cual deja en la Catedral y la coge su “juvenil”, para encaminarse al Postigo y realizar la estación entera con las Aguas. Seguramente esto sin duda le de más atractivo a la hermandad, aunque alguno se desgarre las vestiduras, pero hay gente que lo engloba todo y otros que van por la música o por la cuadrilla… Por cierto la del palio también se cambia, pero esto aun no llega a tanta polémica, sin duda los palios están en otra “liga” o quizás ahí podamos encontrar una solución… el día que las bandas de cristo se hicieron como los costaleros “hermanos” o NO profesionales, llegó una grandeza nunca antes vista pero cogida de la mano con unas polémicas que a veces rozan el esperpento y se cuelan de la raya, como aquella vez que una banda fue al pueblo vecino a partirse la cara con la banda de dicho pueblo.

Y sin aun digerir la noticia, sin confirmar banda para el Santísimo Cristo de la Aguas llega otro bombazo. La hermandad del Carmen Doloroso prescinde de la banda de cornetas y tambores "Nuestro Padre Jesús Cautivo y Santiago Apóstol" de Sanlúcar la Mayor y Aznalcázar, pero en esta ocasión es que al parecer la banda, en un acto que le honraría decide no seguir porque al parecer están pasando un bache, y su calidad no estaría a la altura… de Sevilla, ¿porque también dejarán el resto de contratos? Un nuevo caso, donde un cambio de banda redimensiona y eleva durante días y días a las primeras planas a hermandades de las que no se suele hablar mucho. La ultima noticia es que unas treinta bandas se han ofrecido, donde ya han aparecido “los más mejores de todos” y las están poniendo por lo suelos… “quien sea libre de pecado que tire la primera piedra” como diría el Señor de la Paz a aquellos que quieren lapidar a esas bandas donde su sueño es tocar tras un paso en Sevilla o hacerlo más días. Si la música procesional actual encuentra su olimpo en Sevilla, desde donde se ha extendido su música hasta ciudades como Oviedo o Bilbao, como no iban a tener todas esas bandas que siguen el estilo el sueño por tocar en esa “Champions League” de la Semana Santa… vamos yo iría pagando la cuota de todos los hermanos si estuviera a mi alcance, pero hay gente que se lo sigue creyendo ellos solos, de que existe caches en las bandas… como diría uno de un pueblo en el foro, el caché es para sacarnos un pastizal a nosotros hasta por un concierto “benéfico” con el que luego pagan las flores de los pasos de Sevilla donde salen, que conste que esa afirmación no es mía.
La quinielas para este joven paso, de una joven hermandad, siempre más criticado que alabado, aunque ahora es el más deseado, pues las mismas que con Las Aguas, con la diferencia de parece ser que aun no hay una tapada que no se puede desvelar hasta que la hermandad lo haga oficial, por ello las apuestas se disparan... Los “agrupacioneros” en su línea, quizás más porque en esta jornada están todas “libres” –porque la mayoría también tendrá que darle “boleto” a las hermandades de fuera que ya las tienen contratadas- y porque el día es rotundamente cornetero, solo faltaría el Cristo de Burgos que va en silencio, en este día tocan hasta Centuria y Esencia, hasta las que antes se les llamaba juveniles, solo quedaría por ejemplo la Sangre de San Benito aunque creo que esa banda, si no fuera por su Cristo… sin que decir que aquí toma mucha fuerza los amantes del Rosario de Cádiz, sinceramente bajo mi opinión es a día de hoy la única banda que podría callar en la calle a las voces criticas que estarían esperando con el arma cargada a la “pobre de fuera”, aunque con eso de su estilo no serian pocos los que lo utilizarían para alzar la voz al cielo. Seguramente si Triana va a las Aguas, le dé mucho más atractivo para que el pueblo busque al galeón de la capillita del Rosario, yo también abogaría de que Rosario de Cádiz le daría un matiz diferente al Carmen –seguro que mi amigo Cris ya está viendo al “Gallo” al compás de “El Dolor” por Campana- y sin duda de calidad, seguramente al mismo nivel de las tres intocables que nombré al principio. Otra opción, con esa idea de buscar algo nuevo que le de un gran aliciente es obviamente cambiar a agrupación, a Montesión y Jesús Despojado les vino bien, aunque estas ya venían de épocas más gloriosas con este estilo, mientras el Dios negado de Sevilla siempre ha llevado cornetas y su cuadrilla sigue buscando su estilo al compás de la mítica música de la Policía Armada, vasta con ver este video de 1999, entonces con la Juvenil de Cigarreras. Pero si la opción fuese agrupación, yo le daría el gusto a esos capillitas que llevan diez años soñando con escuchar “Sangre en tus Clavos”, “Lloras en Soledad”, “Lagrimas de Pasión”, etc… por Sevilla , es decir a la Pasión de Linares.


Por ultimo les dejo con algo que ya se convertirá en muestras del pasado y para el recuerdo, es decir las oraciones musicales que dejaron estas bandas tras estos dos Cristos sevillanos. Sin duda me quedo con la Campana de 2006, lo que más me ha tocado la fibra del binomio Aguas-Sol. Un ratito antes lo había contemplado por Tetuán, una vez más a tambor. Llega a la Carrera Oficial con la marcha “Aguas de Guadalupe”, una buena marcha que le dedicaron, de corte sobrio que sin duda para mí le da la esencia de lo que necesita este paso –si es Triana la elegida, lo suyo seria su estilo Montserrat y no Lanzada o Cinco Llagas- para seguir con dos marchas sublimes y “clasicazos” auténticos, saboreen como caminó aquel año el Dios del que emanó sangre y agua al compás de “Beso de Judas” y “Cristo del Perdón” y del Carmen-Cautivo pues su ultima campana, la de este 2012. Las marchas son por este orden: “La Orden de Santiago”, “Nuestra Cuaresma” y “Maravilla de Maria”. Marchas que a mi y seguramente a muchos no les dirá mucho, y es que en esto se puede resumir el paso de esta banda por Sevilla, donde llegó también a tocar en Santa Genoveva, un estilo y una música que seguramente pocos llegaron a silbar en su cotidiano caminar, de las que pocas veces escuchabas a todo volumen en los equipos musicales de esos coches de los que hasta en Sevilla llaman “frikis de la Semana Santa”, con todos mis respetos, marchas que pocas bandas seguían y montaban. Es de elogiar que intentaron insuflarle su estilo personal al misterio de Ómnium Sanctórum, pero a mi entender no lo consiguió, musicalmente este paso no ha sido atractivo, en la mano de su junta está acertar y que la banda elegida consiga encajar.



Con santa Genoveva:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...