Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

domingo, 9 de diciembre de 2012

UN PALIO "OTOMANO" Y MALAGUEÑO PARA SEVILLA.


Hace pocas fechas ya se los había venido diciendo, aunque entonces me refería a aspectos musicales, sobre ese sentimiento, que algunos definen con el termino “ombliguismo” que tienen Sevilla a la hora de valorar los diferentes aspectos materiales o no que rodean a sus cofradías. Se podría decir que es algo más vigente en la actualidad aunque seguramente eso venga desde la noche de los tiempos que ya la memoria no alcanza a recordar.
En este caso me detendré en un aspecto material y por ende artístico de las diferentes piezas que conforman una cofradía, más si se refieren a la conformación de los pasos. La critica exhaustiva que el pueblo sevillano, por otra parte envidiable, suele ejercer por convicción genética para examinar de “pe a pá” a los imagineros que realizan las imágenes, los tallistas que tallan los pasos, los doradores que le imprimen el aura dorada de la divinidad, los orfebres que cincelan el metal para dibujar auténticos joyeros para Dios y sobre todo para María, y como no, la calidad de los bordados que cubren las túnicas, mantos, faldones y sobre todo ese apoteosis que es el palio de respeto que movido por los aconteceres de la vida hoy se ha confirmado como un elemento indisoluble de los pasos donde camina la Madre de Dios.
Y Sevilla es escrupulosa con todas estas artes, a veces con criterio y otras sin ninguna imparcialidad, algo lógico como humanos que son, como todos los que habitan este mundo. Hace unos días, una para mi sorprendente agrupación parroquial –que no creo tarde mucho en convertirse en hermandad y cofradía-, que lleva los últimos años sorprendiendo y tomando muchas de las primeras planas cofradieras, la Milagrosa de Ciudad Jardín, presentaba el proyecto de lo que será su nuevo palio, que en este caso será bordado en lugar del que hasta ahora tenían también en ciernes de ejecución, que si no me equivoco era en la más plana y poco agraciada técnica del recorte, también más barata lógicamente. El trabajo, al contrario de cómo suele actuar la idiosincrasia sevillana ha sido encomendado a un taller de bordado foráneo, en concreto al taller de Joaquín Salcedo Canca de Málaga.



El dibujo presentado muestra una bambalina frontal que a simple vista no tiene por qué producir mucha curiosidad, porque su líneas siguen los postulados actuales en lo que se refiere a bambalinas de “figura” –se utilizará Otoman burdeos para el soporte-  que implantara y definiera rotundamente hace ya un siglo en Sevilla y por ende en Andalucía el genio Juan Manuel Rodríguez Ojeda. La curiosidad del proyecto radica en el dibujo y las fuentes de inspiración que lo han conformado. Siguiendo unas para mi magnificas ideas y pautas, intentan que el diseño tenga algún enlace sentimental a través del arte con la advocación de lo dolorosa que deberá cubrir con su cielo de hilos de oro, la de la Virgen del Rosario, la única dolorosa que si no me equivoco procesiona por las calles de Sevilla, salida de las gubias del nuevamente para mi –es que parece que si no recalcó esto, puedo llevar a la idea de que estoy sentando catedra y lo que digo es lo que vale- genial imaginero Francisco Buiza. El estilo que se ha querido representar es el Otomano, en honor a la Virgen del Rosario, por ser la Intercesora en la batalla más importante de la historia de los cristianos, la Batalla de Lepanto, en la que se enfrentaron los Turcos-Otomanos contra la coalición Cristiana. Estos últimos comandados por el Papa Pío V pidieron a la Santísima Virgen, mediante el rezo del rosario, su intercesión para lograr la victoria, resultando vencedores finalmente, según han anunciando las diversas web en esta noticia.
Los miembros de la Orden de San Juan de Dios fueron quienes actuaron de enfermeros con los heridos en esta batalla, orden a la que la Agrupación está muy ligada; Unión que se ha acentuado con motivo del cincuentenario de la Virgen del Rosario, creándose una Obra Social para los niños de la Ciudad de San Juan de Dios de Alcalá de Guadaira. El malagueño ha diseñado un pieza basado en el arte turco y por ende de origen islámico, algo que lógicamente han destacado ya muchos como algo impropio de nuestra religión, cuando a mi parecer no saben que el arte católico y cofradiero se ha basado en las artes de diversas culturas que precisamente no rendían culto al Dios único, de hecho las artes cristianas o católicas provienen en muchos grados de los legados griegos y romanos mayoritariamente, incluso los católicos seguimos utilizando edificios de origen musulmán como recintos sagrados consagrados a nuestra religión… la Mezquita Catedral de Córdoba o la torre campanario de la Giralda en la misma Sevilla, además que en lo que se refiere a bordados, la genialidades de Ojeda provienen del estudio de toda la riqueza artística que atesora nuestro mundo, no inventó nada nuevo, pero si se sirvió de ello para crear un arte impresionante en el mundo del bordado. Así Salcedo recrea un estilo nuevo en Sevilla e innovador-aunque ya se ha apuntado, en esa corriente que tenemos el ser humano en la que parece que hay que desacreditar todo, que el paso palio de la hermandad del Cachorro tiene influencias de este estilo tan poco dado en las cofradías-, basándose en una azulejería existente en el palacio de Topkapi (Estambul) del más puro estilo turco-otomano. El conjunto de la obra se remata con una corona de reminiscencia otomana, bajo la cual se encuentra el escudo de la corporación. A ambos lados se plasman sendas aves del paraíso, siguiendo la costumbre otomana de representar animales, sobre todo aves, en sus dibujos; en este caso también simboliza la ligereza, la cercanía con Dios, siendo tomada como símbolo mariano desde el periodo barroco.
La obra se completa con diversos tipos de decoración floral y hojarasca típicas de los diseños otomanos. Además, el autor, recalca que al ser la Virgen del Rosario la Reina del barrio de Ciudad Jardín, el diseño toma un simbolismo pudiéndose entender como un jardín de flores para Ella.
Sin duda observando el dibujo a mi ya me ha prendido la chispa por poder contemplar el resultado final y comprobar si este curioso dibujo, que también se adapta a los postulados de Juan Manuel –supongo para que la pieza no causara más impacto del que ya de por si ha podido o puede dar- puede venir a aportar ese aire fresco que creo que en Sevilla se está perdiendo, donde creo que ya se abusa del “conformismo” por “realizar” siempre lo mismo, aquello que ya “demandé” en aquellas entradas, la falta de originalidad en muchos aspectos que quizás fuera de allí, aquellas hermandades que seguía sus pautas si eran más atrevidas a hacer, de ese “complejo” de no querer mirar mas allá de sus narices, obviamente sin generalizar, hay muchos que sin apuestan por esto y seguramente aquí tenemos un gran ejemplo.
Azulejos del Palacio de Topkapi Estambul 6167061
Azulejos del Palacio de Topkapi - Minube.com

Azulejos del Palacio de Topkapi Estambul 6167141
Azulejos del Palacio de Topkapi - Minube.com Azulejos del Palacio de Topkapi Estambul 6167041
Azulejos del Palacio de Topkapi - Minube.com Azulejos del Palacio de Topkapi Estambul 6167081
Azulejos del Palacio de Topkapi - Minube.com Luego está la elección del taller, no han tardado en saltar con la manida frase de que en Sevilla hay talleres como para ir a otro de fuera… y lógicamente incluso se apunta el tema de precios, cuando me consta que prácticamente se manejan los precios de allí o incluso más o incluso aludiendo exigencias de un posible donante. Yo sin entrar en ese asunto, si me gustaría aportar y no es nuevo en estas paginas, de que sin duda para mi los talleres de bordado malagueños están alcanzando unas cotas de maestría y acabados de tal calidad a la altura de los sevillanos por no ser atrevido y decir que incluso más, aunque como yo en mi vida no he dado una puntada, simplemente lo digo como un criterio desde el lado más aficionado y respetuoso. Viendo la calidad de los volúmenes, conjunción e idea a la hora de interpretar los dibujos con las diferentes técnicas de bordado, seguramente esta pieza consiga tener algo complicado de conseguir, una esencia única e identificativa, seguramente esas aves destaquen en el caminar de vísperas de esta imagen, donde su agrupación parroquial esta conformando una “cofradía” impresionante y que ya en el pasado también miraron hacia Málaga para la ejecución de un paso para el misterio del Puente del Cedrón que al final se quedó en la adquisición de segunda mano a las Viñas de Jerez. Solo basta pasarse por la web de este taller y ver sus magnificas obras, como ese palio neogótico que ya les mostré en una ocasión en este mi blog.

Una vez más me detengo en esas opiniones que pareciesen quisieran “dinamitar” todo aquello que parezca no surja en lo que ellos llaman “sevillania”, cuando hoy día la ciudad presume desde la noche de los tiempos de “sevillanísimas” cosas que las realizaron genios que no nacieron a las orillas del Guadalquivir, pero que contagiados por su magnificencia estuvieron a la altura o más del que nace con el sentimiento más local y autóctono, seguramente metería la mano en fuego para augurar que este palio puede ser una de las mejores piezas que se hagan en los últimos años para la capital Hispalense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...