Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

domingo, 30 de diciembre de 2012

SAN JUAN... BAILÉN-SABIOTE (II)


Gracias a la aportación del amigo de esta casa, Antonio Cobo Almazán les puedo completar un poco más si cabe la entrada anterior dedicada a esa hipótesis que lanzo sobre donde podría estar o cual podría ser la primitiva cabeza o busto de la imagen que talló para Bailén de San Juan Evangelista, el artista Juan Francisco García Martínez, al que popularmente se le llamaba “el Tomatero”. El joven y apasionado capillita bailenense fotografió en el mismo Sabiote este cartel alusivo a alguna función o misa en honor de la imagen protagonista de la entrada con motivo de su onomástica, ya que no pudo hacerlo sobre la misma imagen.
Pero con este rotundo primer plano creo que sigue despejando dudas… lo primero e igualmente me lo corroboró anoche mi buen amigo e historiador del arte Pedro Soriano de Castro, es que a diferencia de lo que se afirma en la publicación de Toral Valero sobre Palma Burgos, la imagen sabioteña si es fiel a los grafismos e impronta particular y tan propia de Palma Burgos, esa policromía delata completamente los pinceles del malacitano. Anoche mismo, comentándola con el otro buen amigo de esta casa, el amigo Juan José Galey del Reino le mostré la fotografía que me cedió Antonio Cobo y a su vez se la enseñamos a un buen amigo de Juan Pepe de raíces afectivas muy patentes con el San Juan bailenense, y lo primero que pensó a simple vista es que se trataba del bailenense… es decir la impronta hace que sea casi como califiqué “un hermano mellizo” de la imagen bailenense.

Y sobre si creo que aporta más pistas para pensar que la cabeza pudiese ser, tal como lance en mi hipótesis, la primitiva tallada por Juan Francisco García y retocada y repolicromada por el taller de Palma Burgos, creo que también sigue acercándose a una hipotética realidad en mi teoría. Por desgracia no tengo primeros planos de aquella cabeza en su etapa bailenense, pero es obvio el giro y movimiento de la cabeza e incluso la dirección de la mirada es “poderosamente” parecida en el actual San Juan de Sabiote, comparándola con estas fotografías de la antigua talla bailenense. Obviamente Palma Burgos, en el hipotético caso de que estuviéramos en lo cierto, eliminó el giro hacia la derecha para convertirlo en una mirada frontal y alzada, más en una ademan de mirar al horizonte que a una mística contemplación al cielo o a un hipotético crucificado. Además fíjense en el excesivo y desproporcionado largo cuello de la imagen, o como en las comisuras de los labios pareciese que un “relleno” hubiese encogido la boca primitiva que se vislumbra claramente más grande o abierta, incluso en las fotos antiguas de Bailén se intuye esos músculos de la papada que se vislumbran fácilmente en la actual talla sabioteña, por no decir que aunque es complicado por el tamaño de las fotos bailenenses respetó prácticamente el dibujo y forma de la nariz. Como ya sabrán,  a aquella cabeza le añadiría la cabellera tallada y le realizaría un nuevo cuerpo.
Aunque tan solo como dije, si hubiese un verdadero interés por desvelar esta curiosa historia, estarían en alguna declaración de algún viejo operario del taller de Palma Burgos o un análisis científico de las maderas del busto sabioteño y del cuerpo bailenense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...