Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

jueves, 4 de octubre de 2012

DESAMPARO DE SEVILLA... DESDE JEREZ.


Una vez más volvemos a la antigua calle de las “gradas”, donde desde la edad media, estaban asentados en ella los mercaderes de origen alemán que la terminaron denominado como la calle Alemanes, esa “extraoficial” carrera oficial por donde tantas hermandades emprenden su camino de vuelta. Es Miércoles Santo, el gran Miércoles Santo que este año disfrutó la Sevilla residente y la que la buscamos con desmesurada pasión, que puedo decir si es la Semana Santa que a día de hoy siento más mía, que encantadora se hace una Semana Santa cuando la miras lejos de los orgullos, politiqueos capillitas y los malos rollos de sus cofrades... Se hace la noche, ese manto oscuro del universo que pareciese echo para las hermandades de rancio abolengo, de mustio sentir, las que sin duda se benefician de su pasado y sus lugares en nómina para el embellecimiento de sus titulares entre la vieja ciudad bañada del encanto de la noche.
La hermandad del crucifijo burgalés busca su indisoluble sede canónica del primer Papa. Pero es Ella en el video la que emprende el camino de vuelta, aquella con reminiscencias de San Antonio de Padua, la que toma el nombre de la otra dolorosa de la jornada que vive en aquel convento. Una de las desconsoladas “Madres de Dios” sevillanas que alzan su mirada implorante al cielo en busca de consuelo. Otra de las grandes desconocidas embutida en su joyero de genio y arte. Juan Manuel –a estas alturas creo que sabrán que ya sobran apellidos para referirse a él- vuelve a sorprender al mundo cofrade y realiza este genuino palio para la que en Sevilla es una de las “madres”, Madre de Dios de la Palma… como la del Buen Fin. Genuina dolorosa de finales del  XIX que tállese uno de los exponentes imagineros de la época, Manuel Gutiérrez Reyes-Cano se recorta sublime por su imponente paso de palio, que aunque haya muchos similares a sus trazas, es este un nuevo ejemplo primigenio del genio de Ojeda que luego seria imitado hasta la saciedad.
Yo enamorado de lo mustio, de lo rancio, saboreo este video donde una vez más pareciese que el paso va a ruedas aunque nunca un paso llevado por costaleros de esa sensación. Si el andar costalero tiene impronta como el arte, aquí rápidamente nos viene el apellido Santiago a la cabeza o de su círculo… como en arte. Una nueva muestra, la que cada día de la Semana Santa Antonio Santiago derrama por las calles de Sevilla. Se hace el seco y solitario percutir de la caja del Maestro Tejera, así es como estas hermandades serias con música intentan rizar el rizo de su seriedad y apartan estruendosas percusiones de sus pasos. Y el joyero de San Pedro llega casi a las puertas del Perdón para buscar la Cuesta del Bacalao y se hace la música y la revirá que tal como dije hace poco… para el tiempo.
Y la música me sorprende, Sevilla una ciudad muy apegada a sus clásicos locales, reacia hasta hace poco tiempo a abrir fronteras se reconvierte. El palio de  Madre de Dios de la Palma lanza destellos de la calle Santiago jerezana, la calle seguramente con más arte del mundo, la del cante gitano, donde mientras las obras no lo impiden vive un gitano y una gitana,  prendido Él y desamparada entre llantos Ella, haciéndose cómplice del sufrir que sobremanera siempre arrastrado las madres calés. Desde aquella lluviosa tarde, también de Miércoles Santo en la tierra de los ricos caldos de la vid, me siento enamorado por esta marcha, cuando en una de las iglesias más antiguas de Jerez de la Frontera, visualicé a un palio digno de la categoría de nuestro protagonista moverse entre las naves al compás de una melodía muy dulce y a la vez “sentiá” como dirían los cantaores de Jerez.
Y si hay que buscar marchas de las buenas fuera de Sevilla, en Jerez hay que plantarse ante el eterno Germán Álvarez Beigbeder, un genio que compuso en 1907 la marcha que Tejera, magistralmente eleva al cielo de Alemanes que hasta el Giraldillo se siente atraído al aguzar el oído algo que quizás jamás habrá escuchado. “Desamparo”, dedicada a la Virgen del Desamparo jerezana para la Madre de Dios de  la Palma sevillana, una obra del corte de su época, el que pocos creo son capaces de emular entre silbadores y “Morricones” al uso… una marcha diferente, rápidamente aquel Miércoles Santo en Jerez me llamó la atención por eso mismo, no sonaba como tantas y tantas. Era una melodía dulce que a la vez traspasaba y te sumergía en el dolor de la madre, fúnebre pero a la vez romántica para una madre que pareciese una chavala enamorada. Cuando encontré este video me sorprendió de que Sevilla siga enriqueciendo su quizás insuperable Semana Santa con cosas que no nacieron para su ciudad, y esta marcha es una de ellas, una autentica desconocida que tan solo se remitía a los círculos jerezanos hasta que los amantes de los quilates la han ido extendiendo por Andalucía… por ejemplo la Expiración de Málaga también camina a su compás… será que se adapta bien al Miércoles Santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...