Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

lunes, 10 de septiembre de 2012

JUNCAL, LA GLORIA QUE TRAJO EL FUTBOL...

Con septiembre también vuelve la vorágine de fin de semana y protagonismo de los días grandes de las cofradías letíficas sevillanas. El pasado sábado lo inauguró una de las advocaciones más singulares de la ciudad, con una historia afín al tiempo en que su cofradía se constituyó en la barriada construida en la pasada centuria denominada del Juncal. En la segunda mitad del siglo XX, en el lugar donde se levanta este barriada con unos 15.000 habitantes, solo había como decimos en mi pueblo “to´ campo”, donde al parecer en las temporadas de lluvia se formaban charcas donde crecían juncos. Seguramente por este motivo se le denominaría así a este barrio que luego traería la advocación de la Virgen más antigua de la barriada, la Virgen de Juncal, pero no exclusivamente por este hecho.
En 1961 comenzaron las primeras edificaciones, en 1963 se crea la parroquia, al año siguiente comienza a funcionar de manera efectiva humildemente en unas dependencias del antiguo matadero y en 1965 la adecuación de un almacén para la llegada en las famosas Santas Misiones realizadas entonces, del Cristo Yacente de la hermandad del Santo Entierro, produjo la adquisición de dicho almacén y su adecuamiento como parroquia.
Titulado el nuevo templo como de la “Santísima Trinidad”, el párroco Francisco Pérez Rodríguez recibiría la inspiración para la creación de un nuevo icono devocional por un método muy curioso para aquellas fechas hoy quizás más común. Visualizando rebasada la primera década de televisión en la historia de España, escucharía, quizás de la mítica voz de Matías Prat, la crónica deportiva y sobre todo futbolera del momento – en 1965 Matías Prat presentaba en TVE un programa deportivo llamado “Ayer Domingo”-, seguramente referida a la Segunda División Española donde en aquella temporada jugó en la “categoría de plata” uno de los equipos fundadores de La Liga, el club guipuzcoano Real Unión de Irún. Quizás fue la noticia de su descenso a tercera división y de la que no volvería hasta la temporada 2009-10 o alguna afrenta del club vasco a su patrona, la Virgen del Juncal.



Al sacerdote le llamó la atención que existiese una advocación gloriosa de la Virgen María con el nombre de su nuevo barrio, por lo que comenzó a recabar información de la imagen de Irún para conseguir una copia de la misma y darle culto en Sevilla. Consiguió contactar con el entonces alcalde y un sacerdote de Irún que les aportaron la requerida información e incluso una pequeñita replica de la imagen de 67 cm. con cuyo material se encargó la hechura de la imagen. En Sevilla hay varias hermandades de origen filial que rinde culto a devociones de otros lugares, prácticamente impulsadas por nacidos en aquellas ciudades y afincados en la capital hispalense –por ejemplo, este mismo fin de semana procesionó la copia de la Virgen de Guadalupe de Extremadura desde San Buenaventura-, pero como vemos esta nace por esta curiosa historia que une el mundo del futbol con el de las cofradías, en este caso las más “marginadas” o menos populares hermandades de gloria. Curiosamente en la temporada 2009-10, el equipo coincidió en la categoría con el Real Betis Balompié, por lo cual, al bajar a Sevilla para disputar el correspondiente encuentro, el club vasco quiso visitar y rendir pleitesía a esta más que asentada devoción letifica sevillana, que gracias a ellos surgió y que seguro les tiene que sorprender ofreciéndole un ramos de flores a la hermandad mientras ésta nombró al club hermano de honor, aunque la Virgen por sevillana no se olvidó de sus orígenes y les regaló a cada equipo un punto, con las cosas del cielo nunca se pierde…


La imagen la realizaría el imaginero José Rivera García basándose en los grafismos de la imagen original, una imagen datada en el siglo XII, de estilo románico. Una imagen que tomaría su advocación por ser encontrada en una marisma cercana al antiguo puerto de Irún entre juncos, siglos después en Sevilla por unos juncos se daría nombre a un barrio, y quizás Élla allá por las Vascongadas se le antojó reinar también en el sur de España. Élla es la imagen más antigua de su tierra y la providencia querría que también lo fuese en ese barrio sevillano que nacía entre juncos. Aunque hay que resaltar que Rivera García no realizó una copia fiel al icono irunés, que como pasó en muchos casos en aquellos tiempos dulcificó los rasgos arcaicos, adaptando la nueva imagen más a los gustos del momento, que buscan más naturalidad y belleza en los rasgos de las imágenes. Muchas fueron las imágenes antiguas anteriores al barroco que al reconstruirse tras ser destruidas en los tiempos anticlericales en diversos periodos de la II Republica Española y la Guerra Civil posterior, fueron realizadas bajo esta “nueva técnica”… no estaría nada mal que alguien realizase un estudio y catalogación sobre estos trabajos donde podemos encuadrar a la Virgen de la Hiniesta Gloriosa de Sevilla (1954), la Virgen de la Cabeza de Andújar (1944) o mi patrona, la Virgen de Zocueca(1954).




La Virgen procesionó el pasado sábado sobre su paso propio, por una cuadrilla comandada por José Manuel Palomo Rodríguez –curiosamente, al parecer fue esta la primera cuadrilla oficial de costaleros no asalariados o hermanos de las cofradías letíficas de Sevilla- y el acompañamiento de la banda de música "Cristo del Perdón" de San José de la Rinconada. Curiosamente hasta hace pocos años la Virgen era acompañada por la Agrupación Musical de Ntro. Padre Jesús de la Redención, la cual tuvo su génesis en esta barriada y que como vemos no se daba en este caso esa “ley no escrita” de que para las glorias= bandas de música, como viene haciendo los últimos años. El paso de tipología netamente sevillana para imágenes de gloria está realizado en orfebrería por autores como Antonio Santos Campanario, José López Camacho, Guillermo Clavería, talleres de Villareal o Manuel de los Ríos. Maestrante lo restauraría entre 1997-2001-2003. Un paso con una reseñable hoja de servicios ya que ha sido prestado en varias ocasiones, como a la cofradía de la Virgen de la Cabeza, Sierra, Inmaculado Corazón de Torreblanca… pero sobre todo le cabe el honor que muy pocos pasos en Sevilla habrán vivido, en el que una mano bendita un día llamase a sus costaleros… el pasado sábado el paso estrenó un relicario de Santa Ángela de la Cruz y de Madre María de la Purísima, santa la primera y beata la segunda –santas en definitiva todas las Hermanas de la Cruz, aun vivas-, el motivo es que fue utilizado para la procesión extraordinaria con motivo de la beatificación de la hoy Santa Ángela de la Cruz, donde procesionó desde la catedral la imagen de Madre Angelita que se encuentra en la Casa Madre hasta la misma, que por su más reducidas proporciones entraba por el cancel de la puerta del convento, aunque tan solo hasta el zaguán.


Aquel día, la entonces madre superiora Sor María Purísima de la Cruz tocó el llamador del paso en la primera levantá en el trascoro de la Catedral… una capataz bendita, beatificada en 2010 ante la visita especial de la Madre de Dios en Sevilla… ya pueden presumir los capataces que tienen una santa que también tocó el glorioso martillo que los costaleros escuchan para subir a la gloria…



Curiosamente esta hermandad es otro ejemplo de hermandad letífica con titulares de pasión, aunque creo que sin aspiraciones de convertirse en hermandad de penitencia. Su Cristo no es un cualquiera, nada más y nada menos se trata del Dios que recibió siglos de oraciones de los tahoneros sevillanos, ya que fue el anterior titular de la hermandad de los Panaderos, aquel que se atribuye a Ruíz Gijón y que al parecer Castillo Lastrucci consiguió sustituir para realizar el actual misterio completo, aunque siga recibiendo los rezos en el azulejo de la calle Laraña. Hoy en el Juncal es advocado como Jesús Cautivo en su Soledad y es procesionado en cuaresma en vía crucis por su hermandad. Además también cuentan con la imagen de una dolorosa perteneciente a una, creo que desorganizada agrupación parroquial con sede en la misma sede, advocada como María Santísima de la Esperanza Reina de los Mártires, una obra del imaginero sevillano Javier Roán, el cual es el encargado de vestir a la Virgen del Juncal y autor asimismo de la nueva imagen de San Juan que vendrá a completar el tríptico de un futuro altar sacramental.


Encuentra más fotos como esta en Cofrades



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...