Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

jueves, 27 de septiembre de 2012

ASÍ SE PARA EL TIEMPO...


Esta pasada Semana Santa pasará a la historia, como suele hacerlo cada año por el hecho de alguna primicia significativa, por el estreno de otro gran palio, el de Nuestra Señora de Consolación, Madre de la Iglesia,  salido del genio de las mejores técnicas de bordado, que precisamente venia a sustituir uno que ciertamente no estaba bordado, por que la técnica de aplicación en sí no se puede considerar bordado, más bien como partes de costura. El taller de Charo Bernardino, digna heredera del buen hacer de los legendarios talleres de Elena Caro obró el milagro de las “tallistas de la aguja”, para definitivamente incluir su nombre entre los trabajos por los que se suelen valorar más a los talleres, y un palio lo es, aunque tan solo hayan bordado las caídas… “bambalinas” suena más capillita.
Tuve la dicha de vivir este estreno allá a los pies de la pobre Santa Catalina, mientras el magnifico trabajo cobijaba a la dulce Señora de los ojos azules penetrantes de Sevilla, la Reina que se dibuja por el barrio del Sánchez Pizjuán cada vez que sale al encuentro de Sevilla. Tres años trabajando en este proyecto singular desde que la corporación de Nervión aprobase su ejecución de un diseño realizado por Rafael Guerra, hermano de La Sed, basándose en la ideas genuinas de uno de los grandes genios del arte cofradiero que diseñara la fachada de su parroquia de la Inmaculada Concepción en el barrio de Nervión, Cayetano González y adaptado para bordarlo por David Calleja, dibujante del taller de Charo Bernardino. El Miércoles Santo contemplando su dulce y solemne movimiento me retrotrajo al respiradero que el mismo taller bordó el pasado año para Nuestra Señora del Rosario de Linares. Algo lógico, encontrar la impronta de un taller, pues parecían obras para un mismo conjunto aunque David Calleja para Linares tomase elementos de inspiración del palio dibujado por Garduño y ejecutado en el taller que montó hace unos años.
Recuerdo que el hermano en Cristo, Manolo Olmedo me comentó algo sobre el estreno, sobre esa poderosa impronta que retrotraía a nuestro respiradero y haciendo una valoración, pues le comenté que en los bordes inferiores de las bambalinas los encontraba muy “despejados” de bordado. El amigo Olmedo me indujo a recordar el espíritu de barrio de la hermandad y la lógica búsqueda de palios que den cierta “alegría” en la rítmica de su caminar, ciertamente hace no muchos años este palio a veces se le iba un poco “la pinza” en esa búsqueda idiosincrásica.
Pero le comenté que en los últimos tiempos, todo ese pasado estaba desapareciendo, que incluso el repertorio musical del mismo se estaba haciendo hasta más selecto e incluso de calidad. Y sobre todo que su cuadrilla se estaba convirtiendo en una de esas que en Sevilla no hacen mucho ruido y muchos equivocadamente obvian ver en el Miércoles Santo. En Sevilla hay hermandades que quizás nunca sean alcanzables, pero hay otras que aunque no cuenten con el beneplácito total del pueblo hagan lo que hagan, si escogen caminos tan acertados que un día a buen seguro recibirán el elogio hecho bulla a las faldas o faldones de sus pasos.
Hace poco conozco que en Jaén, la hermandad de los Estudiantes va afrontar el cambio de manera de portar su paso palio, el de la Virgen de las Lágrimas a costal. Para ello la corporación de la Merced va a ser  asesorada por el capataz sevillano Ricardo López-Ruiz Almansa, conocido como Ricardo Almansa en el mundo cofradiero, capataz de la escuela de los Santiago que ha comandado pasos con esta saga de capataces, más otros ya independientemente, con su cuerpo propio como Bellavista, Milagrosa, Sol, Borriquita de Cantillana, el Rosario del Barrio León y quizás su hermandad más conocida, la protagonista de esta entrada, la hermandad de la Sed.
Así que con todo esto mejor ver que tantas palabras, buscando un video actual para que vean el dominio en el movimiento de las nuevas bambalinas, bajo la noche, cuando es más complicado encontrar grabaciones o instantáneas de la larga vuelta hasta Nervión. Suena un clásico de los clásicos, nunca se cansa Sevilla de ver a sus palios con “Rocío”, una de esas marchas como “Pasan los Campanilleros” que le sientan bien a cualquier paso, más si anda como la Consolación en este video, que pareciese que va parada cuando en lugar va ganándole metros al itinerario con elegancia. La revirá es imperceptible para el ojo humano, pareciese que esta detenida,  como si los ángeles la giraran milagrosamente ante la ceguera del alma, por que la chicotá desprende mucha alma. Unos dicen que esto es “súper soso”, que se metan debajo y cuando comprueben su dificultad comenzarán a entender este arte, esta manera de llevar a la Virgen que  tal como dice el capataz, no se si Almansa… “para el tiempo”… habrá algo mejor para parar el tiempo que en Semana Santa…estos son los desconocidos, los que también saben levantar al exigente de sus asientos, incluso en la nueva Sevilla… estas cosas hacen de Nervión sevillania pura, de la esencia del Giraldillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...