Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

jueves, 2 de agosto de 2012

STELLA MARIS, CARMEN BENDITA...

Me serviré de estas fotografías de la Santísima Virgen del Carmen de la parroquia de Santa María la Mayor de Linares para ilustrar y elaborar esta entrada que como otras tantas veces le prometí a él buen seguidor de esta casa, el amigo Juan José Galey. Tras mi participación como costalero en la salida de la Virgen del Carmen de Andújar, y vernos en las pasadas fiestas de mi pueblo, me comentó la circunstancia y como otras veces ha pasado le prometí intentar hacer una entrada donde poder explicar hasta donde mis conocimientos llegan, leyendo de aquí y cogiendo de allá, el origen de esta tan arraigada devoción mundial y muy especialmente española, donde el nombre de Carmen esta tan común como lo fue el de Maria en la Israel de hace dos mil años, de hecho su abuela se llama Carmen y le profesaba devoción a la advocación que le da su nombre.
Dicen los investigadores de la vida que esta advocación será casi sin duda la más antigua con la que se invoca a la nacida Limpia de Pecado, Reina de los Cielos y Madre de Dios y de todos los hombres. Su advocación proviene del origen de la orden de los carmelitas, instaurada en el llamado Monte Carmelo que deriva de la palabra Karmel o Al-Karem y que se podría traducir como “jardín” o “viña de Dios” que está en Tierra Santa, situado en la costa oriental del Mar Mediterráneo, a la altura de Galilea, el cual tiene en sus faldas numerosas grutas naturales, predilectas de los eremitas.
Según el Libro de los Reyes, allí vivió el Profeta Elías con un grupo de jóvenes, dedicados a la oración. Corría el año 300 antes de Cristo, y una gran sequía asolaba la región; el Profeta subió a la montaña para pedir lluvia y divisó una nube de luminosa blancura de la cual brotaba el agua en abundancia; comprendió que la visión era un símbolo de la llegada del Salvador esperado, que nacería de una doncella inmaculada para traer una lluvia de bendiciones. Desde entonces, aquella pequeña comunidad se dedicó a rezar por la que sería Madre del Redentor, comenzando así la devoción a Nuestra Señora del Carmen (o Carmelo), es decir surgió en este momento la veneración a la Madre de Dios, mucho antes de que naciera, la que los católicos defendemos como Virgen Inmaculada, María hija de San Joaquín y Santa Ana. En dicho monte sagrado el profeta Elías defendió valientemente de la contaminación de los cultos idolátricos la pureza de la fe en el Dios único y verdadero. Inspirándose en la figura de Elías, surgió al Orden contemplativa de los «Carmelitas», familia religiosa que cuenta entre sus miembros con grandes santos, como Teresa de Ávila, Juan de la Cruz, Teresa del Niño Jesús y Teresa Benedicta de la Cruz.
En esta región de Samaria se levanto una ermita con el nombre de “Stella Maris”, que significa “Estrella de los Mares”, tal como es hoy día conocida la Virgen del Carmen. Los marineros, antes de la edad de la electrónica, dependían de las estrellas para marcar su rumbo en el inmenso océano. De aquí la analogía con La Virgen María quien como, estrella del mar, nos guía por las aguas difíciles de la vida hacia el puerto seguro que es Cristo.
Por la invasión de los sarracenos, los Carmelitas se vieron obligados a abandonar el Monte Carmelo. Una antigua tradición nos dice que antes de partir se les apareció la Virgen mientras cantaban el Salve Regina y ella prometió ser para ellos su Estrella del Mar. Por ese bello nombre conocían también a la Virgen porque el Monte Carmelo se alza como una estrella junto al mar, he aquí su enlace como patrona de los marineros y sus procesiones fluviales por multitud de ciudades y pueblos costeros cada 16 de julio.

Monumento en Bailén.
Los carmelitas extendieron su devoción por todo el mundo. En España es patrona del mar y de la Armada Española llegando a ser patrona en localidades como Beniaján (Murcia). También lo es del Ejército de los Andes, que liderado por alguien muy conocido para los bailenenses; el general José de San Martín – nuestro “cabezolón” participó en la Batalla de Bailén bajo el mando del Marqués de Coupigny, concretamente en la 2ª División, tuvo una intervención brillante durante la contienda. Siendo destacado en el parte oficial que dio el Mariscal de Campo Teodoro Reding, por lo que fue ascendido a Teniente Coronel en Bailén. Un monumento se levanta en Bailén desde 1972 en su honor-, gestó la independencia de Argentina, Chile y Perú. Es considerada Reina y Patrona de Chile, de sus Fuerzas Armadas y de Carabineros de Chile; es patrona de los transportadores en Colombia; en el Perú es “Patrona del Criollismo”; en Bolivia es la patrona de la Nación y de sus Fuerzas Armadas; y en Venezuela es la patrona del Ejército, en el Ecuador es reina de la región de Cuenca y del Azuay, recibiendo la coronación pontificia el 16 de Julio del 2002. En la iglesia del monasterio de la Asunción en Cuenca se venera desde hace más de 300 años.



La Virgen fue llevada a la iconografía artística siendo vestida con el hábito de la orden, con los colores marrón y capa o manto blanco. Hoy día es inconfundible no reconocer que la imagen que tenemos delante es la Virgen del Carmen a verla ataviada sobre todo con estos colores, porque luego formas de vestirla pueden variar según los gustos y las épocas, ya sea una talla completa con sus vestiduras talladas como puede ser la Virgen del Carmen de Calatrava de Sevilla o esta que les muestro, la Virgen del Carmen de Linares, imagen de candelero para vestir más próxima a las modas de vestir a las imágenes de la Virgen desde tiempos inmemoriales en nuestra nación. Ella duerme quizás el desconocimiento de su tierra, recibiendo la veneración de sus devotos. La he utilizado porque al parecer esta surgiendo en Linares un movimiento para formar una cofradía gloriosa donde ella centre la atención de las miradas. Un trabajo que ya muestra ideas de cultos para el futuro y una hipotética próxima salida procesional, al modo cofradiero de la ciudad, el cual pide a gritos una gloria sobre costales valientes.
Virgen del Carmen de Ándujar con el escapulario en sus manos.
Otro símbolo importantísimo para reconocer a la Virgen del Carmen es el escapulario que suele portar la Madre de Dios en sus manos. En el año 1246 nombraron a San Simón Stock general de la Orden Carmelita. Este comprendió que, sin una intervención de la Virgen, a la orden le quedaba poco tiempo. Simón recurrió a María poniendo la orden bajo su amparo, ya que ellos le pertenecían. En su oración la llamó "La flor del Carmelo" y la "Estrella del Mar" y le suplicó la protección para toda la comunidad.
En respuesta a esta ferviente oración, el 16 de julio de 1251 –por esta circunstancia divina se celebra en esta fecha su festividad- se le aparece la Virgen a San Simón Stock y le da el escapulario para la orden con la siguiente promesa:
"Este debe ser un signo y privilegio para ti y para todos los Carmelitas: quien muera usando el escapulario no sufrirá el fuego eterno"
Aunque el escapulario fue dado a los Carmelitas, muchos laicos con el tiempo fueron sintiendo el llamado de vivir una vida mas comprometida con la espiritualidad carmelita y así se comenzó la cofradía del escapulario, donde se agregaban muchos laicos por medio de la devoción a la Virgen y al uso del escapulario. La Iglesia ha extendido el privilegio del escapulario a los laicos. Como los laicos no pueden llevar hábito, los que desean asociarse a los religiosos en su búsqueda de la santidad pueden usar el escapulario. La Virgen dio a los Carmelitas el escapulario como un hábito miniatura que todos los devotos pueden llevar para significar su consagración a ella. Consiste en un cordón que se lleva al cuello con dos piezas pequeñas de tela color café, una sobre el pecho y la otra sobre la espalda, similar al de los trinitarios que portan los “Cristos de Medinaceli”. Se usa bajo la ropa, junto con el rosario y la medalla milagrosa, el escapulario es uno de los mas importantes sacramentales marianos. En el escapulario figuran el anagrama de María y el escudo de la orden carmelita.


En pintura sobre todo y en algunas imágenes a la Virgen se la representa sobre nubes, con el Divino Infante, sus ropas carmelitas y el escapulario con una gran luminosidad en la parte superior y algo más oscura bajo sus pies. Yendo más lejos como podemos ver en la Virgen del Carmen de Calatrava de Sevilla –obra atribuida a Santiago Ramos del siglo XVIII- o en la misma, patrona de Beniaján –atribuida a escultor francés Antoine Duparc o Dupard (Marsella, 1675 - id., 1755)-, la Virgen “sobrevuela” sobre las llamas donde las Ánimas que imploran la salvación son rescatadas por la intercesión de la Virgen del Carmen, de ahí que también se advocada como “de las Ánimas Benditas del Purgatorio”.
La promesa de la Virgen del Carmen a San Simón Stock fue que quien muriese con el escapulario no padecerá del fuego eterno… vaya esta humilde aportación para todos aquellos que le pueda introducir en la historia y simbología de la Madre del Monte Carmelo, para todas las “Carmenes” que el pasado mes celebraron su tiempo mejor y como no, para aquellas que se fueron al cielo, donde seguro ya estarán con Ella como le prometió a San Simón Stock.
Les dejo con algunas chicotás de este presente año de algunas de las procesiones de España.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...