Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

domingo, 8 de julio de 2012

LA MISIÓN DE SAN JULIAN...

Les dejo con un video bastante embrujador, no es para menos cuando en la oscura noche del domingo más esperado un Dios vencido por la muerte, las más buena, hunde su cabeza sobre el pecho entre los callejones de un arrabal del que hace ya varios siglos una dulce señora ansiaba volver de su exilio entre hiniestas. Entre penumbras, escoltado por hachones de cera tiniebla una arrepentida María de Magdala llora eternos regueros de lágrimas por su maestro que parece ensanchar las estrechuras o más bien que pareciera que las calles se hicieron a la medida para que pasase muerto y poderoso “sentado” en su trono de la cruz.
Si duda unas de las estrellas más sublimes dentro de la producción del genio de Lastrucci, recrea impresionantes estampas como las que se dibujan en el fabuloso video. Es sin duda el caminar del Señor de San Julián uno de los más característicos de Sevilla, en las imágenes podemos comprobarlo como cada Domingo de Ramos, bueno los que Él quiere, como sigue recordando los esplendores de un época, en la que a banda que lo acompaña tubo mucho que decir. Sin duda desde Arahal, con la banda de Santa María Magdalena –pareciese ideada para esta hermandad, donde la de Magdala tiene mucho que decir- y su legendario director Manuel Rodríguez Ruíz se comenzó a gestar mucho, muchísimo de lo que es la actual Semana Santa sevillana. La irrupción de esta banda y su nuevo estilo se apoderó de las cofradías sevillanas cambiándolas para siempre. El vuelco que esta banda le dio a la semilla plantada en Eritaña fue enorme y su eclosión hizo que definitivamente se comenzase a acuñar aquello de “música de Cristo” con estas bandas e inspirando años después a que las cornetas siguiesen esa idea de enriquecimiento musical, con la inclusión de más instrumentación y no seguir tan encorsetados en los instrumentos que aun –y creo que debe seguir haciéndolo- siguen denominando al estilo que inventó el maestro Escámez, la corneta y el tambor. Curiosamente esto haría que lo que vemos en el video pasase por ser lo más patente en la ciudad a estar muy mermada la presencia de agrupación musicales tras los pasos de Cristo de Sevilla.
La evolución continuó, pero Arahal siguió respetando aquel sonido que ella mismo creó. La Magdalena de Arahal es hoy día como la Centuria Macarena para las cornetas, la esencia. Muchas de las cosas que aportó esta banda fue la adaptación de cantos litúrgicos, obras clásicas y alguna que otra canción que podríamos denominar “pagana” al repertorio que marca el caminar de Dios por la ciudad y por infinidad de lugares de España y mas allá. Y viendo el video, en la primera chicotá me encuentro con una nueva sorpresa, una circunstancia que hace pocas fechas ocupó estas páginas cuando les mostré el Cristo de la Misión de Jerez de la Frontera caminando al compás de una marcha surgida de la adaptación de la banda sonora de la película “La Misión”, de Ennio Morricone.
Arahal sigue fiel a sus principios de siempre mientras los hombre de Ariza dibujan una siempre pausada revirá, en su característico caminar, con zancada muy corta, casi sobre los pies durante todo el Domingo de Ramos. Sin duda la mística música de Morricone dibuja una estela emocionante, entre las penumbras reluciendo como pequeñas estrellas la luz de la cera en los guardabrisones y los hachones, entrecortada su silueta divina busca la ojiva donde llevan los siglos recibiendo los rezos de Sevilla. La caoba y plata siguen su lento caminar, el inconfundible tronar de los músicos siguen llenado de sabor el barrio de San Julián, más adaptaciones hacen vibrar a la ciudad que se arremolina a su pies para seguir contemplando la Buena Muerte de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...