Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

sábado, 14 de julio de 2012

COMO ERA LA PAZ...

Me comentaba hace ya dos años el amigo sevillano Rafa Ríos, en una entrada para intentar dentro de mi humildad e ignorancia que es el misterio de las Negaciones de San Pedro de Sevilla a todos mis visitantes un dato que desconocía. Por estar en los umbrales del glorioso 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen les dejare hoy día con esta entrada en honor de la singular hermandad penitencial de la ancestral advocación surgida en el Monte Carmelo.
Este misterio, del que les hablé hace pocos días nuevamente está íntegramente realizado por el imaginero de Salteras Francisco José Reyes Villadiego, un imaginero hoy menos renombrado, discípulo de Dubé de Luque y que en los años de ejecución de toda esta imaginería estuvo más en la palestra cofradiera… lo que hace trabajar a Sevilla. No les engañaría el disgusto que en más de un erudito o aficionado al mundo de la imaginería provocó la ejecución de este misterio… que si no esta a la altura de Sevilla, que la composición, etc… a mi personalmente no me disgusta, pero si esta dentro de esa corriente de imagineros de formas muy correctas, en las que parece que llenado un paso de figuras prima antes que de su calidad. Si diré que la idea de Cristo bajando una escalinata, mientras Pedro lo niega con el gesto del brazo ante las acusaciones de los judíos sentados a la fogata en la puerta del templo, creo que ese brazo señalando al Señor de la Paz, lo dice todo… esta escenografía me llena mas que las representadas en otros misterios de igual tipología.
Pero esta hermandad fue una más en la historia de las vísperas de Sevilla, antes fue una agrupación parroquial hasta que en 1996 sus hermanos pudieron vestir la túnica de tintes carmelitas en el Viernes de Dolores de la calle Feria. Para entonces y desde 6 años antes ya contaban con el Señor de la Paz. Aquí viene el enlace entre el comentario del amigo Ríos Delgado y la fotografía protagonista de la entrada. Pueden ver tal como era el Señor de la Paz desde el primer día de su concepción, una imagen más próxima a la escuela del maestro, es decir Dubé y con una impronta muy patente de las calidades de un aprendiz. Para su primera salida penitencial, fue remodelada, con nuevo cuerpo y retallado de todo el busto dejándolo tal como lo conocemos hoy día, tal como me dijo Rafael y nos muestra esta fotografía del Boletín de las Cofradías de Sevilla, en la crónica de aquella bendición del mes de junio de 1990.


2 comentarios:

R. Ríos dijo...

Y para mí, que lo cambiaron entero... Y aún así, me gustaba más el antiguo y/o primitivo

JUAN PEDRO dijo...

a mi también me lo pareció...

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...