Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

jueves, 29 de marzo de 2012

EL MISTERIO DEL JUEVES...



Boceto de Arteaga.
Jueves de Pasión… el próximo jueves será el grande, el que espero reluzca más que el sol y en el que el Soberano nos regale la gloria bendita que llevamos esperando dos años. Esta noche toca retranqueo, porque si… los pasos ya están montados, aunque allí rematando cualquier detalle o sentado en un banco contemplándolos aun no se me hace la idea de que el domingo comienza la vida, comienza la pasión, comienza ese tiempo en que se me olvida todo y solo busco el olor a incienso y el achicharrante olor de la cera.
Así que en esta nueva semana de cuaresma, la antesala de la Semana Santa les dejo con una nueva entrada sobre mi hermandad del Prendimiento. Y lo hago con algo tan llamativo como es su paso de misterio, el que llevo sobre mi séptima vertebra y en concreto con su conjunto escultórico. El año pasado ya les hable sobre el eje principal de todo, Nuestro Padre Jesús del Prendimiento, nuestro Soberano que para completar mas si cabe aquella entrada los remito a nuestra web. Y en nuestra web podemos encontrar la historia de los conjuntos escultóricos de nuestra corporación desde que en el año de la fundación el valenciano Juan Bautista Palacios Chirivella realizase todo el conjunto escultórico de la Sentencia, aunque esto no aparezca, bajo mi responsabilidad y visto las pruebas que les mostré hace unas semanas, para mi ya no hay duda de nuestro autor primitivo.

Foto: Andres Padilla Cerón.



Aquello sucumbió a la hecatombe del más absoluto analfabetismo del treinta y seis y comenzó un nuevo génesis de lo que es el actual misterio de Prendimiento de Linares. Quizás el alto coste en aquellos precarios años para recomponer el completo conjunto de la Sentencia hizo desistir a aquellos hermanos refundadores e idear un nuevo pasaje evangélico, el del Prendimiento de Nuestro Señor por dos centuriones romanos en un escueto Getsemaní, donde no aparecía el milenario testigo mudo de la traición, el olivo.
Jiménez Martos realizó todos los trabajos, la recomposición de las imágenes titulares a excepción de Santa Maria Magdalena y la ejecución de los centuriones, ascendiendo el coste de todos estos trabajos a la cantidad de 15.000ptas del año de 1945. Unos romanos poco valorados, pero que quizá bajo mi punto de vista atesoraban algo mas o mucho mas mérito artístico en su primitiva estampa, sobre todo porque en el año 1974 fueron restaurados junto al Señor muy desfavorablemente, lo que acrecentó las intervenciones de los años ochenta por Antonio Garduño.
Y así conoció la Linares del color sepia durante décadas al paso de misterio del Soberano hasta que Sevilla planto su cruz en la ciudad… con la llegada de Garduño a la hermandad, todo cambio de rumbo, de modelo como le decía el otro día a un pisano mio. Y el escueto Getsemaní de décadas atrás debería pasar a la historia para conformar un mayor conjunto escultórico sobre el barco que realizaría Guzmán Bejarano. En aquel nuevo conjunto seguiría procesionando los viejos romanos aunque revestidos con vestimentas de tejido en lugar de lucir sus armaduras talladas en el mismo bloque, y los cascos relucirían con la juanmanuelinas plumas de avestruz que tan característica escolta le han venido dando al Soberano de Linares. Este próximo Jueves Santo, si Él lo quiere, los mismos lucirán nuevas vestimentas, en tonos oscuros y dorados cambiándose los penachos a pluma del mismo color, es decir negros.

Berlanga junto a Buiza.
Boceto de Berlanga.
Pero la idea era realizar un nuevo conjunto acorde con la calidad y movimiento que presentaba el “nuevo” Soberano, refiriéndome a la nueva disposición anatómica de todo su cuerpo. Y Garduño, si para las restauraciones no pudo conseguir convencer a aquellos hermanos de que las labores la realizase imagineros cualificados, con el misterio si lo consiguió y los envió a un joven discípulo de uno de los mas grandes del siglo XX, D. Francisco Buiza Fernández. Aquel discípulo era Francisco Berlanga, el cual junto a Juan Manuel Miñarro tuvieron la responsabilidad de culminar los trabajos inacabados que dejó el maestro de Carmona. Berlanga reconocido por su autoría con la Virgen del Carmen Doloroso de Sevilla, ideó un misterio compuesto por seis figuras secundarias, dos soldados romanos, los sumos sacerdotes Caifás y Anás, un judío y el discípulo amado San Juan Evangelista. Esta sería la primera y única imagen que realizaría de aquel proyecto que procesionó el Jueves Santo de 1994 junto el señor del Prendimiento y los antiguos romanos.

Navarro Arteaga.
Pero el resultado no cubrió del todo las expectativas, unido al elevado peso de la imagen se emprendió un nuevo proyecto de imágenes secundarias al entonces novel imaginero trianero José Antonio Navarro Arteaga, siendo hoy uno de los imagineros más afamados y considerados imagineros del momento. Artista igualmente recomendado por Antonio Garduño que proyectó un boceto en el que se componía de siete imágenes, dos centuriones romanos, los apóstoles: San Juan, San Pedro y el traidor Judas Iscariote más las efigies de dos sayones, uno portando una antorcha y otro tirando del Señor Prendido. Esta última sería la primera que realizaría el imaginero sevillano en 1995. Imagen de talla completa la cual luce el torso semidesnudo en una clara actitud de guardia, encargado de la conducción y vigilancia del reo. La misma estrenará este año un nuevo faldellín en color negro.







En 1996 se estrenaría la quizás imagen secundaria de mayor mérito artístico del actual conjunto escultórico, la imagen del traidor Judas Iscariote salida igualmente de las manos de José Antonio Navarro Arteaga, destacando en ella la dureza expresiva y los conseguidos rasgos judíos. Un imagen que cerraría la escena en la parte trasera del paso, en una clara acción de iniciar su marcha de la cruda escena de Getsemaní portando en su mano el símbolo por el que comúnmente lo han representado los artistas, por el que sería identificado y recordado para la posteridad: la bolsa con las treinta monedas de plata. Esta sería la última imagen incorporada al proyecto del misterio, estando en la actualidad paralizado.
Siempre a despertado la curiosidad de cofrades y capillitas el misterio ideado por Arteaga y que aun tanto los hermanos como la Linares cofradiera ansían pero tal como dice el dicho, Roma no se hizo en dos días… así que les dejo el boceto que modeló originalmente un joven Navarro Arteaga que aun se puede contemplar en la casa de hermandad.

3 comentarios:

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Me tienes que perdonar, amigo, pero coincidirás conmigo en lo anacrónico del conjunto, sin sostén histórico ni evangélico. No de este Misterio tuyo, sino cualquier otro reconvertido en el tributo a la vanidad de la costalería que pone sus ojos en un conjunto, cuanto más nutrido, mejor, y a la postre, en el del cofrade que busca inexorablemente la disputa de "y yo más" y consigue la proeza de que quepan 8 en dos metros cuadrados.

Precisamente cuando algunos de tu tierra y de la mía nos tildan de dejarnos acariciar por la influencia sevillana, están en lo cierto. Este Misterio precisamente podría haber respondido al pasaje del Prendimiento y además, estar acorde con la historia... Y por qué no, ser a su vez, historia, mediante un planteamiento alejado del adocenamiento, y donde el romano, quiera la realidad o no, no tenga por qué estar presente, aunque bajo ningún concepto estuviera nunca en este pasaje.

Pero te pido mil perdones... Sigo con los cuatro o cinco partes meteorológicos y tengo ganas de martillearme un dedo. ¡Muy feo viene la cosa para Granada! Este año va a ser bastante aciago en lo cofrade como diga de acertar el pronóstico. Que no sea así para ningún cofrade español.

Un fuerte abrazo, amigo.

R. Ríos dijo...

Solo una cosa, la policromía del Señor no es de Garduño, es de Serafín Jiménez.

Ya te contaré porqué. Un saludo

JUAN PEDRO dijo...

Serafín Jiménez?? El dorador del taller de Jiménez Espinosa??? Pues cuanta cuenta, que esta uno mas pegao y nadie o no sabe o no quiere contar, la enigmática historia del dibujante-vestidor metido a imaginero.
Tu que vives allí, tienes contactos, conoces el tema sobradamente y encima estas formado para ello podrías hacer una buena investigación sobre las “restauraciones” de Garduño, quien talló, quien policromo, etc… quizás hasta interesa y lo publicas en el Boletín de las Cofradías de Sevilla, creo que es bastante interesante dar a conocer esta faceta de Garduño a los cofrades sevillanos y asevillanizados jejej

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...