Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

sábado, 11 de febrero de 2012

LOS VIDEOS DEL CORREO (XXI)

Tomando por referencia la entrada anterior volveré a retomar una serie de entradas que tenia algo olvidadas. Nuevamente me quedaré con la contemplación de aquellos míticos videos de Semana Santa de Sevilla que editaba y comercializaba el diario sevillano “El Correo de Andalucía”.
Y en esta entrada me quedaré con un barrio y un estilo inconfundible de entender la Semana Santa, Triana. Y será por un mismo enclave por donde prácticamente todas las hermandades del barrio pasan actualmente para realizar su vuelta al barrio de antiguos alfareros y marineros. La colección “La Pasión en Sevilla” nos mostrará el caminar de tres hermandades por el Arco del Postigo, encaminándose en sus itinerarios de vuelta, mientras atraviesan el igualmente popular y sevillanísimo barrio del Arenal.
Y la primera de ellas, ira enlazada con la entrada anterior, y todas ellas llevaran en común el desparpajo que levanta sus misterios con el andar trianero de los cambios al ritmo de las marchas. Tristemente no está colgado el perteneciente a la hermandad que los creó, San Gonzalo el cual además de mostrarnos a la singular hermandad del Barrio León, me hizo vivir hace años una circunstancia que hoy recuerdo con emoción, pero esa es otra historia, que si alguien lo cuelga algún día, podría contar.
Pues eso, que el primer video pertenece a la hermandad de las que les hablé en la entrada anterior, las Cigarreras del barrio de los Remedios. Pero al ser 1995 aquel año, podemos encontrar esa vertiente trianaera que envolvió en aquel entonces a la hermandad que retornaba bajo el emblemático y cofradiero Arco del Postigo, aunque no buscaba el puente de Triana si no el actual por donde va y vuelve a Sevilla, el cercano a su templo, el puente de San Telmo.
Así contemplamos la estampa que dibujaba entonces este paso, con el antiguo misterio, y el monte de clavel rojo mientras su banda entona la archipopular marcha “Eucaristía” de Francis González Ríos. De costero a costero y marchándose con el izquierdo por delante, el andar de este paso que comandaba Manuel Torres, se asemejaba como no, al del Soberano Poder y al de las Penas de Triana. Desviándome un poco, incluso veo identificado mucho sus maneras con las que siempre ha intentado crear el paso de mi hermandad, y de la que soy su costalero, el Prendimiento de Linares. Video que levantará la nostalgia de muchos, sin duda el caminar del misterio de la Flagelación del Señor en Sevilla tenia que levantar otro tipo de expectación mientras en el mismo punto y tras Él, aparece como siempre a ocurrido la bellísima Virgen de la Victoria, una de las grandes y queridas dolorosas de Sevilla. Puede traernos confusión este video, al contemplar que el paso camina a los sones de música fúnebre, como es lo más común hoy en día, pero tal como muestran otros videos de la época, este paso anduvo al compás rítmico de las marchas “alegres”. Aquel día Ella acaparó todos los estrenos de la corporación, este año presentará renovado su singular palio de cajón y la banda que marcaba su elegante compás no era la actual perteneciente a la hermandad si no la banda de la Soledad de Cantillana.


Dije que hablaría de Triana, aunque la otra pues ciertamente no lo sea, pero ahora si viene la gracia de los habitantes de la Cava. Saltamos al gran primer día, el Domingo de Ramos y podemos ver que en 1995 el Penas de Triana ya demostraba categoría a raudales. El “zapatero” implorante al cielo como lo vienen contemplado los siglos, y el barco de Antonio Martín atravesando el arco en busca del Baratillo, a las ordenes de Ramón Sánchez Núñez y entonces como su segundo Manolo Vizcaya, actual capataz de unos de los pasos emblema de los cambios de Triana, curiosamente creados por la cuadrilla que dirigió su padre, Juan Vizcaya en San Gonzalo. La Presentación al Pueblo de Dos Hermanas ya marcaba el compás del Señor de la calle San Jacinto, sones cigarreros bajo el arco, como es “Azotes” porque esta hermandad siempre ha destilado la música que creara la banda del vecino arrabal de los Remedios. Y para adentrarse en el Arenal, una de las primeras marchas propias de esta banda nazarena, “Ecce Homo”. Tras Él, como no, su Madre Bendita de la Estrella, caminante y melancólica a los sones de “La Madrugá”, marcha emblema de aquellos tiempos para la recreación de la cuadrilla interpretada como hoy por la banda de la Oliva de Salteras. Una estampa recuperada en nuestros días nos habla de su exorno de flor de cera pero sin duda este video es histórico por que precisamente, iba estrenando el palio de Antonio Garduño. La pieza bordada por Fernández y Enríquez para sustituir el antiguo y emblemático palio de la Macarena, que bordarse el taller de Rodríguez Ojeda y que acabó en esta hermandad, convirtiéndose en su símbolo y estereotipo. Gracias a Dios, el mismo se recuperó y sigue siendo utilizándose alternando los años.


Y como falta el Soberano Poder ante Caifás, acabaremos esta entrada con la popularísima hermandad de la Esperanza de Triana. Una jornada histórica la de aquella madrugá de 1995, pero antes nos pararemos en la vuelta del “Caballo de Triana”… con su personal estilo, trianero pero diferenciado, llega el Santísimo Cristo de las Tres Caídas al compás de su banda de blanca pureza. Sones clásicos como “La Expiración” de Escámez marcan el compas del “Moreno de la calle Pureza” sumergiéndose en el mojado asfalto del Arenal mientras Salvador Perales comanda a la cuadrilla y al igual que pasara con el Penas de Triana, de segundo su actual capataz, Francisco Ceballos. Y digo mojado… llega la Reina de Triana de vivir una de las jornadas mas emocionantes e históricas de la Semana Santa hispalense. Aquella madrugá llovió y la otra Esperanza, la de San Gil tuvo que refugiarse en la Catedral para presenciar el histórico encuentro entre las dos imágenes de la Virgen María que levanta la gran devoción en la ciudad. Así, al sublime compas del solo de “Rocío”, llega la Esperanza de Triana al Postigo del Aceite buscando su barrio con los claros del día mientras en su mirada se ha llevado prendida la mirada de la Macarena para Triana, como la Macarena se llevó la suya para San Gil. La banda de Camas, entona “Campanilleros” y la dulce Señora de Triana continua su camino con ese compas tan popular de entonces, ese desmesurado compas del palio que también echan de menos un sector cofradiero a las ordenes de su mítico capataz, y para mi el quizá mejor orfebre que hay en Sevilla, Juan Antonio Borrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...