Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 10 de febrero de 2012

LAS GIGARRERAS DE TRIANA...

Unas recientes alteraciones en el itinerario de la hermandad de la Cigarreras ha motivado el puntito de inspiración para realizar una nueva entrada. Obviamente la popular hermandad sevillana es la protagonista para recordar un tiempo, una época que hizo mella en muchos cofrades y que ante noticias como esta siempre salta a la palestra.
La antiquísima hermandad con varias imágenes de Cristo a las espaldas flageladas de su historia ha residido en varias sedes canónicas durante sus centenarios años, hasta que en los años sesenta de la pasada centuria, dejara la antigua Fabrica de Tabacos -como podemos ver en la película “Carmen” de Vicente Aranda-, hoy Universidad y desembocara en su actual sede, la capillita que se encuentra en plena fabrica de tabacos -no se si sigue activa su producción-, la actual en el barrio de los Remedios. Una zona moderna, alejada en su idiosincrasia de los populares barrios de Sevilla, los que yo particularmente llamo “pueblos” por su geografía y la manera de ser de sus habitantes. Lo que podríamos llamar un barrio del siglo XX pero que esta pegado al quizás barrio de todos los barrios de la ciudad y quizás del mundo… Triana.

Se podría considerar este barrio como el Tardón, simplemente en una ampliación de la mítica Cava, no hay barreras materiales que los separen aunque si emocionales y gubernamentales. En la explosión “festiva” que trajo la cuadrilla de San Gonzalo con la nueva manera de entender el caminar de los pasos de Cristo, hizo que rápidamente algunos pasos de Triana y después del resto de Sevilla siguieran aquellas directrices de los hombres de Juan Vizcaya y de Garduño después. Sin duda esa “gracia” especial de las gentes de este barrio, discutida por los mas “mustios” hizo que pasos como el del Señor de las Penas o el del Stmo. Cristo de la Tres Caídas, junto al del Soberano Poder ante Caifás como no, pronto se convirtieran en la referencia del nuevo estilo hasta llegar a la realidad actual, que a sobrepasado limites insospechados, de aquellos hombres, que cuentan que el “izquierdo por delante” nació tan solo para que la cuadrilla se viniese arriba en los momentos de flaqueza, en unos tiempos en que las igualás no parecían los aledaños del Bernabéu antes de un partido.

Las Cigarreras de los Remedios, se subió al carro de aquel fenómeno como tantas otras, siendo ella una heredera histórica del rango de hermandad de centro. El tener que cruzar el rio la hizo sentirse una parte más de Triana y cada Jueves Santo atravesaba hasta la arteria trianera de la antigua calle Larga. Se adentraba por la calle que indica el dogma que esta ciudad defendió antes que nadie, mas cuando en Pureza vive la Esperanza. Eso nos muestra el video que les dejo, legendario entre los que no somos de allí cuando el desgarrado Cristo que tallase don Francisco Buiza se encorva de dolor para perderse en la mirada de Esperanza que desprende su Madre, que ya espera la noche para levantar el nudo en el estomago de todos los trianeros. Y llega como les vengo contando, de trianeras maneras, en plena Triana, quien no diría que parece que viene de Santa Ana. Tras el su “sinfónica”, por que antes de que le metiera nuevas instrumentaciones esta gente ya era el punto y aparte de la interpretación. Las cornetas y tambores cigarreras alzan sus sones ante el que muchos aun no se abran parado a pensar, es su Cristo, el que les da nombre popular.
Y las geniales partituras de “Refúgiame”, “Divina Pastora de Cantillana” y “Pasión, Muerte y Resurrección” se enmarañan entre el publico expectante y el compas costalero reaviva la chispa que levanta a Triana. Costeros, izquierdos profundos e incluso posan al Señor de la Columna en el mismo suelo sagrado de la Capilla de los Marineros ante el desbordado entusiasmo de los fieles a Dios según las trianeras maneras. Aun recuerdo el primer año que mi hermandad del Prendimiento en Linares, cuando hizo el saludo a la Esperanza, lógicamente la de Linares (el cual tiene todas las papeletas de perderse) y este que subscribe iba tras Él con su corneta, al amigo Luismi Villa, se le ocurrió exclamar emocionado: “¡que lo metan dentro!!”… ya les dije que este video era famoso entre los jartibles de las sevillanas maneras fuera de Sevilla.


Pero la escena cambió en muchos sentidos, desde esta manera de andar, el itinerario… hasta la puramente artística. Muchas veces se ha debatido, la conveniencia sobre a que pasos le puede encajar o no este tipo de caminar. Son normas no escritas que no todo el mundo relaciona y ve de manera equiparada. Ciertamente nadie tenemos la verdad absoluta, el amante de los cambios se los pondría hasta a la Canina, y el “mustio” los eliminaba de la faz de la tierra.

Yo suelo tener una norma sin pararme a profundizar en otras como el pasaje representado, que se fija en la proporción de todo el conjunto. Las imágenes nos muestran diferencias plásticas de la escena. El antiguo misterio que igualmente tallara el maestro de Carmona y que sin duda nunca alcanzó la genialidad de su gubia, que su discípulo Berlanga remodeló con nuevos bustos hasta que José Antonio Navarro Arteaga se encumbrara en las paginas doradas de la imaginería sevillana con el espectacular e impresionante conjunto de imágenes secundarias que procesionan hoy en día. El número de imágenes creció y la disposición del misterio que bajo mi apreciación, llenó en demasía las geniales andas, una vez más que tállese el maestro Antonio Martín Fernández. Incluso fíjense como en la actualidad no procesionan los ángeles que iban en lo alto de los costeros del canasto entre los candelabros. Seguramente la escena quedaría demasiado sobrecargada, aunque esto es solo una suposición mía.






El asunto es que una nueva junta encomendó la tarea de comandar sus pasos a la familia Villanueva, una saga de capataces fiel a la vieja escuela, a la de siempre… los pasos siempre de frente. Aunque también hay que recordar que en Sevilla quien decide como debe de andar los pasos es la junta de gobierno, no los gustos del capataz el cual es considerado como un “servidor” de la cofradía, mas en los tiempos en que eran asalariados. Pero obviamente aquella junta buscaba retomar el clásico estilo de la hermandad, y el misterio perdió el “trianerismo” y su discurrir por Triana, lo cual hacia dibujar un bello itinerario por el Puente de Isabel II o la plaza de San Pablo bajo el incomparable marco de la Iglesia de la Magdalena como muestra estos videos. Así el misterio cogió un estilo “Herodes”, siempre de frente, sin hacer mucho caso siquiera a los cambios de ritmo de las marchas, algo que a mi buen amigo Rubén no le agració en aquel Jueves Santo que tuvo la dicha de ver a esta hermandad, la cual conoció en aquellos videos del Correo, a las maneras que les vengo contando.

El palio obviamente cambió, quizás en esto ha habido menos polémica. Un conjunto tan clásico, de cajón y respiradero decimonónico con marchas rítmicas o alegres como muestran el video de la Campana de 1994, del cual ya hablé en otra ocasión, si hacia chocar mucho mas a los puristas. Asimismo, ahora es mas común tener que ponerse un babero al ver este paso con el potente sol reluciente del Jueves Santo o la embrujadora noche que se avecina con ecos tan sublimes como “Virgen del Valle”, “Soleá Dame la Mano” o “Margot”.
Así que la hermandad marcó una época sintiéndose como “Las Cigarreras de Triana” para convertirse en las Cigarreras de siempre, en una hermandad de centro, que quizás vive un poco “olvidada” en una capillita dentro de una fabrica de cigarrillos del barrio de los Remedios y que muchos siguen añorando aquel pasado de los años noventa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...