Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

martes, 17 de enero de 2012

SOLAMENTE ÉL...

Recientemente visitando el blog "Mi Pasión por Jerez", encontré unas fotografías pertenecientes a la estación de penitencia de la hermandad de la Sagrada Cena de dicha localidad gaditana muy especiales. Las mismas pertenecían al Domingo de Ramos del año del señor de 2009 donde la portentosa figura del Cristo tallado por Luis Ortega Bru en 1969 se recortaba en una estampa atípica y diferente.
Jesús procesionó aquel año instituyendo el Sacramento de la Eucaristía completamente solo, es decir sin ser acompañado del genial apostolado que realizase el genio de San Roque –aunque algunas imágenes son de sus sobrinos- por estar su paso en pleno proceso de restauración. Una excelente labor que realizó el jerezano Francisco Bazán sobre las míticas andas que realizara el taller de Castillo Lastrucci para el Santísimo Cristo de la Expiración del barrio de Triana. El aun añorado por muchos paso del Cachorro, que cada vez que se habla de esta hermandad parece inevitable recordar.
Aquel año ya me retrotrajo a una escena conocida del pasado, pero la contemplación como he dicho del referido blog jerezano, me hizo mostrárselas a todos ustedes. Una vez mas las comparaciones y las similitudes de Jerez de la Frontera con la capital hispalense se hacen patentes. Aunque en este caso, prácticamente no tenga nada o casi nada en común.

Si el Señor tuvo que salir desde San Marcos por encontrase su paso en restauración, en Sevilla en plena Guerra Civil, concretamente en 1937, la Semana Santa se volvía a celebrar ya que la ciudad había sido tomada por los sublevados, que entre otras cosas defendían e incentivaban la vida religiosa y por ende la cofrade, en unos tiempos en los que ser de Dios parecía ser pecado tal como afirmó un joven pregonero en la exaltación oficial de las glorias sevillanas. Aunque en aquellos tiempos se perdieron cuantiosas muestras del arte cofradiero y devocional, la hermandad de la Amargura pudo salvar a sus sagrados titulares no siendo así la de sus pasos procesionales. Las originales andas del Señor del Silencio fueron destruidas completamente junto a las imágenes secundarias de aquel momento, solo pudo salvarse las maniguetas y el llamador, el cual es el único vestigio de aquel paso en el actual que se realizó siguiendo la línea de aquel, tallado por José Sanjuán inspirándose en la peana de salida de Ntra. Sra. del Mayor Dolor y Traspaso de la hermandad del Gran Poder.
Aquella triste circunstancia daría de si, la contemplación de escenas únicas que se dibujaron en aquellas Semanas Santas en pleno estado de oído en el país. Así el Señor de la túnica blanca guardaría silencio aquel año completamente solo en el paso del Cristo de la Salud de la hermandad de San Bernardo – esta imagen seria igualmente destruida en los sucesos del 18 de julio de 1936-, que se lo cedió para poder realizar su estación de penitencia en la jornada del Lunes Santo, por que el Domingo de Ramos llovió sobre Sevilla. Aquel año no se le hubiese podido llamar al paso como hoy día, “El Herodes” por la simple razón de que el Señor que justamente hoy comienza su quinario, se recreó en lo que se viene conociendo como “paso de cautivo”.

Esta peculiar estampa del Señor de San Juan de la Palma en un paso de crucificado se recreó en mi mente cuando en aquel 2009 contemplé por videos el caminar y la conseguida estética conseguida con el Señor de la Cena de Jerez, por eso ambas fotografías las he conjuntado para abrir esta entrada. El Cristo jerezano también procesionó por un paso ideado para un crucificado, en concreto para el popular crucificado conocido en jerez como El Santo Crucifijo de la Salud, que saliese de la gubias inmortales del imaginero de origen flamenco Joseph Aerts, pasando a la posteridad de la memoria como José de Arce por obras como esta, y sobre todo por el Señor de las Penas de Triana.

El mismo procesiona sobre un paso realizado por Francisco Ruíz Rodríguez en Sevilla, el tallista conocido en su época como “Currito el dorador” en 1945, siguiendo sin duda las trazas de las andas del Mesino Cristo del Amor de la capital hispalense, ejecutadas por el genial Ruíz Gijón. Curiosamente el actual paso del “Herodes” de Sevilla salió de la mano de “Currito el dorador” siguiendo la línea del destruido en la guerra que tallase José Sanjuán. Con todo les dejo estos videos de aquel Domingo de Ramos jerezano, histórico para la corporación de San Marcos. Su entrada en carrera oficial al ya mas que asentado compas de la genial Agrupación Musical de la Estrella de Dos Hermanas, que se ha convertido en un binomio perfecto con las inspiradas partituras creadas por la banda nazarena y como muestra un botón en el siguiente video cuando el paso camina sobre los pies al compas de “Pasión y Amparo”, evidenciando la categoría de esta cofradía que sabe diferenciar cuando un paso nunca debe de ir con cambios –cuando normalmente camina con las maneras trianeras, pero con todo el conjunto escultórico- al dejar de ser por aquel año un paso de misterio.


1 comentario:

Fernando O. dijo...

En realidad se salvaron algunas cosas más del paso del Desprecio de Herodes que fue quemado aquel 18 de Julio.

Además del llamador y las maniguetas, siguen saliendo hoy en día las esquinas de los respiraderos.

Se tiene constancia que se rescataron las cabezas de dos sayones y parte de los respiraderos (hoy en paradero desconocido, aunque hay quien le esta siguiendo la pista).

Del palio fueron destruidos 7 varales, peana, parte de la candelería, algunas jarras y la trasera de los respiraderos.

Saludos

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...