Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 2 de diciembre de 2011

EL SALUDO DEL BESO...

Es sobradamente conocida la idiosincrasia de las hermandades de Sevilla cuando en su discurrir penitencial por la ciudad, al pasar ante la puerta de algún templo o convento paran sus pasos en reverencia o saludo a la institución que normalmente guía o reside en esas sedes y que gustosamente salen a las puertas a recibirlas. Normalmente esto se suele resumir en una parada, algún leve giro del paso sin parar o encarar completamente el paso, más si en esa sede reside otra hermandad y además algunos de sus pasos están cerca de la puerta o son aproximados a la misma para recibir a estas hermandades en estación de penitencia… incluso parece que sería más correcto llamar a estos momentos “estación” que saludo…
Indudablemente esto ha sido seguido por infinidad de hermandades de Andalucía y fuera de ella, en lo que se refiere al contexto actual. Estacionar es algo extendido desde la antigüedad en cualquier rincón donde se celebrará una manifestación de religiosidad popular aunque el modelo que exporta en estas últimas décadas Sevilla ha sido el referente para la recuperación y la manera de realizarlo en la actualidad, incluso en aquellas Semanas Santas que tiene claras diferencias con la de capital de Andalucía… por ejemplo hoy en día en Málaga se acercan los tronos a conventos de hermanas de la Cruz para que estas eleven sus oraciones y “coplitas” –tal como las definiría D. Manolo Santiago- a los titulares como se hace en el convento madre de Sevilla, momentos por un lado emblemas de la Semana Santa sevillana.

Pero sin lugar a dudas, los que más despiertan la aglomeración de los cofrades y capillitas son los que realizan las hermandades de Triana y las que siguen sus variantes. Evidentemente me refiero a las hermandades del arrabal con paso de misterio que camina al compás que creara el mítico Juan Vizcaya. La capilla del Baratillo es epicentro de la Semana Santa sevillana en las últimas horas del Domingo de Ramos con el Señor de las Penas. En torno a esas horas el Soberano Poder de San Gonzalo llena la calle hasta la extenuación sin olvidar su parada ante los “viejos” y la capilla de la Estrella en la ida y a la vuelta. Los mismos puntos geográficos que se vuelven a llenar para recibir con las claras del día del Viernes Santo al Santísimo Cristo de las Tres Caídas de Triana. Quitando las hermandades referidas ahora mismo no recuerdo si algún otro paso de la ciudad realiza estos singulares saludos a las hermandades que se cruzan en el camino, al parecer el misterio del Carmen Doloroso en sus tiempos del Viernes de Dolores realizaban un saludo de estos ante la capilla de Montesión aunque nunca he visto nada para corroborarlo.


Pero esta pasada Semana Santa, en la tarde de Lunes Santo por una de las novedades por la que quedará grabada esta jornada, se recreó un nuevo saludo por uno de los mejores pasos de Sevilla, refiriéndome en este caso exclusivamente al andar de su cuadrilla, el misterio del Beso de Judas de la hermandad del Rocío o la Redención… tienen nombres para todos los gustos. Se cumplía cincuenta años de la primera salida procesional de la dolorosa de esta corporación de la iglesia de Santiago y la hermandad optó por modificar su itinerario de vuelta para pasar ante las puertas de la iglesia de Santa María la Blanca, casa de Dios donde se bendijo esta dolorosa. Para ello la hermandad tras salir de la Catedral cogería el famoso recorrido de vuelta de la Candelaria, atravesando los Jardines de Murillo en la que se recrearía una estampa nueva y única, que parecía trasladarnos en la contemplación del paso de Cristo a un Getsemaní sevillano donde el misterio de Lastrucci parecía ocultarse entre la arboleda como en aquella triste noche de hace casi dos mil años. Así la corporación podría plantar sus pasos ante esta iglesia sevillana, embutida en esas calles de gran sabor sevillano y turístico pero que al estar cerrada al culto por obras de restauración, la misma no pudo abrir sus puertas y la hermandad letífica residente en la misma, la de las Nieves la tuvo que recibir en corporación a los pies de la misma entre el gentío como nos muestran los videos. Pero el saludo llegaría calles después mientras la hermandad buscaba la Alfalfa y continuar con el último tramo de su recorrido tradicional o más utilizado en los últimos años. Y para ello debía de pasar ante la puerta de San Nicolás, sede canónica de la hermandad de la Candelaria la cual recibió a los pasos en la puerta por donde salen cada Martes Santo la Salud de Dios y la Candelaria de María. Así la cuadrilla del paso de misterio siguió su idiosincrasia y con las pautas de su estilo realizó un saludo como nos tienen acostumbrados las hermandades trianeras. Destacar que el paso fue fiel a su personalidad como muestra este video, realizando sus característicos y personales cambios al compás de su agrupación musical que le puso música al momento histórico con el clásico de los clásicos…llegó con “Alma de Dios”, “Triana” para el saludo, quizás guiño al origen de lo que estaban haciendo para marcharse con otro gran clásico de la fecunda escuela de Santa María Magdalena del Arahal como es "Virgen de las Angustias".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...