Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 21 de octubre de 2011

"EL GALLINERO" DE LA GLORIA...

Ya que el próximo domingo volverá a recorrer las calles del barrio sevillano de San Vicente la Virgen del Rosario les muestro esta curiosísima fotografía. En la misma aparece un paso de gloria, evidentemente la gloriosa Virgen del Rosario que antaño poseyera hermandad propia hasta que se fusionase con la sacramental en la hermandad de penitencia de las Siete Palabras.
Pero es significativo el paso en el que descansa la imagen, posiblemente anterior a 1950 ya que utilizó el mismo hasta 1953, cuando procesionaba en la festividad del Todos los Santos, es decir el día 1 de noviembre luciendo el paso un escueto exorno floral con algunos Crisantemos, flor típica de la festividad -las “peludas” como decimos en Bailén- en una sencillas jarras. La imagen de la Virgen se asienta ya en su actual peana, de hecho fue realizada por Juan José Villarrica Hurtado de Mendoza en 1814 pero sobre un paso diferente ya que hoy en día utiliza los respiraderos del paso palio de la corporación del Miércoles Santo y los candelabros decimonónicos del calvario de la iglesia de San Vicente.
Y sobre todo destaca que el paso no tiene faldones por que la función de tapar a la gente de abajo lo desempeñaba unos enormes respiraderos que llegaban hasta el suelo. No se sabe a ciencia cierta quien realizó aquellos curiosos elementos decorativos con la doble función de dejar entrar entre sus ahuecamientos el aire para los costaleros, profesionales entonces siendo sin lugar a dudas el paso con mayor ventilación y entrada de luz que habría en la ciudad destacando la baja altura del paso, quizás no superase el metro y medio sin saber cómo sería la estampa que se dibujase al ser levantado por la cuadrilla o si la misma seria de muy poca altura, como aquella que formó el mítico Rafael Franco, que por la media tan baja de estatura de los peones fuese conocida como la de los “ratones”. Los costaleros disponían de una puertecita por la trasera del paso para poder acceder a las galeras de la gloria, siendo quizás algo claustrofóbico la estancia abajo, que llegaría a crear una estampa peculiar como para ser bautizado como el paso del “gallinero”.

Foto: Boletín de las Cofradías de Sevilla, Mariano López Montes.

2 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Muy buena y curiosa entrada amigo Juan Pedro, como siempre, impresionante. Un lujo pasar por aquí. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

JUAN PEDRO dijo...

Muchas gracias Pepe por tus constantes alagos.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...