Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

domingo, 18 de septiembre de 2011

PARA ESTO SALIÓ LA MACARENA...

Hace justamente un año muchos tocamos la gloria de prendarnos de la Madre de Dios en Sevilla por sus calles. El año pasado con motivo de la beatificación de Madre María de la Purísima se revivió una nueva Madrugá para que la Esperanza surcara de nuevo sus calles para acongojar los corazones. Pero fue distinto, su paso se reconvirtió en uno de gloria y no pudimos embobarnos del dulce compas de su palio. Pero además no pasó por las calles de siempre, la catedral en aquellas jornadas era un espacio atípico, moderno que la aria cruzar por vez primera el rio Guadalquivir por que las hermanas de la Cruz querían que su bendita presencia llenara de más devoción el importante hecho de que una de las suyas subía nuevamente a los altares, aunque seguro que Ella las subiría a todas por su encomiable labor…
Fue una jornada inolvidable, cuando llenó las grandes avenidas de un gentío que sorprendía a propios y extraños que quedará guardado en la retina de la memoria con ese estremecedor silencio que se abría allá por donde su imagen pasaba en su largo caminar de vuelta a su basílica, pero yo creo que ella verdaderamente salió a otra cosa, algo a lo que seguramente Madre María no le pondría pegas. Tan cerca de ella está el hospital que lleva su nombre, pero nunca en la Madrugá puede visitar a sus enfermos, los que seguramente necesite más su Esperanza pero en esta jornada si iba a pasar por sus puertas y Ella no podría pasar de largo.

La fotografía que abre la entrada la encontré el año pasado por internet, ya ni recuerdo donde pero se trataba de una historia que me encogió el alma. En la misma se vislumbra una mujer enferma sobre su camilla que no quiso perderse, aun por la gravedad de su enfermedad la bendita hermosura de la Señora de Sevilla. La Virgen llenó de alegría a todos los que la recibieron, pero seguramente salió para que esa muchacha se le quedara grabada su hermosa cara para que no se le olvidara cuando días después se la encontrara en la gloria… ella murió, pero su fe quedó plasmada en esta estampa y seguramente la Macarena salió para despedirse de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...