Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 30 de septiembre de 2011

MATER MEA DOLOROSA.

Antes de que acabe el mes de los Dolores de María les muestro hoy esta curiosa fotografía de la venerada imagen de Ntra. Sra. de los Dolores de Bailén. Hace un mes me encontré en la recepción del hotel Bailén un almanaque donde figuraba esta antigua fotografía de la dolorosa por antonomasia de la ciudad, de la cual parten todas las advocaciones de la Virgen Dolorosa de la Semana santa bailenense. En la misma aparece la dolorosa que renaciese de sus cenizas el valenciano José Romero Tena con la vieja usanza con la que la conocieron los siglos, más bien las dos dolorosas anteriores que le antecedieron como icono primigenio del culto a la Virgen Santísima en sus Siete Dolores. Aunque existen documentos gráficos de la misma en los primeros años de su vuelta a la veneración interna y externa nunca había contemplado una tan de cerca como esta y de esa calidad. Siendo realizada por el famoso fotógrafo linarense “Espejo” quita lugar a la duda sobre la calidad fotografía de entonces, fotógrafo que por cierto visito años y años la ciudad para inmortalizar tantas cosas y personas de las décadas pasadas del blanco y negro en la tierra alfarera. La fotografía está fechada el 27 de mayo de 1979, en los mas que seguros cultos de las flores de María que tradicionalmente se le dedican a la Virgen cada mes de mayo durante todos los días del mes, estando la dolorosa en su magnífico camarín de yesería barroca ataviada humildemente de manto negro, vislumbrándose las mangas lo que me hace suponer que igualmente estaría luciendo su rica saya negra de salida. El coqueto y bello semblante de la Virgen queda enmarcado por los ancestrales rostrillos de orfebrería que solo dejaban ver la mascarilla de la imagen hasta que la moda “Juanmanuelina” llegó a Bailén –salvando las distancias- para despejar el rostro de la dolorosa y dejar ver mejor las facciones de la cara y el cuello. Con esta fotografía se puede deducir que por lo menos hasta la década de los setenta de la centuria pasada era así revestida y presentada la Virgen de los Dolores y observar que ya entonces lucia los brazos abiertos con las nuevas manos extendidas borrando la primitiva iconografía orante, manos que por cierto un no he podido desvelar su autor. El negro luto que siempre presenta se remata con el corazón atravesado por la espada o puñal en orfebrería, vestigio antiguo de las representaciones de las dolorosas en nuestra provincia en tiempos pasados y su corona, de corte decimonónico de oro blanco. Prácticamente diez años después, comenzaría la “revolución” cofradiera que emprendiera esta cofradía de la mano de sus hermanos, pero indudablemente de uno el cual me ha cedido una copia de esta fotografía que les muestro y responsable de que aparezca en el almanaque antes mencionado perteneciente a su agencia de seguros, d. Juan Alcalá, conocido en Bailén y con todos los respetos como “Juanín”. Aunque la foto se la ha dado a mi madre, la cual se la pidió no puedo dejar pasar el agradecimiento por la foto y sobre todo por ser un impulsor en una época donde descaradamente las cofradías en Bailén no eran nada socialmente, solo les preocupaban a los cuatro que estaban en cada una para con su trabajo y tal como diría en su pregón de la Semana Santa del año pasado , el de muchos nombres que consiguieron darle otro nivel a las cofradías haciendo que con su trabajo en la suya fuese seguido por todas con ejemplos como los nuevos estatutos o reglas, las medallas, las cenas de hermandad, etc…y sobre todo comenzar a eliminar las malditas ruedas de los pasos para llenarlos de anderos hermanos. Hoy en día mi filosofía dista mucho de aquello, incluso de la de hoy pero gracias a personas como el, seguramente estoy “flipao con los santos y las procesiones” como me tildan aquellos que les escuece todo lo que se vierte en este blog –de todo tiene que haber en la viña del Señor-, ya que nací y crecí en aquellos tiempos donde la Semana Santa cada día era algo más importante para la ciudadanía. El quiso evolucionar, y lo dejaron a otros nos está costando… aunque como él dice, nunca quiso destacar y yo aunque no me crean, tampoco.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...