Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

lunes, 27 de junio de 2011

...ES SEVILLA.

Hoy me siento triste, más bien decepcionado cuando me paro a pensar que mi labor en estas páginas crea odio y menosprecio. Hoy me perdonan pero me da vergüenza llamarme bailenense pero esa es la lotería que me ha tocado vivir. Por eso escribo hoy esta entrada por qué digo yo que abra que seguir cuando también los ánimos y apoyos son muy patentes. Solo recordarles a esas personas, que en el mes de octubre una revista cofrade sevillana se hizo eco de este rincón donde se crítica mucho y lo primero que leyeron los lectores del Correo de Andalucía fue: “Nació, creció y vive como cofrade en BAILÉN, Jaén desde donde realiza este blog…”, no pido reconocimientos por qué no lo hago para eso pero que sepáis que hoy en el mundo conocen a vuestros titulares y vuestras costumbres gracias a dejar mi tiempo en vosotros, porque esa entrada se gestó en más de seis horas ininterrumpidas.
Por eso y tras esta desagradable introducción les contaré esta curiosa historia personal que se me ocurrió el otro día fumándome un cigarrillo en la terraza de mi casa a la “sombra” del azulejo que abre la entrada. Estaba feliz tras haber estado observando en San José Obrero el azulejo de la Señora del Amor Hermoso y me di cuenta que este azulejo es un vestigio de mi vida, de lo que ha sido mi caminar cofrade. Pues sí, en mi terraza hay un azulejito de Ntro. Padre Jesús del Gran Poder sevillano presidiendo la misma. Este azulejo tiene unos 15 o 16 años, en aquellos tiempos solía acompañar a mi padre los domingos por la tarde al restaurante hotel de carretera “El Cordobés”, situado en la nacional IV a la salida de Bailén dirección a Madrid. Le gustaba ir allí a tomar café y visitar a un compañero de gremio que tenía –no se si el establecimiento seguirá activo- justamente al lado un negocio de cerámica dedicado al turismo de carretera. Uno de esos días me quede observando unos azulejitos que contenían imágenes religiosas, siendo las únicas pasionistas de la Semana Santa andaluza el Señor Cautivo de Málaga y el Gran Poder de Sevilla. Por supuesto que no están pintados, están realizados en una técnica que llamamos los alfareros “de pegatina” muchos más asequibles económicamente.

Este azulejo sigue prácticamente el realizado a escala mucho más inferior al realizado por ceramista sevillano Manuel Rodríguez y Pérez de Tudela para la hermandad del Gran Poder, que se encuentra ubicado en la plaza de San Lorenzo, en la fachada de la misma iglesia siendo colocado el 31 de marzo de 1912 –por aquellos años residía en su sede histórica, antes de la construcción de su actual basílica-. En el mismo el Señor de Sevilla viste la túnica riquísimamente bordada por las hermanas Antúnez y que es conocida como la “túnica de los Cardos”, que hace pocos años volviese a lucir en la madrugá sevillana.
Aquel día nos acompañaba el amigo Bartolomé Recena, que fuese por entonces presidente de nuestra cofradía, la Santa Vera Cruz que se percató de que aquel niño de doce o trece años estaba absorto en lo que era y es su pasión… “Lo que le gusta a este chiquillo los santos…” así que el dueño del negocio me dijo coge el que quieras que te lo regalo y la duda del momento se decantó por San Lorenzo…


Igualmente me regaló los marcos y lo guardé en casa hasta que poco tiempo después embaldosamos la terraza de la casa para aprovechar y colocar el azuelo para que presidiera con su serena agonía mi casa el Señor de Sevilla… curioso, eran tiempos en los que vivía mi Semana Santa con pasión mientras aprendía a conocer Sevilla. El bueno del “Tolo”, me advirtió después en el coche que tenía que haber cogido el Cautivo, refiriéndose a su iconografía de Cristo Preso con escapulario trinitario que le retrotraía a la devoción de “nuestros colores”, el Señor de Medinaceli y no que cogiese al Gran Poder que representaba la iconografía de un Cristo, el cual no era el de mi cofradía… las cosas de este mundo cofradiero.
Yo no contesté pero en mi interior ya gritaba nuevos aires, nuevos horizontes… pensé “lo he cogido… por que es Sevilla…”

Fotos de Sevilla: www.retabloceramico.net/

2 comentarios:

Oscar Ortega dijo...

preciosa y emotiva entrada juan pedro. animo y a seguir escribiendo para tantísima gente que esperamos ansiosos a encontrar una nueva entrada y que no nos cansamos de leer una y otra vez cada una de las que has escrito.
para un pobre inculto como yo eres la fuente de cultura de la que beber.
no pares nunca!

Heráldica Calvo dijo...

Estimado amigo, "bicheando" por estos lares de la red me solidarizo contigo a tenor de lo que he leído ya que parece que desde ciertos ámbitos periodísticos sevillanos (creo que dices el Correo de Andalucía)tienen una presunción de sabelotodo que ya les vale. Mira, yo soy autor de un libro catalogado como clásico de la Semana Santa Sevillana, publicado en el año 1993 y te diré que durante estos años he tenido que hacer oídos sordos a todos estos pseudocofrades que se creen en posesión de la verdad y propietarios de cualquier comentario que haga alguien que no sean ellos, como si hibiera que pedirles permiso, vamos,y que simplemente por nombrarse "devotos" (que yo diría más bien "rancios capillitas") se permiten el lujo de criticar a los demás desde su propia ignorancia. Creeme amigo, mi consejo es que no hagas ni caso, que tu ánimo siga vivo y no dejes que nadie te quite la ilusión por compartir. Como me dijo un amigo una vez: "esto es lo que hay y al que no le guste, simplemente que mire para otro lado". Un abrazo.

A propósito, este es el enlace a mi blog sobre la heráldica cofrade sevillana:

http://www.heraldicayhermandades.blogspot.com

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...