Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

lunes, 2 de mayo de 2011

RESUMEN DE LA SEMANA SANTA DE BAILÉN 2011.


Aun muchos cofrades de todos los rincones de Andalucía se siguen preguntando como tras un esplendoroso mes de abril con días de sol y mucho calor, que más bien parecían los primeros compases del tórrido verano pudiese cambiar tanto de un día para otro el tiempo. Semana Santa muy tardía, seguramente pocos recuerden un Domingo de Resurrección en el último domingo de abril y una Semana Santa tan vacía de procesiones como la que acabamos de cerrar a causa de la lluvia. Este hecho hizo que incluso se cambiara a una fecha poco usual -28 de febrero- el tradicional domingo de banderas de la cofradía de la Virgen de la Cabeza realizándose antes de carnaval y posponiendo la tradicional romería en el Cerro del Cabezo al primero de mayo.
Presentación del cartel y programa de Semana Santa, cultos, pregón, etc… colmaron una cuaresma apacible, muy diferente a la pasada donde la lluvia reinó sobre todo, para llegar al tradicional Saludo entre Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de los Dolores bajo un cielo azul y un buen tiempo qué más quisiéramos haber vivido el año anterior. Por fin se celebró en su primitivo emplazamiento tras los problemas ocasionados desde que comenzaran las obras del parking de la plaza de la Constitución y como novedad en el interior de la misma tras su nuevo aspecto tras la obras que presentó un lleno casi absoluto como de costumbre, fiel reflejo de la raigambre que está cogiendo este acto.
El Domingo de Ramos amaneció en Andalucía con este magnífico tiempo para recibir a los primeros nazarenos y los primeros pasos procesionales. Capas rojas y caperuces blancos ondeaban al viento por la ciudad proclamando la llegada de la Semana Grande con la cofradía encargada desde hace más de cincuenta años de abrir las estaciones de penitencia de Bailén, la Cofradía de los Siervos de Jesús en su Entrada en Jerusalén y Ntra. Sra. de la Piedad. El paso de “La Mulica” se paseó triunfante al suave compas que le marcaban sus portadores, a los ya más que tradicionales sones de la Unión Musical Bailenense y un exorno floral que mezclaban en su mayoría flor roja salpicada de blanca. Como curiosidad mentar el estreno del nuevo llamador realizado con motivos alusivos a la idiosincrasia de la ciudad y la importancia industrial del terreno arcilloso en el que está situado el pueblo, presentando alegorías referentes al mundo de la alfarería y las fábricas de ladrillos. La pieza ha sido realizada por los talleres de Orovio de la Torre de Torralba de Calatrava (Ciudad Real).
En la tarde-noche como viene siendo costumbre desde hace diecisiete años saldría a las calles el misterio encargado de anunciar oficialmente la Semana Santa de 2011, el de Ntro. Padre Jesús de la Sentencia que con el exorno floral de un friso de lirios morados camino un año más al compás de la agrupación musical de la hermandad. Tras Él María Stma. de la Amargura acompañada de San Juan Evangelista, que mecidos por sus anderas al compás de la asociación musical de Ntro. Padre Jesús Nazareno presentaron una de las grandes novedades de esta Semana Santa como fue el estreno del palio con un juego de doce varales obra de orfebrería Orovio de la Torre de Torralba de Calatrava (Ciudad Real), el techo y las bambalinas en terciopelo burdeos presentando la frontal terminada en su cara exterior, realizada en la técnica de aplicación sobre un soporte que mezclaba el terciopelo burdeos y la malla completando así el ultimo palio que faltaba para cobijar a todas las dolorosas de la tipología llamada de “candelero” de Bailén – aunque Ella y la Virgen de los Dolores sean de talla completa-. Remató el conjunto la Gloria donde quedaba representada una Inmaculada Concepción en referencia al titular que da nombre a su popular capilla de la Limpia y Pura, una obra pictórica realizada por la joven bailenense Virginia Rusillo Garrido.
El Lunes Santo fue el día en que comenzó a truncarse el tiempo, suspendiéndose estaciones de penitencia en toda nuestra comunidad autónoma y pueblos cercanos como Linares. Aunque el tiempo dio una tregua en Bailén para permitir la quizás última salida del Señor de la Oración en el Huerto, la imagen seriada de los talleres de Olot (Gerona) que con más de medio siglo a sus espaldas será sustituida al igual que el ángel Egudiel por dos nuevas obras talladas y policromadas de vestir según aprobó en junta de hermanos su cofradía. Tras su pasos caminó un año más en su paso palio la Virgen de los Siete Cuchillos, con ese aire y aroma a la capital Hispalense en el andar de sus portadores presentando como novedad una nueva disposición de la candelería y en sí de la cera para iluminar la carita de la Reina del Santo Cristo. Acompasaron a ambos pasos la recuperada Agrupación Musical del Stmo. Cristo de la Expiración y la banda de música de nueva creación de la hermandad.
El Martes Santo le tocó el turno a esta misma corporación pero encabezando la comitiva una de las grandes devociones de la ciudad, el Cristo de Medinaceli. La popular imagen que parte de los postulados del devotísimo Cristo madrileño caminó acompañado como de costumbre por una gran cantidad de fieles y portado por su cuadrilla de anderos en el trono que le realizara en 1989 el cordobés Díaz Roncero. El mismo iba exornado por un friso de diferentes tipos de flor en tonos rojos y morados, un exorno de moda en la actualidad en la Semana Santa andaluza que muchos vienen a definir como “exótico”. Tras Él como el día anterior la Virgen de los Siete Cuchillos acompañados de las mismas formaciones musicales del día anterior, que como curiosidad y sin saber el motivo, la agrupación musical del Cristo no interpretó ninguna marcha en su discurrir por la tribuna oficial.
El Miércoles Santo es el día del silencio, el día del crucificado de la Soledad y el de la primera salida de la hermandad de la Virgen de los Dolores. Pero este año también fue el del futbol debido a la coincidencia en el día de la Final de la Copa del Rey con el máximo atractivo de enfrentar a los dos colosos del futbol español, el Real Madrid y el f.c. Barcelona. Aunque la procesión no experimento reducción en sus nazarenos y anderos del trono si presentaron muchas calles del recorrido un vacío que otros años no se había producido. Una ligera llovizna a su paso por tribuna hizo aligerar el ritmo de la cofradía que llegó a encerrarse antes de la hora estipulada. Es de recibo nombrar y recordar a los cofrades bailenenses de todas las cofradías tanto este día como otros el mal uso de la túnica penitencial, haciendo gala del mal entendimiento de lo que representa esta prenda pudiéndose ver a hermanos con ella puesta en las celebraciones del futbol, en bares, etc… que siguieron sucediéndose en los demás días viendo a hermanos vestidos varias horas antes de su correspondiente salida y después metidos en bares y lugares de ocio dando una imagen equivocada de lo que es la túnica penitencial y que todas las cofradías deberían de trabajar para intentar erradicar esta mala costumbre y falta evidente de formación.
Desde el Lunes Santo la lluvia estuvo acechando a la cofradías andaluzas pero no sería hasta el Jueves Santo cuando afectarían definitivamente a Bailén, cayendo lluvias desde primeras horas de la tarde incluso produciendo inundaciones como en la vecina ciudad de Linares. Las tres cofradías que tenían estipulada su salida en esta jornada suspendieron sus salidas procesionales, la hermandad de Jesús Nazareno con el “Amarrao a la Columna”, la Santa Vera Cruz que volvía a esta jornada con el paso del “Ecce Homo” y la cofradía de la Virgen con su titular, la Stma. Virgen de los Dolores. Reseñar la incomprensible salida a la puerta del paso del “Amarrao a la Columna” cuando la salida estaba suspendida, con la realización de “chicotás” a cargo de su cuadrilla de anderas al compás de la música que hizo que al final le lloviera a la imagen y acelerar la dificultosa y laboriosa entrada de los pasos de esta cofradía en su capilla.
El panorama siguió sin cambios para hacer nuevamente suspender una de las procesiones más esperadas de la Semana Santa bailenense, la conocida como “La Madrugá” con los pasos de Ntro. Padre Jesús Nazareno, San Juan Evangelista y Ntra. Sra. de los Dolores. La lluvia conseguía deslucir los días grandes de la Semana Santa creando un halo y una sensación como si no fuese la semana grande. Para la tarde se auguraban pronósticos poco favorables y al mediodía se echaba a la calle el Cristo de la Expiración y el paso de misterio del Descendimiento a cargo de la Cofradía de la Santa Vera Cruz, arriesgándose a que le cayera lo que los pronósticos meteorológicos venían pronosticando. Algo que ocurrió cuando el primero de los pasos estaba a escasos metros de iniciar el recorrido oficial, teniendo que aligerar el paso en busca de su capilla para refugiarse. Tras este primer chaparroncillo era el turno de la salida del paso de la Piedad que igualmente se arriesgó a salir con su cofradía de la “Mulica” y acompañada por segundo año consecutivo de los prestigiosos sones de la Agrupación Musical del Despojado de Jaén. Impresionante el nuevo aire que está tomando esta procesión dejándose reflejar en la nutrida influencia de público en estos últimos años que fuese sorprendida por otro chaparrón por la calle Colon acelerando una vez más su recogía hacia la Encarnación.
La tarde seguía rompiéndose cuando la insistente lluvia suspendía la tercera salida procesional de la Hermandad de Jesús Nazareno con los pasos del Santo Entierro y Ntra. Sra. del Mayor Dolor y Consuelo no pudiéndose contemplar en la calle el estreno de los cuatro hachones de cera morada que iban a iluminar este año al Cristo Yacente en lugar de las antorchas que venían haciéndolo en los últimos años. Viernes Santo gris y triste que finalizaría con la suspensión de la procesión de la Soledad con los pasos de San Juan Evangelista y Ntra. Sra. de los Dolores, habiéndose quedado este año la dolorosa más antigua de Bailén sin procesionar en sus tradicionales salidas.
Pero el glorioso Domingo de Resurrección nos traería nuevamente las procesiones aunque fuese bajo un cielo de nubes que en este día se presentaban menos amenazantes. Un Domingo de Resurrección sin lugar a dudas para la historia cuando este año y tras la suspensión de la procesión del Santo Entierro, la hermandad decidió que María Santísima del Mayor Dolor y Consuelo acompañase al Señor en su Gloriosa Resurrección. Curiosa circunstancia para aquellos que no entendían que una dolorosa fuese acompañado a la única imagen que ya no pertenece ni a la Pasión y ni mucho menos a la Muerte, la que marca el inicio de la Gloria y la Vida Eterna. En su paso, con el tocado blanco y sin el palio, seguramente por el color que simboliza la penitencia, el morado –aunque por esa regla de tres tendría que haberse cambiado manto y saya- cerraron las procesiones estipuladas por las hermandades en consenso con la Agrupación de Cofradías para esta Semana Santa de 2011. Aunque la jornada nos depararía nuevas imágenes para el recuerdo cuando por la tarde-noche la Virgen de los Dolores volvía a su ermita de la Soledad –por cierto con palio- al compás de la Asociación Musical del Nazareno, con su cuadrilla vistiendo traje en lugar de túnica y siendo seguida por gran cantidad de público cerrando de esta forma una Semana Santa, quizás para olvidar y sobre todo para reflexionar e intentar evitar circunstancias que empañaron la buena imagen que debe mostrar siempre la cofradías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...