Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

domingo, 30 de enero de 2011

ESTE ES EL ROSTRO DE DIOS...


Según la hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno “El Abuelo” de Jaén, hoy es la festividad de uno de los personajes más singulares de la Pasión de nuestro Señor y que en su cofradía tiene una especial relevancia, La Verónica o como en algunos casos como el suyo llaman “Santa Marcela” sin que este que escribe sepa cuál es la relación para llamarla así de aquella mujer que cuenta la tradición, enjugo el rostro dolorido, ensangrentado de Jesús cargando con la cruz camino del calvario.

Imagen representada en algunos pasos de misterio recreando este pasaje, es más común encontrársela en provincias como Córdoba o Jaén en un único paso como suele suceder con San Juan Evangelista. Desde Úbeda, pasando por Baeza, Bailén o Arjona hasta la que quizás sea la más popular dentro del orbe cofrade, la que tiene por titular la hermandad del “Señor de Jaén”.

Una imagen realizada a finales del siglo XIX, en concreto en 1883 por los hermanos imagineros de escuela valenciana llamados Modesto y Damián Pastor y Juliá, naturales de Albaida. Esta escuela imaginera fue muy prolífica en aquel entonces en el territorio jienense con algunos focos repartidos por Andalucía como la provincia de Cádiz. Al ser designado el hasta entonces obispo de Jaén D. Antolín Monescillo y Viso (1865-1877), a regentar la archidiócesis valenciana, al igual que le ocurrió al obispo Guissasola y ser nombrados dos obispos valencianos en la sede de Jaén como Castellote Pinazo y Laguarda Fenollera, unido este hecho a la influencia de varios canónigos de la Catedral de Jaén de origen valenciano como Antonio Martínez Velasco y José Juliá Sanfeliú, origina que los lazos estrechos Jaén-Valencia redunden en una gran cantidad de encargos realizados a la zona levantina-murciana, con una influencia de aquella escuela escultórica sobre todo a finales del XIX y cuatro primeras décadas del siglo XX. Estos encargos destacarán claramente en ciudades como Linares, Úbeda, Jaén, Bailén o Baeza, además de distintas localidades de la Sierra de Segura como Siles, Segura de la Sierra y Orcera.

Además de esta imagen, la corporación de la madrugá jaenera también acudiría por entonces a aquel foco artístico para la realización de su popular Simón Cirineo, que sería realizado a partir del modelo creado por el escultor Luis Montesinos en 1892, del capitán de los armos que tuvo esta hermandad por entonces. La imagen de la Verónica de bellas facciones y gran unción se representa revestida de ropajes reales portando con sus finas manos la Santa Faz o Santo Rostro que dibujara Luis Espinar Barranco. La talla de 1,55 metros se realizó en madera de pino, costando 1.704 reales. Durante la Guerra Civil se logró salvar la escultura al ser catalogada en el Tesoro Artístico con el número 304 de inventario y tras finalizar la esta se sometió a un proceso de limpieza. Por último, en Julio de 1996 la talla se llevó al Taller de Arte Religioso del Arzobispado de Madrid, en el que permaneció hasta Febrero de 1997 sometida a un minucioso proceso de restauración por don Raimundo Cruz Solís. Procesiona sobre un paso de línea sevillana, con un reducido canasto obra del autor del mas suntuoso paso del Cristo, Antonio Pérez Calvo y Antonio Sánchez, autores a si mismo del paso de San Juan Evangelista.

La presencia de la talla de La Verónica en esta Cofradía está documentada desde la segunda mitad del siglo XVII, y su devoción se relaciona con la veneración de la reliquia del Santo Rostro de la Catedral de Jaén.

En el último tercio del XIX la primitiva imagen de Santa Marcela (La Verónica) debía estar muy deteriorada, pues la Cofradía ya manifiesta el deseo de conseguir una nueva talla. Será el catedrático e historiador, a la sazón Gobernador de la Cofradía (1880-1884), don Federico de Palma y Camacho quien previo acuerdo de la Cofradía el 9 de Abril de 1882 pidió presupuesto a talleres de Valencia a fin de adquirir una nueva imagen que debía llevar traje propio de la época en que aconteció la Pasión de Jesús. El presupuesto solicitado fue expuesto en Junta de 7 de Mayo de 1882, que lo consideró muy elevado, por lo que volvieron a realizarse gestiones para una talla realizada con devanadera. Así en Junta de 8 de Noviembre de 1882 se aceptó el nuevo presupuesto de los escultores Modesto Pastor y Damián Pastor, cifrado en 1.200 reales.


Abriendo el cortejo de la madrugá, con ese paso llamado “jaenero” que marcan una cuadrilla de mujeres se recorta esta figura tan popular en los pueblos jienenses portando el emblema de la ciudad por la cual se construyó su impresiónate Catedral, el Santo Rostro.


La hermandad tiene preparada para el día de hoy una función en su honor en su sede canónica, la iglesia de San José y Santuario de Ntro. Padre Jesús Nazareno en el cual recibe culto en una hornacina lateral que al igual que la de San Juan escoltan a la imagen de Ntro. Padre Jesús en el retablo aun si dorar, que le ha realizado el taller sevillano de Guzmán Bejarano, con Manuel Guzmán Fernández –hijo del eterno tallista- a la cabeza. Algo que no comparto ya que un titular “inferior” a desplazado a la dolorosa titular, la Virgen de los Dolores a una hornacina o capilla aparte en lugar de presidir el altar principal del Camarín de Jesús, algo que no ocurría cuando la hermandad residía en la Santa Iglesia Catedral hasta el año pasado.


 

 

2 comentarios:

Antonio dijo...

pero el día de la Verónica no era el 4 de febrero?? lo digo según la entrada que hiciste el año pasado sobre la Verónica de Bailén que era ese día. Saludos!!

JUAN PEDRO dijo...

a pues no se... estos del abuelo que me lo expliquen jejej

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...