Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

martes, 30 de noviembre de 2010

UN SAN ANDRÉS DE PASIÓN....


Hoy 30 de noviembre, ultimo día del mes del “Tenorio” y antesala del frio y navideño diciembre es la festividad del apóstol San Andrés. Por este motivo me he acordado de una historia que conocí hace poco muy curiosa entorno a las hermandades sevillanas.

Las fotografías que pueden ver a bote pronto pueden recordarnos a estampas antiguas de cualquier paso de la Oración en el Huerto en los que como muchos sabrán lucían una palmera en lugar del más lógico olivo de Getsemaní. Esas palmeras se colocaban en aquellos tiempos como símbolo del sacrificio del Redentor y aun hoy las podemos contemplar en varios pasos donde se escenifica la entrada triunfal de Jesús sobre un borriquillo en Jerusalén, no sé si con esta intención o con una idea de escenificación de las ramas de palmera que usaron los judíos para aclamar al que días después torturarían hasta la muerte cruelmente.

En realidad el paso que ven en las fotografías es uno de los pasos alegóricos que recorrieron las calles de Sevilla y que por diversas razones como la incomprensión teológica de su significado por parte del pueblo, fueron desapareciendo poco a poco quedando solamente hoy en día en la ciudad el del Triunfo de la Santa Cruz (Canina), Sagrado Decreto y el del Varón de Dolores de la hermandad del Sol.

En el podemos contemplar una imagen que representa al apóstol San Andrés de rodillas e implorante ante un ángel que se alza sobre un monte bajo una palmera sustentando la cruz aspada, la cruz utilizada para la crucifixión del apóstol. Como he dicho a simple vista parece una Oración en el Huerto y su simbología e iconografía seguramente responda al ofrecimiento del ángel de la cruz a San Andrés y la aceptación por parte de este de su muerte y martirio.


No se sabe a ciencia cierta que años procesionó este singular paso integrado en la nomina de la hermandad de los Panaderos, radicada como se sabe en la capilla de San Andrés de la calle Orfila la cual tiene al santo como titular. En los últimos compases del siglo XIX como 1898 seria los tiempos en que este paso alegórico figuró como el tercero de la nomina de la hermandad del gremio de los “ataoneros”, sin que esta sea la actual imagen que recibe culto en la capilla de San Andrés.

Esta –la de la foto- quizás fuese una de las numerosas imágenes secundarias que se realizaron en aquellos tiempos en la ciudad, se readaptase para la escenificación siendo la imagen de candelero para ser revestida. El paso sobre el que figura la alegoría “panadera” fue un paso que desechó la hermandad del Calvario en 1895 al desbaratar el misterio con el que procesionaba y que sería inmortalizado en la primera filmación cinematográfica de las procesiones de la Semana Santa de Sevilla por el equipo de filmación enviado a la capital Hispalense por los Hermanos Lumiere en 1898 con el Señor de las Penas de Triana presidiéndolo.

Una curiosa e interesante historia que como tantas otras aparecen en la ejemplar publicación del “Boletín de las Cofradías de Sevilla”, de la cual he tomado prestadas estas fotografías para invitar a todo aquel a leer y comprar esta gran publicación para el enriquecimiento de la cultura cofrade como lleva haciendo más de cincuenta años y en la cual y basándonos en esta entrada podrán encontrar toda la información más ampliada.

2 comentarios:

R. Ríos dijo...

Te comento. Los pasos alegóricos, muy comunes en el s. XVII y parte del s. XVIII, se fueron todos perdiendo precisamente porque dejaron de tener finalidad teológica. El pueblo ya no contemplaba lo que representaba, sino que se mofaban abiertamente de ellos (ahí está el caso del paso de San Isaías, al que apodaron el "santo" del poyetón, o las numerosas burlas que, aún hoy, recibe el paso de la Canina).

A mediados del s. XIX se establecen en Sevilla los Duques de Montpansier que van a ser los grandes impulsores de la recuperación de la Semana Santa de Sevilla, la cual quedó muy dañada tras la Invasión Francesa y las desamortizaciones de Mendizabal y Madoz.

Ellos no solo se apuntaron en varias cofradías o refundaron otras (como Montserrat) sino que dieron dinero a muchas para que pudiesen salir. En ese contexto se recuperan o estrenan algunos pasos alegóricos, como el mencionado de San Isaís, junto con otros como este de San Andrés.

Este paso, que tiene magníficamente documentado el profesor Roda Peña, que además fue Hermano Mayor de los Panaderos, no se incluye en el cortejo de la cofradía hasta 1897, dado que un año antes la Hermandad de los Panaderos se fusiona con la Hermandad Gremial de San Andrés de maestros alarifes (albañiles), la cual contaba con capilla y hospital propio, la actual Capilla de San Andrés.

Nada se sabe del autor o autores del mencionado misterio, porque nada pone en los libros de actas corporativos. Ni siquiera se descarta que la imagen fuese cedida para la ocasión por algún escultor (¿tal vez Gumersindo Giménez Astorga?) o convento.

Lo cierto es que no debió de cuajar en el seno de la cofradía, porque solo duró un par de años.

Es por ello que parece más bien una imposición del gremio de alarifes a la Hermandad de Penitencia que un capricho de ésta.

Un abrazo

JUAN PEDRO dijo...

pero curioso que salga esta "rara" creacion en semana santa y no pensaran en sacarlo en su festividad como paso de gloria.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...