Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

viernes, 12 de noviembre de 2010

UN CRUCIFIJO DE PALMA BURGOS EN BAILÉN.


Dentro del amplio catálogo del escultor-imaginero e incluso tallista malagueño Francisco Palma Burgos (1918-1985) o más bien de la obra que yo conozco –que supongo no es poca- nunca he encontrado enumeradas las obras que dejó su taller en mi pueblo, Bailén.

Este taller como es evidente se trataría del que abrió en la ciudad de Úbeda en la cual dejaría gran parte de su legado, siendo la ciudad que mejor valoración y memoria histórica posee del artista malacitano en la cual descansan sus restos mortales en una sepultura costeada por la hermandad de la Columna y amortajado con una túnica o habito de la hermandad de su portentoso Cristo de la Noche Oscura al igual que las imágenes de la primera.

El abrir taller en la ciudad renacentista no solo le trajo levantar de las cenizas la Semana Santa ubetense a la que incluso la definió con su estilo que “bebiera” del de su padre Francisco Palma García, si no que se consolidaría como el taller más productivo de arte religioso en la provincia con imágenes procesionales como la Soledad de Linares, el Perdón de Jaén, Expiración de Sabiote, Jesús Preso de Torredonjimeno o la Piedad de La Carolina –amén de sus múltiples trabajos para Úbeda- y algunos retablos como el realizado para la Parroquia de San Mateo (Baños de la Encina)y ciudades como Andújar, Arjona y el que nos ocupa en esta entrada, el retablo del Cristo de la Expiración de la parroquia de la Encarnación de Bailén.

En la nave del evangelio y tras la guerra civil se levantó una soberbia y sobria capilla a expensas de la familia Barreda en la misión que se encontraban tantas iglesias de nuestro país de reconstrucción del mucho material perdido.

No sabría decir el año exacto porque no he podido encontrar documentación que me lo acredite pero si un detalle que contiene la propia capilla como es el escudo de armas del Obispo Félix Romero Mengíbar, un fresco pintado seguramente por Palma Burgos en el lateral izquierdo, tapado actualmente por la antigua cruz procesional de Ntra. Sra. de la Piedad de la hermandad de la “Mulica” la cual recibe culto sobre la mesa del altar desde hace unos pocos años.



Escudo de Romero Mengíbar.
Entre los años 1954-1970 estuvo el prieguense ocupando el cargo diocesano antes de marchar a Valladolid donde pasaría a ser Arzobispo de aquella diócesis y en la ciudad donde descansan sus restos mortales. Así que es de suponer que en ese periodo se realizaría el retablo que nos ocupa más si cabe que en el año 1959 el artista malagueño realizaría una nueva cabeza para la imagen de San Juan Evangelista de la cofradía del mismo nombre que había realizado años antes el artista local Juan Francisco García “el tomatero” y que por “recomendación” del entonces párroco Francisco Caballé se acudiría al ya entonces reconocido artista. El conocimiento del párroco del trabajo de Palma Burgos seria el hilo conductor para que el artista malagueño realizase entre esos años el retablo y el imponente crucificado que lo preside, sin poder afirmar si primero fue el trabajo para el evangelista o el retablo aunque como detalle puedo aportar que mi padre –en 1959 contaba con 10 años- siendo monaguillo recuerda como Paco Palma y su hermano –seguramente José María Palma- montaban la obra que habían realizado en su productivo taller en Úbeda.

Realizado en madera recubierto por el típico estofado en pan de oro que utilizaba Palma y fondos verdes descansa el crucificado en una cruz de sección plana que a su vez descansa sobre un dosel o cruz con molduras en pan de oro y fondo de terciopelo verde que es sustentado por dos columnas rematadas por capiteles corintios y dos cartelas en la parte superior que no sabría decir que contienen.



En la última “restauración” del templo, el cual fue pintado en su interior en tonos blancos, esta capilla también recibiría una mano de pintura y se eliminaron dos altos faroles dorados que custodiaban la imagen del crucificado, además de las dos imágenes del Sagrado Corazón de Jesús y María –imágenes seriadas- que se encuentra ubicadas en la actualidad en la capilla de la Virgen de Zocueca y el Sagrario.

Altar posiblemente a comienzos de los años 70 del siglo pasado.
Vista anterior a la "mano" de pintura con el escudo de la ciudad y el Sagrado Corazón



La imagen del Cristo denominado de La Expiración se encontraba hasta entonces bastante deteriorada siendo restaurada por el bailenense Francisco Arias, sin que pueda afirmar las calidades de aquella intervención aunque la imagen a simple vista luce esplendorosa, más si cabe por la iluminación que desde entonces recibe esta capilla, siempre muy oscura y empolvada como la recuerdo en mi memoria.

El Cristo sigue fiel al estilo del maestro, con las extremidades arqueadas y la cabeza inclinada hacia arriba con la vista puesta en el cielo en el último suspiro de Cristo. Con un sudario blanco que recuerda en su sencillez y los pliegues a otros tantos del maestro con una también conseguida policromía –algo sangrienta- muy en la línea de las realizadas por el maestro.

Cristo del Perdon de Almeria.

Bajo mi punto de vista el Cristo que realizara entre 1983-1984 para Almería, el Cristo del Perdón “bebe” mucho de esta imagen en su morfología, estilo e iconografía.

Nunca ha pertenecido a ninguna hermandad ni ha procesionado que yo sepa aunque no estaría nada mal ver esta obra –sin lugar a dudas de las mejores de la ciudad- algún día procesionar por las calles de Bailén y si es sobre una cruz arbórea mejor. Podría usarse para un hipotético vía crucis que organizara la parroquia o incluso la agrupación de cofradías pero mientras tanto valga esta entrada para mostrar una obra prácticamente desconocida del afamado artista Francisco Palma Burgos para un pueblo en el que trabajó y que no aparece en ninguna de sus biografías, Bailén.

Fotos: Antonio Cobo Almazán.

3 comentarios:

Torredonjimeno Cofrade dijo...

Qué grande Palma Burgos y cuánta obra y buena dejó en Jaén, que aunque siempre se le da más importancia a su etapa malagueña, yo pienso que sus mejores obras las dejó en nuestra provincia.
No conocía la existencia de esta imagen en Bailén, así que anotado queda para una futura visita a tu ciudad.
Enhorabuena por el blog y sólo una pequeña corrección, Jesús Preso de Torredonjimeno fue realizado en Madrid, no en Úbeda, aunque sí el resto de las imágenes de Palma Burgos de mi ciudad.
Un saludo.

Anónimo dijo...

esos faroles a los que te refieres se encuentran en la Ermita de la Soledad

JUAN PEDRO dijo...

si? en que lugar que nunca los he visto alli.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...