Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

miércoles, 24 de noviembre de 2010

EL MISTERIO QUE TRAE "LA BUENA NUEVA"....EN LINARES.



Cuando en 1980 Llegan a Linares el fenómeno del costalero y  los pasos tendrían que adaptarse a estas maneras para poder ser portados –incluso restaurando las imágenes- , realizándose nuevas andas que en muchos casos hacían inviable el poder procesionar imágenes que fueron creadas con otras intenciones procesionales,  no con las nuevas formas que paulatinamente fueron borrando el estilo castellano patente entre la década de los cincuenta y setenta.


El Resucitado seria el ejemplo más destacable ya que por la altura del conjunto era inviable procesionarlo en un paso al estilo sevillano que como es lógico contaría con mayor altura. Para ello la hermandad se vio en la necesidad de transformar la escena original de Víctor de los Ríos para que pudiese procesionar en el paso que tallara el artista local Manuel Ramírez Guzmán –actualmente este paso procesiona en Pilas (Sevilla) portando al Cautivo- suprimiendo el sudario-mortaja de talla, readaptando la escena en la que el Cristo es sustentado por la espalda por un armazón de hierro que sería tapado nuevamente por una mortaja de tejido real rebajando la altura del Señor y colocando los ángeles sobre el simulacro de sepulcro con la piedra corrida. A este conjunto se le añadiría y no sé con qué sentido un olivo natural que nos recuerda el misterio que ya mostré de Gerena (Sevilla) y durante pocos años se le añadió una imagen que representaba a María Magdalena que en realidad se trataba de la anterior imagen de la Virgen de Jiménez Martos a la que por lo visto readapto Garduño al misterio para crear el pasaje del “Noli me tangere” (“no me toques”, palabras que Jesucristo dijo a María Magdalena después de la Resurrección) comenzando así el progresivo reajuste que sufriría el misterio original y en el cual se han ido mezclando diferentes pasajes en uno mismo a la vez.







Al final se eliminan las imágenes de la Magdalena y los angelitos originarios de Víctor de los Ríos inclusive el sepulcro y se readapta nuevamente el misterio esta vez y bajo mi apreciación teniendo por referencia al sevillano de Francisco Buiza. La escena del Cristo se coloca sobre un nuevo sepulcro a modo de panteón funeral –alejándose de los postulados palestinos como el anterior con forma de “mini-gruta”- sobre el cual se coloca una nueva imagen de un ángel anunciador de la Resurrección que inevitablemente recuerda mucho al misterio sevillano. La espectacular imagen del ángel es una de las primeras obras del cordobés Francisco Romero Zafra del cual muchos dicen que tiene el rostro “partido”, una cara parece mujer y la otra hombre quizás en una posible recreación plástica de la afirmación de algunos estudiosos que hablan que los ángeles son seres andróginos, sin sexo. Posteriormente se realizaría un nuevo “panteón” en los Talleres santa Águeda de Córdoba con molduras doradas y imitaciones de mármol.







El Domingo de Resurrección del año 2007 se comenzaría un nuevo cambio de imagen a todo el conjunto procesional con la sustitución del inacabado paso de Ramírez Guzmán por el comienzo de uno nuevo de mayores dimensiones tallado en estilo “Churrigueresco” o “Rococó” por el tallista nacido en Linares Felipe Martínez Oliver, aunque formado en Sevilla –en la cual esta su taller- en los prestigiosos talleres de Pineda. El paso se estrenó en la fase de carpintería del canasto y los candelabros estando aun en proceso de talla por fases contando con la imaginería de Manuel Luque Bonillo de los ángeles turiferarios –aun sin policromar- de las esquinas de este conjunto que ira terminado en pan de oro. Este paso igualmente se creó para poder albergar el nuevo misterio ideado por la hermandad en el cual desde el año anterior ya figuraba un soldado romano en una posición de espanto al encontrarse al Resucitado que sería completado con otro en un nueva mezcla de pasajes evangélicos donde queda representada la guardia que custodiaba el sepulcro ante los temores del pretorio a que robaran el cuerpo de Jesús y se proclamara una falsa de la promesa de la Resurrección al tercer día.







Estas imágenes fueron realizadas por el imaginero de Alcaudete (Jaén) con taller en Sevilla Guillermo Martínez Salazar  consiguiendo unas expresivas imágenes que quizás y al estar erguidas y lucir los “macarenos” penachos de plumas de avestruz restan un poco de visión general a la escena principal.




Gratos recuerdos los que me trae este paso cuando hace años era acompañado por la Agrupación Musical de la Redención de Córdoba, cuando hacia su entrada en carrera oficial desde la calle La Virgen y en la revirá sonaba la marcha “Oración” de Mena Hervás. Años después la Agrupación Musical de Ntro. Padre Jesús de la Pasión de la ciudad es la que le pone los sones al caminar de la ”Buena Nueva” por la vieja Cástulo, habiéndole dedicado marchas como “Resurrección” de Antonio Velasco, “Reina del Amor” de Víctor Ramírez y sobre todo “Triunfo de tu Santa Cruz” de Nicolás Barbero que se convertiría en la marcha santo y seña para muchos de sus seguidores, sobre todo por el solo de corneta que en tiempos del “Wily” levantaba el asombro allá por donde sonaba.




Por los problemas estructurales que sufría el Cristo en su sujeción me comentaban algunos de sus costaleros amigos míos,  que no podía el paso andar con cambios por lo que lo hacía siempre de frente aunque en los últimos años ha comenzado a andar de esta forma tan “trianera” en esta nueva corriente en la que prácticamente todos los Cristos de Linares andan así, aunque yo creo que las dimensiones que está tomando el misterio unido a la gran agrupación musical que llevan podría ir encaminado y tomando una referencia de “La Cuna” –como llamaría el amigo Agustín a Sevilla- en el misterio de la Hermandad de la Paz del barrio del Porvenir.






Gran Hermandad y Cofradía esta que cada Domingo de Resurrección llena la mañana de nazarenos blancos para el alegre y triste epilogo de la Semana Santa en Linares cuando su Cristo luzca “mejor cara” tras la restauración que le ha realizado el cordobés Manuel Luque Bonillo, un artista formado en la famosa Escuela de Artes y Oficios “Mateo Inurria” de la que están saliendo bastantes talentos y que recibiera enseñanzas posteriormente de los maestros Romero Zafra y Antonio Bernal, teniendo obras repartidas por toda la geografía española habiendo expuesto su obra en Sevilla o Málaga y del que quizás en un futuro tenga que dar buenas noticias en estas páginas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...