Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

lunes, 16 de agosto de 2010

LA SOLEDAD QUE NACIÓ PARA HINIESTA....


La dolorosa que abre la entrada es la Virgen de la Soledad de Málaga, imagen titular de la hermandad del Santo Sepulcro. Como es lógico la Virgen procesiona cada Viernes Santo tras el fúnebre cortejo de su hijo muerto sobre una fría losa en un trono -de Seco Velasco- bastante curioso al portar un palio de malla, algo poco frecuente en las corporaciones de esta índole pero esta entrada no tiene que ver nada con eso si no con el devenir histórico de esta talla.


Esta dolorosa no fue realizada con este fin por el malagueño José Merino Román en 1932. En este mimo año, el 8 de abril fue quemada intencionadamente -en la recién inaugurada II república- la iglesia sevillana de San Julián donde perecieron entre otras cosas los titulares de la hermandad de la Hiniesta, el Cristo de la Buena Muerte – una obra del siglo XVII atribuida popularmente a Felipe de Ribas- y la portentosa dolorosa de la Hiniesta que debido a su altísima calidad era atribuida al considerado como el mejor imaginero de todos los tiempos, Juan Martínez Montañés.




Como ya se sabe Castillo Lastrucci realizaría una nueva imagen que años después seria nuevamente destruida y ya tras la guerra realizaría la actual imagen que se pasea con gracia y sabor cada Domingo de Ramos bajo su palio de azul y plata por su ciudad. Pero no seria esta la única opción que manejara la hermandad entonces, realizándose tres imágenes más por imagineros diferentes para sustituir la gran perdida del 32.
Una de ellas la realizaría un “artistazo” que siempre es reconocido por su labor orfebre, Cayetano González en la cual fue un genio pero no se quedaba atrás su labor como diseñador y sus pocas muestras imagineras como el misterio de Ntro. Padre Jesús del Silencio en el desprecio de Herodes de la hermandad de La Amargura, las también imágenes secundarias del misterio de los Panaderos -sustituidas poco después por el actual misterio de Lastrucci- o su labor polícroma en la copia del Cachorro - obra de Eduardo Muñoz Martínez en la labor escultórica- que se encuentra en el panteón familiar de su tío y colaborador, el arquitecto Aníbal González en el cementerio de San Fernando.
Esta es la única fotografía que existe sobre aquella dolorosa, sin que aya una que la muestre frontalmente y sin que se tenga constancia de su paradero.

Otra de la imágenes que se realizaron es esta, obra del sevillano Antonio Bidón Villar más inspirada en la imagen primitiva y que en la actualidad se encuentra en la población onubense de Cartaya como “Ntra. Sra. de los Dolores”, siendo titular de la hermandad del Nazareno que adquiriría la hermandad por 400 pesetas ya que el imaginero la seguía manteniendo en su taller. A su vez también realizaría la nueva imagen del Cristo que se perdió en la guerra civil igualmente.




La siguiente fotografía pertenece a la imagen que aceptaría la hermandad, la realizada por Lastrucci inspirándose en la primitiva y dotándola de su sello personal. Seria nuevamente destruida en 1936 y tras la guerra el imaginero con taller en la calle San Vicente realizaría la actual siguiendo la linea estética de esta.

Y para terminar la imagen protagonista de esta entrada, la talla que realizaría el artista malagueño José Merino Román que se encontraba afincado en Sevilla desde 1893. El autor del paso del Cristo de Burgos realizó una imagen que recordaba en poco a la desaparecida motivo por el que no fue aceptada la imagen pero no acabaría aquí el periplo de esta imagen en Sevilla ya que en 1935 procesionó en la Madrugá como la titular de la hermandad de los Gitanos, la Virgen de las Angustias -por entonces no coronada- siendo incluso bendecida por el cardenal Illundain para sustituir a la también destruida antigua imagen de la corporación gitana pero al año siguiente de aquel echo sin que tenga constancia el motivo del cambio que no fuera la destrucción de la que era una portentosa obra atribuida a Montes de Oca.



Por todo estos acontecimientos en 1938 la hermandad malagueña adquiere esta imagen conservándola hasta nuestros días con evidentes muestras de que la imagen ha sufrido remodelaciones desde su concepción original de esta imagen que nació para Hiniesta, la hicieron Gitana y se quedó en Málaga para ser la Soledad del palio de malla.

3 comentarios:

R. Ríos dijo...

Te aclaro. En 1935 la Hermandad de los Gitanos sustituye la imagen de la Virgen de las Angustias por la nueva Dolorosa realizada por el escultor José Merino San Román, pero sólo saldría en la Estación de Penitencia de ese año, ya que en 1936 en la procesión figura de nuevo la imagen primitiva de Montes de Oca (que, a la postre, es la que resultaría destruida en el incendio intencionado de San Román).

En cuanto a Cayetano González, aunque nadie duda de su maestría como artista, hoy se pone en entredicho su labor como escultor. Se piensa que él solo diseñaba los misterios que luego tallaban algunos escultores/colaboradores del taller, como Manuel Escamilla.

Incluso como orfebre lo que más hacía era dibujar, mientras que otros oficiales reputados como Andrés Contreras o Manuel Domínguez repujaban las planchas.

En el Boletín de las Cofradías salió un interesante artículo-reportaje sobre las imágenes que barajó la Hiniesta para sustituir a su Virgen.

Espero haberte aclarado algunas cosas. Un abrazo

Anónimo dijo...

Me gustaria saber el número del boletín en el que aparece el reportaje comentado sobre las posibles imagenes entre las que la Hermandad de la Hiniesta eligió. Gracias.

JUAN PEDRO dijo...

en el numero 609, del mes de noviembre de 2009

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...