Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

jueves, 17 de junio de 2010

AL ZAPATERO QUE CON ARTE Y COMPÁS CAMINA SENTADO ORANDO EN EL MONTE CALVARIO.

Uno de los paso de misterio más singulares y diferentes en Sevilla es sin lugar a discusión el que procesiona la hermandad de la Estrella cada Domingo de Ramos desde la arteria principal de Triana, la calle San Jacinto.

Lo preside y nunca mejor dicho una impresionante imagen del Señor con la advocación de Las Penas siempre acompañado de ese inseparable apellido.... de Triana.
Una iconografía bastante curiosa de Jesús en el Monte Calvario, tras llegar cargando la Cruz y ser despojado se sienta sobre una peña a la espera de su crucifixión con las manos entrelazadas y la mirada clavada en el cielo, perdiéndose en la mirada de su Padre Eterno. Una iconografía creada por la piedad popular al no encontrase referencia evangélica alguna, más común en su representación de Cristos con la cabeza apoyada en la mano, pensativos que comúnmente se les denomina de la Humildad y Paciencia.
La imagen es obra -y podemos atestiguarlo desde 1996 al encontrase en su interior un pergamino en su restauración en el IAPH- del flamenco Joseph Aerts más conocido como José de Arce en el año del Señor de 1655, imaginero nacido en Flandes -seguramente en Brujas- y afincando entonces en Sevilla.

Un Cristo que procesionó durante muchas décadas solo en su paso -aunque a veces lo hizo con sayones que pertenecieron al paso de la Humildad y Paciencia de la hermandad de la Cena- hasta que en 1952 una vez más el taller de Castillo Lastrucci dejase un nuevo misterio para la Semana Santa Sevillana. El Cristo preside la delantera del paso sobre un monte de flor y tras Él dos sayones preparan la crucifixión ante la atenta mirada de un centurión romano. A los pies del Señor se encuentran una túnica de la que ha sido despojado y un cáliz en recuerdo del vinagre que le daban de beber a los reos.
El misterio ha sido noticia en los últimos años al haberse llevado dos veces a cabildo la sustitución del mismo por uno del imaginero trianero José Antonio Navarro Arteaga –autor del vía crucis de la capilla- aunque este año se han restaurado las actuales imágenes. Quizás esa posible ampliación del paso que proyecta la hermandad vuelva a sacar este asunto a la primera plana en el cual según me contaron el imaginero cordobés Francisco Romero Zafra también fue tanteado habiendo sido este su primer trabajo para la Semana Santa de Sevilla.

Todo ello se pasea sobre uno de los mejores pasos que se pasean por Andalucía que vino a sustituir al anterior obra de José García Roldán, de un estilo similar a pasos como el del misterio de la hermandad de San Esteban o La Mortaja y que hoy en día procesiona en Jerez de los Caballeros (Badajoz) en la hermandad de la “Burriquita”. Así desde 1980 camina por Triana y Sevilla en unas magnificas andas realizadas por el recientemente fallecido a principio de año Antonio Martín Fernández con la imaginería de las andas salida de la mano de Luis Ortega Bru.
Toda esta mole de arte se pasea por otro gran arte bajo sus trabajaderas, el primer video que vi sobre la Semana Santa de Sevilla fue la salida de esta hermandad y al siguiente año en aquella colección de “La Campana, paso a paso”, al compás de la marcha “Pasa la Estrella” me mostraba lo que era un” izquierdo” o un “costero a costero” por primera vez en mi vida. Tengo grabada en la memoria las palabras del comentarista “señores Triana no es un barrio es otro mundo” y que razón tenia ya que por esto en aquel entonces me enamoró esta imagen, su paso y su andar. Era un niño de doce años que su mayor divertimento era jugar a la Semana Santa y como hijo de buen alfarero realizaba para ello con barro mis Cristos, Vírgenes y Santos.... claro las de la Semana Santa de mi pueblo. Pero este misterio seria el primero que aria -claro esta con la destreza de un niño- de fuera, incluso el primero que llegué a “policromar” a colores y sobre una tablita como paso convertía el cuarto de pila de mi casa en Triana y el patio en Sevilla.


Con los años y sobre todo a la charlas con mi capataz David Parra o mi hermano mayor Eugenio Muñoz -admiradores del andar de su cuadrilla y en si del estilo y gusto de la hermandad- he llegado a comprender y saborear el estilo de andar de su cuadrilla. Unos hombres comandados por Manuel Vizcaya -hijo del mítico Juan Vizcaya, inventor dicen de eso del izquierdo por delante en San Gonzalo- que pasean las Penas de Dios cada Domingo de Ramos con uno de
esos tres estilos únicos que marcan el punto de inflexión en el aprendizaje de esta cultura costalera de andar con cambios, el del Soberano Poder de San Gonzalo, Tres Caídas de la Esperanza de Triana y este. Y desde hace ya unos cuantos años acompasados del tronar de cornetas de la banda de la Presentación al Pueblo de Dos Hermanas (Sevilla) que han creado un tandem y una conjunción archiconocida y seguida en Sevilla y en muchos lugares del mundo.
No me atrevo mucho a hablar de costaleros, de echo solo tengo una experiencia en mi vida pero he de decir que su estilo es elegante, con un gran dominio de la técnica y aunque creo que la cuadrilla más perfecta en estos menesteres es la del barrio León he de admitir que me gusta esa idea que no abandonan de su estilo de no sobrecargar las chicotas de cambios, midiendo siempre las marchas a la hora de meter “izquierdos” o los “costero a costero”, normalmente en las partes pianas o melódicas de las marchas que es donde más suele encajar este tipo de cambio.
En fin mejor ver videos de esta pasada estación de penitencia de 2010 y comprobarlo con esa perfecta simbiosis con la banda en muchos de sus puntos a destacar de la tarde noche del primer día de la Semana Santa.
En la salida ya nos muestran su carta de presentación con dos “izquierdos” al compás de la Marcha Real para comenzar su camino “Trianeando” en busca de Sevilla con la marcha “La Valiente” y la nueva “En Triana” que se que le gusta mucho a mi amigo Martín.



Luego esta magnifica chicotá con “revirón” ya en el centro de Sevilla -calle Rioja - Velázquez-, cerca de la Campana con las marchas “Triana te Corona”, “Pilatos a Jesús” y una casi perfecta revirá, sin cambios como a mi gustan solo sobre los pies con la marcha “El Refugio de una Madre” donde al final, ya encarando el paso la nueva calle regala un “izquierdo” para despedirse comiéndose la calle espectacularmente.



Al llegar a su entrada en carrera oficial a la Campana y tal como dijo una vez su capataz, a Sevilla se le cae literalmente la baba y la Presentación no le es menos con las marchas “Al Gitano de la Cava” y “A la Triana Costalera”,dos marchas de las más populares de la banda y que con ellas han “alistado”muchísimos “fans” tras ellos. Para revirar y entrar en Sierpes una nueva marcha que particularmente también me gusta mucho -pienso que el próximo disco que graben sera un “pelotazo”- llamada “Aire para mis Penas” donde la cuadrilla al final de la misma se come la Campana con una increíble zancada que me retrotrae a aquella que con mi cuadrilla dimos igualmente al salir de carrera oficial pero claro en Linares.




Tras salir de la Catedral y con ese lema de las hermandades del barrio al grito de: ¡vámonos pa´Triana! Busca el Postigo del Aceite con esa marcha que creara un genio de las agrupaciones musicales Antonio Velasco dedicada a su popular denominación “Penas de Triana”, marchas de las denominadas de “solo largo” que en una época hiciera famosa el genial solista Varela, ya retirado que yo sepa.



Tras esto vendría el saludo al Baratillo que ya mostré en mi entrada resumen de la Semana Santa, así que saltaré por el puente de Triana para plantarme en la repleta y a oscuras calle San Jacinto para la recogía, con la marcha “El Refugio de una Madre” pero esta vez de frente y con ese estilo que viene a definir esta cuadrilla de que los cambios en su justa medida también es elegancia y seriedad para llegar a las puertas de su capilla con los sones nuevamente de “En Triana” en la revirá para adentrarse en la capilla donde todos los días del año espera a su fieles con otro gran clásico de la banda “Amor, Corneta y Costal” y una vez más “La Valiente” para dejar un año más su huella imborrable en la ciudad que tal como dice su capataz cumple años cada Domingo de Ramos al compás flamenco del que llaman EL ZAPATERO DE TRIANA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...