Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

lunes, 18 de enero de 2010

DEL PESEBRE A LA CALLE DEL PALIO...


Corría el año 1980 cuando gracias a la aportación y asesoramiento del sevillano Antonio Garduño Navas la hermandad del Prendimiento de Linares comenzó a experimentar grandes cambios en su forma de concebir el modelo de hermandad y cofradía. Como ya indiqué en una entrada anterior el vistió, asesoró y ayudó a transformar por completo a esta hermandad y en definitiva la Semana Santa linarense.
Aunque entonces había mucha ilusión, el dinero como siempre no sobraba y tanto el Cristo como María Stma. Del Rosario procesionaron sobre pasos muy sencillos realizados a partir de la imaginación de Garduño. Entre todas las partes que componen la "maravilla andante" que es un Paso Palio, hay un lugar donde la carga simbólica es de las más patentes. La evolución de los Pasos de Palio sevillanos han dado de si la colocación de la candelería de tal forman que se agrupan en dos grupos dejando un hueco en el centro para la mejor contemplación de la imagen de la dolorosa. Este hueco existente entre la imagen hasta el frontal del respiradero se le suele llamar “La calle de la candelería o del palio”.
Justamente en la parte frontal las hermandades suelen colocar cualquier elemento como imágenes que tenga algo que ver con la hermandad, relicarios con huesos, trozos de túnica o alguna reliquia de Santos normalmente ligados a la hermandad, Lignum Crucis,etc... Como ejemplo esta foto de la replica de la Esperanza de Triana que la misma hermandad regaló a la hermandad del Carmen Doloroso para la primera estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral de Sevilla de su dolorosa el año pasado.

Con todo esto y ante la necesidad de la hermandad del Prendimiento, a D. Antonio Garduño se le ocurrió poner en este lugar y de forma provisional una imagen del Niño Jesús que eran lo que tenían más a mano. Una imagen a la que se les suele llamar “Niños Montañesinos” ya que al “Dios de la Madera”(Juan Martínez Montañés) tuvo una gran producción en esta curiosa representación del Niño Dios.
Gracias a la aportación del Historiador del Arte, hermano y costalero de esta corporación, Agustín López Marjalizo en el boletín de la hermandad (otra innovación y aportación de esta hermandad en su ciudad) podemos conocer muchos de los datos de esta curiosa historia.
Hasta la fecha no se conocía otra muestra de la relación de este tipo de imágenes en este lugar tan señalado en los pasos de Palio y se puede considerar como una aportación propia y nueva de esta hermandad a la configuración de los pasos de Palio. Por esta razón se ha continuado manteniendo esta “tradición” de colocar al Niño Dios en"la calle de la candelería", tradición tan personal de la hermandad del Prendimiento que han continuado en Linares hermandades como la de la Oración en el Huerto para su paso de Palio presidido por la Stma. Virgen de Gracia, la hermandad de los Estudiantes para el paso Palio de la Virgen de la Consolación y hasta hace pocos años la hermandad de la Borriquilla para su titular, la Virgen de la Alegría.

Procesionó aquel primer Niño Jesús hasta el año 1994 cuando fue sustituido por el actual, una obra anónima que adquirió la hermandad en un anticuario de Madrid tras la información de su existencia por un hermano de la cofradía, D. Javier Cabo. El Niño se presenta de pie, con los brazos extendidos portando un Rosario y con su “cabezita” ligeramente elevada con los ojos clavados en el Cielo. Luce la pequeña imagen una túnica bordada en oro y unas potencias en miniatura que son replica de las que porta el “Soberano de Linares”, Ntro. Padre Jesús del Prendimiento.
El resto de imágenes que procesionan o lo han echo en las hermandades anteriormente mencionadas desconozco quienes son su autor pero seguramente algunos de ellos sean de fabricación industrial, ya que es muy común encontrar simulacros exactamente iguales en multitud de negocios de artículos religiosos.
La iconografía del Niño Jesús esta muy vinculada al mundo de la cofradías, incluso siendo titulares de hermandades de penitencia como el Dulce Nombre de Marchena o el Niño Perdido de Estepa. También muy vinculado a la celebración de la Pascua de Resurrección como el “Niño de las Uvas” en Mengíbar (Jaén).
Incluso la hermandad de la Quinta Angustia de Sevilla procesionó en el pasado un paso Alegórico donde lo presidia el Niño Jesús desde lo alto de una colina bendiciendo los atributos de la Pasión bajo un Manzano natural, Aparecían la imágenes de San Juan Bautista, corderos embalsamados que movían sus cabezas y figuras de Ángeles Pasionistas que portaban los atributos de dicha Pasión.
Según las descripciones que se hicieron en la época de este paso del Dulce Nombre de Jesús, representa “la aceptación del sacrificio de la cruz” mientras que el “Divino Niño bendice los atributos de la Pasión. Delante, el Santo Precursor anunciando a las generaciones representadas por párvulos, la misión augusta del verbo. Los corderos son símbolos del rebaño de Cristo y acuden a beber las cristianas aguas que descienden de la cumbre. En segundo termino el árbol alegórico del Paraíso, con una serpiente ya exánime por la aparición de Jesús. Una montaña llena de flores y plantas aromáticas”. Este Niño es una obra de Jerónimo Hernández de la Estrada en 1582 y el resto de imágenes las ejecuto Vicente Hernández y Chinchillida. En la actualidad el Niño procesiona en la Procesión Eucarística de la Hermandad Sacramental de Santa María Magdalena por las calles de la feligresía.



Volviendo al tema, hay que mencionar que la Semana Santa de Linares ha sido en muchas ocasiones fuente de inspiración, quizás por su cercanía, de la Semana Santa de Bailén. Desde el vestir a las bandas de nazareno, el asesoramiento para la formación de las actuales agrupaciones musicales o la incursión fallida del costal en los pasos bailenenses. Hasta hace pocas fechas también se ha incluido esta curiosa tradición creada en el seno de la hermandad del
Prendimiento de poner al Niño Jesús en "la calle de la candelería". De los cuatro pasos de Palio que procesionan en Bailén, dos han sido los que han incorporado esta “decoración” a la calle de sus palios; la hermandad de la Santa Vera Cruz fue la primera para su titular la Virgen de los Siete Cuchillos (advocación alusiva a los Siete Dolores de María) con una imagen como dije anteriormente que provenga del cualquier comercio de artículos religiosos ya que es exacta a la que procesiona la Virgen de Gracia de Linares. La otra hermandad es la de San Juan Evangelista que curiosamente ha confundido los términos. Hasta hace poco sus titulares procesionaban en un mismo paso o trono hasta que se ha acometido la realización del nuevo paso para María Stma. De la Amargura. Así han puesto la imagen del Niño a los pies del Señor de la Sentencia o a los de San Juan Evangelista confundiendo los términos y la simbología de esta parte del paso palio dentro de la configuración y simbología en los pasos procesionales. Así un elemento creado para un paso de Palio poco puede conjugar con lo que denominaríamos como Paso de Cristo o Misterio. La imagen de este Niño presenta la singularidad de ir sentado sobre una nube en lugar de ir erguido, muy próximo a la iconográfica del Niño "Divino Pastor".


El Palio de la hermandad del Nazareno, que cobija a María Stma. Del Mayor Dolor y Consuelo lleva una replica de orfebrería (talleres Orovio de la Torre) de un Cristo cargando con la cruz sobre el hombro, principal exponente devocional de la hermandad y el paso palio de la hermandad de la Virgen de los Dolores no lleva nada, aprovechando estas palabras para lanzar la idea de una reproducción de San Nicasio ya que la ermita donde reside actualmente la hermandad, en tiempos pasados se llamaba así y donde supuestamente se le rendiría culto a este Santo, incluso estando hoy muy próxima a la ermita la calle dedicada a San Nicasio.

Así la calle del Palio puede ser un lugar que nos sirve para diferentes cometidos como congraciarnos con otra advocación apreciada por la hermandad, reafirmar el nombre de la titular del palio o como el curioso caso que tratamos donde el Hijo acompaña a su Madre por las calles de su ciudad y que gracias a la hermandad del Prendimiento de Linares otras hermandades y ciudades hacen suya también.

Fotos: www.galeon.com/juliodominguez/2006/pdnj.html , Lucas Contreras y Felipe Caparros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...