Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

sábado, 2 de enero de 2010

ANTONIO MARTÍN FERNÁNDEZ...GUBIAS ETERNAS.


El recién estrenado 2010 nos deja la primera gran perdida cofrade. Para todo aquel amante del Arte de la Gubia hoy es un día triste e histórico. Ayer día 1 de enero fallecía el tallista sevillano Antonio Martín Fernández en el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla.
Sin lugar a dudas este tallista junto a Manuel Guzmán Bejarano revolucionaron el concepto de talla sobre pasos procesionales elevando la mejora estética de estos hasta cotas insuperables, creando a día de hoy una gran escuela continuada por multitud de talleres.
Tanto el como Bejarano han sido siempre los “rivales” en los corrillos cofrades, donde se discutía cual de los dos era el mejor o cual estilo gustaba mas. La verdad es que entre los dos hicieron la mitad de los pasos en Sevilla y en toda Andalucía.

De Antonio Martín decían que nunca quería repetirse, nunca quería hacer un paso igual ni similar. Tremendamente escrupuloso y cumplidor en sus encargas, indagaba cada trabajo hasta la extenuación inspirándose en los grandes Maestros de Barroco Andaluz. Siempre quería crear y ahí nos deja su gran legado.Pasos como el del Cautivo de Santa Genoveva,la Presentación al pueblo y la Sangre de San Benito, el del Cristo de las Penas (Estrella), el Señor de la Salud (Gitanos), Cigarreras o incluso los respiraderos del palio de la Lanzada todo ello en Sevilla, entre otros.








Teniendo en Andalucía pasos como el de la Sentencia (Jerez de la Frontera), la Merced (Córdoba), Agonía (Málaga), el Huerto (Granada), Vera Cruz (Cádiz) y ciudades como San Fernando, Écija, etc... y sobre todo pasará a la historia por ser el autor de portentoso retablo de Ntra. Sra. del Rocío en el Santuario de Almonte.







D. Antonio Martín nació en 1927 en la calle Lumbreras de Sevilla. Estudió en la Escuela de Artes y Oficios y tuvo como profesores a Cantalero y a Santiago Martínez, entre otros, es discípulo de Luis Jiménez Espinosa, con el que empezó a trabajar en la talla en su taller de la calle Pizarro, hace aproximadamente cuarenta años.



El primer taller que tuvo fue en la Plaza del Sacrificio y posteriormente en las calles Mallol, Inocente y por último el actual en la calle Castellar, es hermano de las cofradías sevillanas de la Estrella y San Benito.Su producción se eleva a más de cuarenta andas procesionales, retablos, cruces, mesas de altar y muebles entre otros.


También se dejo grandes proyectos que al final no pudo realizar como un portentoso paso para el Santísimo Cristo de la Expiración , el Cachorro de Triana.
El entierro ha tenido lugar a la una del medio día en el Tanatorio de la SE-30 en Sevilla.
Foto de Antonio Martin del blog Cruz de Guia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...