Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

miércoles, 30 de diciembre de 2009

CUANDO EL SOBERANO PASÓ POR CAMPANA...


No! no voy a hablar ni de San Gonzalo ni de los Panaderos si no del Soberano de Linares. Y diréis ¿que tiene que ver el Soberano con La Campana de Sevilla? No estoy loco ni borracho, tampoco voy a contaros una historia rara de si el Señor del Prendimiento de Linares es de procedencia de alguna Hermandad Sevillana. Pero lo que si es cierto es que el Soberano hizo, aunque solo una vez la Carrera Oficial de Sevilla.
La historia es muy simple, anoche hojeando varios boletines de mi Hermandad del Prendimiento de Linares volví a leer un curioso articulo que hablaba sobre la figura del genio sevillano Antonio Garduño Navas(D.E.P).
Garduño fue un cofrade de Triana que dominaba el arte del diseño cofrade y el de vestidor en grandes niveles. Es así que ha diseñado entre otros el Palio de la Estrella de Fernández y Enríquez o el manto de la Virgen de Gracia y Esperanza de la Hermandad de San Roque. También fue vestidor de la Estrella o la Esperanza Macarena en la que hoy sigue desempeñando la misma función su hermano Pepe Garduño. Es además padre de los capataces de la Hermandad de San Gonzalo.

Antonio Garduño en la década de los ochenta fue requerido (algo no usual en aquella época, mas común hoy en día) por la Hermandad del Prendimiento de Linares para vestir a su dolorosa, María Stma. del Rosario en sus Misterios Dolorosos. Tras varios intentos y tras recibir una curiosa carta que la Virgen le “envió” a los Reyes Magos pidiéndole que Garduño la vistiera, accedió y llego a Linares para con su sabiduría y consejos revolucionar a una Hermandad y en si a una Semana Santa anquilosada en el pasado, con el estilo humilde y sobrio que ha caracterizado la Semana Santa en esta provincia.
Dentro de la humildad de la Cofradía el les ayudó a montar un Paso de Palio, donde la Candelería eran simples tubos, la Peana un Cajón, las Jarras más tubitos y un niño Jesús para la entrecalle de la Candelería. Les indicó el camino para mejorar el Culto a las imágenes creando los Besamanos o Besapiés.Como no; les vistió a la Virgen ...un verdadero lujo en aquella época e incluso en la actual , les diseñó sus futuras insignias,túnicas y Escudo, les inculcó la sabia del costal siendo la primera cuadrilla de toda la provincia que cargaba pasos a la usanza de los viejos cargadores del puerto sevillano y sobre todo se empeñó en enseñarles la grandeza de la vida de Hermandad y el verdadero significado de esta palabra.


Como dije anteriormente, Garduño destacó con los pinceles y los alfileres pero también esta Hermandad junto a la de la Resurrección de Linares tienen la singularidad de tener trabajos suyos como Restaurador.
Intervino a las dolorosas del Rosario y Amor Hermoso, además de una profunda Restauración sobre la imagen del Señor del Prendimiento donde sustituyó el cuerpo por uno nuevo completamente anatomizado, retocando la mascarilla de la imagen dotándola de más vida y le sustituyo el pelo natural por una melena de cabellos ondulados en pasta de madera, inclusive una nueva policromía. En estos trabajos quizás intervinieran los artistas Manuel Guzmán Bejarano (que seria el autor de su Paso) o Luis Ortega Bru, ya que estos dos grandes artistas de la talla y la escultura eran íntimos amigos de Garduño. Aunque la realidad es que este echo es una simple hipótesis.


Pues bien, con todo esto vamos al asunto en cuestión ya que según palabras del mismo Antonio Garduño, esta curiosa historia ocurrió por aquellas fechas:
“Cuando me llevé la cabeza del Señor para restaurarla la metí en una caja y me monté con ella en el tren, quise pagar dos billetes pero en vez de eso me trasladaron a un sitio mejor y me dijeron que el Señor no pagaba el tren y que su acompañante tampoco. Llegué a Sevilla y nada más bajar del tren me dije, Éste pasa carrera, y hallá que me fui a La Campana, calle Sierpes, Plaza de San Francisco, Avenida de la Constitución y Catedral,¡iba a ser menos Éste que ninguno!”.


Así el Señor del Prendimiento, el Soberano de Linares además de reinar cada Jueves Santo en su tierra, por una vez pasó por la Campana de Sevilla, aunque fuera en una humilde cajeta pero con un costalero de lujo, D. Antonio Garduño Navas.
Fotos: Felipe Caparros y Salva'09

3 comentarios:

Gitano-del-Rosario dijo...

Gracias por hacerme más conocedor de la Gran Historia de nuestra Hermandad.

Un abrazo, artista!!!

Jaime Galán dijo...

Como toda gran hermandad, tiene sus grandes historias

Ernestito dijo...

Se ha dedicado una entrada en una tertulia cofrade de sevilla sobre esta historia, sin duda se lo harems llegar a amigos nuestros de san gonzalo.

Un abrazo

tertuliacofradeelolivo.blogspot.com

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...